Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La crisis ha sumido a 90 millones de personas más en la extrema pobreza, según la ONU

06/07/2009 12:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, advirtió de que la crisis económica mundial ha sumido a 90 millones de personas más en la extrema pobreza y alertó de que una reducción de la ayuda internacional podría provocar un impacto aún mayor del hambre y las enfermedades.

En su informe sobre los avances para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2009, Ban asegura que "el progreso general hacia la mayoría de las metas a alcanzar para 2015 ha sido demasiado lento".

El dossier señala que, a escala mundial, el panorama es desigual. Los adelantos logrados en la eliminación del hambre a partir de principios de los años 90 --la proporción de personas hambrientas disminuyó de 20 por ciento en 1990-1992 hasta 16 por ciento en 2004-2006-- se perdieron en 2008, debido en gran parte al incremento del precio de los alimentos, indica el informe. "Lo más probable es que esta situación empeore más debido a los altos precios de los alimentos y a los disturbios económicos", indica el informe de Ban.

"No podemos permitir que un clima económico desfavorable nos impida dar cumplimiento a los compromisos asumidos en 2000", señaló Ban al presentar el informe. "La comunidad mundial no puede dar la espalda a las personas pobres y vulnerables", dijo.

"Ha llegado el momento de acelerar el progreso hacia los ODM. Los objetivos están a nuestro alcance, incluso en los países muy pobres, a condición de que haya un firme compromiso político y una financiación sostenida", agregó.

Según el informe, la tasa de paro mundial podría llegar a entre el 6, 1 y el 7 por ciento para los hombres y a entre el 6, 5 y el 7, 4 por ciento para las mujeres, muchas de las cuales tienen empleos inseguros y a menudo mal remunerados.

DESIGUALDAD DE GÉNERO

El paro implica también un retraso en el avance hacia la igualdad entre hombres y mujeres, según el informe, que señala que siguen siendo "extremadamente escasas" las oportunidades de empleo para la mujer en el sur y el oeste de Asia y el norte de África y lamenta la oportunidad perdida de poder alcanzar en 2005 la meta de eliminar las disparidades de género en la educación primaria y secundaria.

En el ámbito educativo, el documento de Ban emplaza a los gobiernos a intensificar sus acciones para que todos los niños asistan a la escuela, especialmente los que residen comunidades rurales, y a eliminar las desigualdades en la educación por motivos de género o de pertenencia a un grupo étnico.

El estudio denuncia también el déficit en la financiación destinada a los programas para mejorar la salud materna (ODM 5, reducir para 2015 en tres cuartas partes la mortalidad materna registrada en 1990), el objetivo para el cual se ha registrado hasta ahora un menor progreso. Desde mediados de la década de 1990 los presupuestos de los países pobres para la planificación familiar se han visto notablemente reducidos debido a las reticencias de los donantes.

Ban subrayó la necesidad de que las autoridades muestren una verdadera voluntad política para reducir la mortalidad relacionada con la maternidad, especialmente en zonas como el África Subsahariana y el sur de Asia.

En la cumbre del G8 celebrada en Gleneagles (Escocia) en 2005, así como poco después, en la Cumbre Mundial de la Asamblea General de la ONU, los donantes se comprometieron a acrecentar su asistencia, recordó Ban. "Esos compromisos, en su mayoría, siguen en vigor, pero a medida que la economía mundial se contraiga en 2009, se prevé que el importe en cifras absolutas disminuya, dado que en su mayoría se expresan como porcentaje del ingreso nacional", explicó.

Pero además de las reducciones en las aportaciones en los donantes, el informe apunta también al peligro que supone la disminución de los ingresos producidos por exportaciones de los países en desarrollo provocados por la crisis financiera. "Lo más probable es que siga deteriorándose la proporción entre el servicio de la deuda externa y las exportaciones, especialmente para aquellos países en desarrollo que en los últimos años habían recibido mayores ingresos por concepto de exportaciones", señala el informe.

En muchos países en desarrollo, los menores niveles de asistencia no sólo impedirán que continúe el progreso, sino que además podrían causar retrocesos en algunos de los adelantos ya logrados, lamenta Ban.

El informe aborda también la necesidad de "abordar sin demora" la cuestión de la mejora de la salubridad y denuncia que hasta 1.400 millones de personas carecen de algo tan básico como un servicio de letrinas.

LOGROS ANTES DE LA CRISIS

En el lado positivo, el informe destaca los "notables adelantos" logrados por muchos países y regiones antes de que el panorama económico cambiara radicalmente en 2008. En 2007, la matriculación en la escuela primaria en los países en desarrollo llegó a 88 por ciento, en comparación con el 83 por ciento de 2000, especialmente impulsada por las mejorías en el África Subsahariana y el sur Asia, donde entre 2000 y 2007 la matriculación aumentó en 15 puntos porcentuales y 11 puntos porcentuales, respectivamente.

Pese al aumento de la población, a escala mundial disminuyeron de forma sostenida las muertes de niños menores de cinco años, unos nueve millones en 2007, en comparación con los 12, 6 millones de 1990. El África Subsahariana es de nuevo la región en la que la situación es más negativa, aunque se ha logrado una importante reducción de la mortalidad infantil.

Por regiones, el informe destaca los avances en la lucha contra la pobreza logrados en el Asia oriental, mientras que en otras zonas como el África Subsahariana la tasa de pobreza sigue por encima del 50 por ciento.

El documento destaca la distribución de mosquiteras impregnadas con insecticida que han disminuido las muertes por paludismo. Además, como resultado de inmunizaciones "de segunda oportunidad" también se están logrando notables progresos en la lucha contra el sarampión.

El VIH es otro de los ámbitos de actuación en los que se han logrado más éxitos. Tras el pico de 1996, el número anual de infectados se ha ido reduciendo hasta alcanzar los 2, 7 millones en 2007. También parecen haber llegado a un máximo las muertes estimadas por sida con los 2, 2 millones de 2005, que disminuyeron hasta los dos millones en 2007, debido en parte a un mayor acceso a los medicamentos antiretrovirales en los países más pobres.

Aunque a nivel global continúa aumentando el número de infectados por el VIH, hasta los 33 millones estimados para 2007, el informe reconoce que este incremento se debe a que los infectados sobreviven durante períodos de tiempo cada vez más largos.

El informe ha sido descrito por el secretario general adjunto de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, Sha Zukang, como la "evaluación mundial más completa de los ODM efectuada hasta la fecha", ya que se basa en un conjunto de datos preparados por más de veinte organizaciones, muchas de ellas integradas en el sistema de la ONU, y por instituciones como el Banco Mundial y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
3726
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.