Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arturoasuncion escriba una noticia?

Crisis sistémica global

21/06/2009 09:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El impacto conjunto de las tres « olas monstruosas » del verano 2009

Tres 'olas gigantes' a partir de octubre de 2008, en vísperas del verano boreal 2009 la cuestión de la capacidad de Estados Unidos y del Reino Unido para financiar sus déficits públicos, ya descontrolados, se ha impuesto como la cuestión central en el debate internacional, hechos que abren el camino al doble fenómeno de una cesación de pago de Estados Unidos y del Reino Unido de aquí a fines del verano de 2009.

Así pues, en esta fase del desarrollo de la crisis sistémica global, contrariamente al discurso mediático y político dominante, el equipo del LEAP/E2020 no prevé en absoluto el inicio de la recuperación después del verano boreal de 2009 (ni en los próximos doce meses). Al contrario, a causa de la falta de un tratamiento de fondo de los problemas cuando comenzó la crisis, consideramos que en este verano se producirá la convergencia de tres « olas gigantes » particularmente destructivas, reflejando la continuidad de la profundización de la crisis, que originará en los meses de Septiembre/Octubre de 2009 convulsiones históricas. Como ha sido desde el principio de esta crisis, no todas las regiones del mundo se verán afectadas de igual forma; pero, para nuestros investigadores, todas, sin excepción experimentarán una gran degradación de su situación de ahora a fines del verano de este año.

Esta dinámica conlleva el peligro de tomar a contrapié a muchos agentes económicos y financieros seducidos por la actual enfervorización mediática.

Lejos de los « jóvenes retoños » (« green shoots ») percibidos desde hace dos meses en todas las tablas estadísticas impresa en los medias financieros internacionales, sus acreditados expertos y los políticos que los escuchan, son tres olas particularmente destructivas para el tejido socioeconómico que convergerán durante el verano de 2009, reflejando la prosecución del agravamiento de la crisis y arrastrando trastornos históricos desde finales del verano de 2009, en particular situaciones de cesación de pago de Estados Unidos y del Reino unido, ambos núcleo del sistema global en crisis:

1. la ola del desempleo masivo: tres fechas de impacto que varían según que los países sean de América, Europa, Asia, Medio Oriente o África

2. la ola de las quiebras en serie: empresas, bancos, inmobiliarias, Estados, regiones, ciudades

3. la ola de la crisis terminal del USD, de la Libra y el retorno de la inflación

Estas tres olas no son sucesivas como esas olas monstruosas llamadas « tres hermanas » aunque igualmente destructivas; son mucho más peligrosas porque son simultáneas, asincrónicas y no paralelas. Por eso su impacto sobre el sistema mundial es generador de desarticulación al alcanzarlo bajo diversos ángulos, diferentes velocidades, con fuerzas variables. La única certeza en este estadio, es que el sistema internacional jamás fue tan débil y desprovisto frente a tal situación: la reforma del FMI y de las instituciones de gobernanza mundial anunciada en G20 de Londres es letra muerta, el G8 se parece cada vez más a un club moribundo respecto al cual todos se preguntan para qué puede servir ahora, el liderazgo estadounidense ya no es más que la sombra de si mismo intentando desesperadamente conservar compradores paras sus bonos del tesoro, el sistema monetario mundial está en total desintegración, con los rusos y los Chinos particularmente que aceleran su juego para situarse en la era Post-Dólar, las empresas no ven ninguna mejora en el horizonte y aumentan sus despidos, cada vez son más numerosos los Estados que vacilan bajo el peso de su deuda acumulada para « salvar a los bancos » y deberán enfrentar una oleada de quiebras desde fines del verano. Similar a los bancos, que después de haber extraído una vez más el dinero de los ahorristas crédulos en la mejora de los mercados financieros orquestada en las últimas semanas, deberán que reconocer que siguen insolvente a fines el verano de 2009.

En Estados Unidos como, en particular, en el Reino Unido, el colosal esfuerzo financiero público realizado en 2008 y a principios de 2009 beneficiando únicamente a los grandes bancos alcanzó tal grado de impopularidad, que en esta Primavera boreal de 2009 se tornó imposible proyectar nuevas inyecciones de fondos públicos en provecho de los bancos, que seguían insolventes. Entonces se volvió imperativo instrumentar un « hermoso cuento de hadas » para impulsar al ahorrista medio a inyectar sus propios fondos en el sistema financiero. A golpes de los « green shoots », de los índices bursátiles empujados hacia arriba sin verdadero fundamento económico y los « reembolsos anticipados de fondos públicos », se lo puso en marcha. Así, mientras que los grandes inversores de las monarquías petroleras o los países asiáticos, sacaban provecho de la ganga, salían del capital de los bancos en cuestión, una multitud de nuevos pequeños accionistas entraban en eso llenos de esperanzas. Cuando descubran que los reembolsos de fondos públicos son sólo una gota de agua con relación a lo que estos mismos bancos obtuvieron de la ayuda pública (especialmente para garantizar sus activos tóxicos) y qué, de aquí tres a cuatro meses como máximo, estos mismos bancos estén a punto naufragar nuevamente, comprobarán, impotentes, que sus acciones nuevamente no valen nada.

Intoxicados por los financieros, los dirigentes políticos del planeta nuevamente se verán sorprendidos, después del verano, al descubrir que todos los problemas del último año resurgen intensificados, pues no han sido tratados sino que solamente « se ocultaron » bajo inmensas cantidades de dinero público. Después que este dinero haya sido dilapidado por los bancos insolventes, forzados a « salvar » competidores en peor estado que ellos mismos, o en los planes de reactivación económica mal concebidos, los problemas resurgirán agravados. Para los cientos de millones de habitantes de América, Europa, de Asia y África, el verano 2009 será una terrible transición hacia un empobrecimiento duradero debido a la pérdida de su empleo sin perspectiva de encontrar uno antes de dos, tres o cuatro años; o debido a la evaporación de sus economías colocadas directamente en el mercado bursátil, en los fondos de jubilación por capitalización o de las colocaciones bancarias atadas a la bolsa o nominadas en USD o en Libra británica; o bien debido a su inversión en las empresas empujadas a esperar desesperadamente una calma que no vendrá por mucho tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Arturoasuncion (1 noticias)
Visitas:
7458
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.