Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Crítica de cine: "Avatar"

22/01/2010 17:00 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El otro día el nombre de James Cameron y lo tremendamente espectacular de los trailers de la película complotaron contra mí y me arrastraron a ver "Avatar", la película de ciencia ficción que está rompiendo en las taquillas. La verdad, no sabía siquiera que contaba con Sigourney Weaver en el reparto, lo cual me hubiera interesado bastante más. La película en sí es un western con los indios como buenos y los casacas azules como malos que evoca sin duda la historia de "Pocahontas", incluso tras verla me he sentido tan decepcionado, como al ver la adaptación de Disney de dicha historia. Eso sí, hay bastante más en "Avatar" que en aquel bodrio de la factoría del ratón Mickey.

La historia en sí transcurre en Pandora, una luna rocosa del gigantesco planeta Polifemo. En un documental oí que la estrella que orbita Polifemo es Próxima Centauri, lo cual explica la física del viaje. Tardan cinco años en llegar de la tierra a Pandora, con lo cual el viaje parece ser a velocidad sublumínica. Lamentablemente no recuerdo que estos aspectos reciban la menor explicación a lo largo de la película. Los protagonistas son empleados de una malvada megacorporación (todas las megacorporaciones de todas las películas americanas son malvadas, no busquemos una excepción) que ha conseguido una tecnología para trasladar la conciencia de un cuerpo humano a lo que llaman un híbrido, que en realidad es una réplica de los miembros de la raza inteligente nativa de Pandora, los na´vi. Así, el protagonista pasa de ser un parapléjico a controlar uno de esos magníficos cuerpos, por supuesto muy superiores a los humanos. Más grandes, más fuertes, más ágiles, más equilibrados...

A partir de aquí, la coherencia de la historia se esconde debajo de las butacas del cine en pro del mensaje político habitual: ecologismo, antimilitarismo, anticapitalismo. ¡Qué horror! Estoy francamente harto de que el cine de EEUU me venda lo malo malísimo del capitalismo y las bondades del ecologismo. Prácticamente todas las cuestiones argumentales importantes están teñidas por "qué malos son los de la megacorporación, que gente más egoísta" y "que buenos son los na´vi, que viven en armonía con la naturaleza". Lo más idiota es la "conexión USB" que comparten todos los seres del planeta. Todos tienen un apéndice que se puede conectar con cualquier otro ser vivo. Además, las plantas están conectadas entre sí componiendo una especie de mente colmena. Vamos, el sueño erótico de uno de esos ecologistas que creen a pies juntillas en la hipótesis de Gaia.

En resumen es una película de buenos y malos predecible de principio a fin, aunque no se puede negar que la trama es extraordinariamente fluida y los efectos especiales son francamente vistosos. Bueno, efectos especiales por llamarlos de alguna manera, ya que la mayor parte de la película es animación, con lo que muchos actores se estarán preguntando si van a ser prescindibles en un futuro más o menos próximo. En resumen, una tontería bastante entretenida y absurdamente pretenciosa. Y con el éxito que han tenido me temo que amenazan con más. ¡Qué cruz!

Escrita por: Fernando Perla Hernández

Imágenes: Crédito Twenty Century Fox

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
10866
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

alex (24/01/2010)

como cineasta pienso q su critica esta un poco fuerA DE LUGAR dado a que en una entrevista James Cameron claramente explico que su pelicula no trataba de eseñarle a nadie lo malo de las megacorporaciones sino de contar una historia con todos sus elementos y con efectos especiales nunca antes vistos