Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Seth Fortuyn escriba una noticia?

Crítica de "Cleaner", lo nuevo de Samuel L. Jackson

12/06/2009 17:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Renny Harlin estrena con retraso "Cleaner", un thriller policiaco competente donde todo el mundo oculta algo

Poster en español "Cleaner"Habituados a la escena del crimen post "CSI", donde los flashes de los coches patrulla siluetean a los forenses en cortes rápidos de su trabajo, y donde las frases lapidarias terminan de enterrar al muerto, sorprende que Renny Harlin apueste por el nervio en lugar de la epilepsia. Por eso, cuando Samuel L. Jackson, en su papel de Tom Cutler, entra a limpiar un asesinato en la mansión del matrimonio Norcut, es un placer encontrar un montaje más calmado y una cámara que, sin dejar de moverse de un lado a otro, abandona el frenetismo. El resultado, extensible a toda la película, es un thriller increíblemente dinámico donde no se repite ni un sólo plano y cada uno enlaza con el siguiente de forma impecable.

La historia cuenta con un punto de partida en común con "Tú asesina, que nosotros limpiamos la sangre", el de los limpiadores de escenarios de muertes. El propio Cutler, al inicio de la película, explica que su negocio consiste en "permitir que los vivos pasen página", mantra que no puede decirse que se aplique a sí mismo ni los que le rodean. En "Cleaner" los personajes principales son personas con secretos a sus espaldas que no pueden olvidar del todo: Cutler perdió a su mujer, y pareció involucrarse en algo con su amigo Eddie Lorenzo (Ed Harris) que le hizo desear un cambio de aires, convirtiéndose en limpiador; ahora Cutler esconde que limpió el escenario de un crimen no declarado, borrando toda prueba del delito; Rose Cutler (Keke Palmer) intenta sonsacar a su padre lo sucedido con su madre; Ann Norcut (Eva Mendes) pretende averiguar quién acabó con su marido y por qué ese alguien llamó a Cutler, aunque todo apunte a una trama de policías corruptos. Lamentablemente el guión de Matthew Aldrich flojea según avanza la película, y en seguida se le ven las cartas: si bien el espectador puede no saber del todo qué sucederá a continuación, sabe que lo que le están contando en ese mismo momento es una verdad a medias. Los giros de guión pasan entonces de ser sorpresivos a un mero trámite para llegar a un final amargo pero ligeramente absurdo.

Harlin saca oro del guión, y viste de tensión una trama que en realidad no es para tanto

Harlin saca oro del guión, y la cámara enfoca y desenfoca, se mueve a lo largo de los personajes y viste de tensión una trama que en realidad no es para tanto. Si os contara todo lo que sucede en la película más de uno pensaría que es una mediocridad, pero Harlin mantiene una puesta en escena vibrante que engancha y eleva el resultado. "Cleaner" pasa de ser un thriller del montón a ser un filme notable y crepuscular, casi corrosivo en algunas de sus revelaciones, donde la doble moral de sus personajes no deja lugar a un final feliz.

En definitiva, "Cleaner" es una entretenidísima película que deja a un lado la solemnidad acartonada y el desenfreno con que la televisión ha contaminado el thriller policiaco, y que no pretende ser más que una buena excusa para entrar en el cine a pasar el rato.

Habituados a la escena del crimen post "CSI", sorprende que Renny Harlin apueste por el nervio en lugar de la epilepsia


Sobre esta noticia

Autor:
Seth Fortuyn (7 noticias)
Visitas:
12064
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.