Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oscar Vela escriba una noticia?

Crítica de "La autopsia de Jane Doe", de André Øvredal

08/01/2017 13:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

LOS SECRETOS DE JANE DOE

El Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges, sin duda uno de los encuentros internacionales más importantes del panorama cinematográfico actual, junto con la productora española A Contracorriente Films, han iniciado en este año 2017 una fantástica iniciativa, que consiste en dar distribución a algunas películas que se proyectaron en la pasada edición del citado festival, que consiguieron algún premio y que, a priori, tienen más dificultades a la hora de llegar a nuestro país. Así que, gracias a ello, han llegado títulos a nuestras carteleras como la adrenalítica cinta de zombies surcoreana "Train to Busan" de Yeon Sang-ho (que comentamos largo y tendido AQUÍ ), "Shin Godzilla" de Hideaki Anno y Shinji Higuchi (20 de enero), "Somnia: dentro de tus sueños" de Mike Flanagan (27 de enero), "Melanie: The Girl With All the Gifts" de Colm McCarthy (3 de febrero) y ésta que nos concierne, "La autopsia de Jane Doe" de André Øvredal (13 de enero) .

Antes de entrar de lleno en la reseña, me gustaría realizar un pequeño inciso para explicar a que se debe el apelativo de Jane Doe. Resulta que en Estados Unidos y Canadá se llama John, Jane o Baby Doe a los cuerpos de hombres, mujeres y niños respectivamente, que llegan sin identificar al depósito de cadáveres. Esta denominación tiene un origen muy antiguo que se remonta a la Inglaterra del rey Eduardo III (a mediados del siglo XIV) donde, legalmente, ya se daba este nombre a los restos de personas anónimas. Por similitud, en el ámbito hispanohablante se suele decir Juan Nadie, Juan Pérez o Fulano de Tal; así como las iniciales NN, del latín 'Nomen Nescio' (nombre desconocido) y que, en castellano se suelen traducir como 'ningún nombre' y, en inglés, 'no name'.

Una vez quedado claro tal apelativo, la Jane Doe del título en cuestión se refiere al cadáver de la mujer sin identificar que llega a la morgue de una pequeña localidad, regentada por el forense experimentado Tommy Tilden y su hijo mayor Austin. El cuerpo fue hallado misteriosamente en el sótano de una casa donde se produjo un homicidio múltiple. Sin signos de violencia aparente, y a medida que van haciendo la autopsia, descubrirán aterradoras revelaciones que despertarán una fuerza sobrenatural que se apoderará del crematorio y pondrá en peligro a nuestros protagonistas.

La película posee dos partes bien diferenciadas: una primera centrada en la autopsia propiamente dicha y la segunda en la cual nuestros protagonistas se enfrentan al ente. La primera parte es verdaderamente muy interesante y original, en el que la susodicha Jane Doe se convierte en una caja de pandora repleta de inquietantes secretos, sorpresas y numerosos peligros para nuestros forenses protagonistas, interpretados de forma solvente por Emile Hirsch y el veterano Brian Cox.

Más sobre

El cineasta noruego André Øvredal (que ya sorprendió a propios y extraños con su anterior película "Troll hunter"?Trolljegeren, 2010? ), da validez a aquello de 'menos es más' sacando el máximo partido al espacio reducido de la morgue y a los pocos personajes de la historia, creando una enrarecida atmósfera realmente inquietante y malsana a partes iguales, que consigue mantenerte pegado a la butaca de forma expectante, a pesar de tener una segunda mitad más convencional que busca el sobresalto; aunque son bastante efectivos debido a la originalidad de su premisa, el claustrofóbico ambiente y una escalofriante Jane Doe que sin moverse pone los pelos como escarpias.

Así que, llegados a este punto, podemos afirmar que "La autopsia de Jane Doe" es una refrescante pequeña joya de terror, que bien vale la pena darle una oportunidad, y que confirma a André Øvredal como uno de esos cineastas a tener muy en cuenta en un futuro próximo.

LO MEJOR: La originalidad de su planteamiento, así como la escalofriante Jane Doe y sus numerosos secretos que esconde en su interior.

LO PEOR: Una segunda parte más convencional.

PUNTUACIÓN: ???½


Sobre esta noticia

Autor:
Oscar Vela (652 noticias)
Fuente:
tavernamasti.com
Visitas:
1412
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.