Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Crisis financiera mundial es problema político: economista ecuatoriano

05/06/2012 14:19
0

La crisis financiera europea que mantiene en vilo a los mercados internacionales “es un problema político antes que económico”, señaló hoy el economista y ex presidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador, Alberto Acosta. “Estamos frente a un tema político. El problema no es de complejidad económica sino de falta de democracia”, dijo Acosta al intervenir en un foro sobre el tema que se realiza en la sede local de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). Explicó que el ejemplo más claro de ese enfoque es la caída del anterior primer ministro de Grecia, Georges Papandreu, cuando “se atrevió a plantear una discusión pública del tema”, opción que a su juicio “no le convenía a Europa”. El también ex ministro del gobierno del presidente Rafael Correa dijo que la situación europea actual evidencia una “crisis sistémica, no del neoliberalismo, sino del capitalismo”. Advirtió que las autoridades europeas intentan generar una política recesiva para crecer, en su propósito de sacar al continente de la crisis, cuando en su concepto debería ser expansiva. En la situación europea actual, añadió Acosta, “no funcionan muchas instituciones y otras necesarias para enfrentar un problema de esas características no existen”. Al respecto, el catedrático de la Flacso comentó que el euro no garantiza estabilidad económica a los miembros de la Unión Europea (UE) y “no hay una política fiscal única, sino de cada uno de los 27 miembros y tampoco hay política tributaria”. Para América Latina, abundó el experto, la crisis europea no “es una película que ya la vimos”, en alusión a la misma situación que vivió la región en la década de los años 80 y 90. “Europa tiene que definir si es una Europa de los ciudadanos o del capital”, dijo Acosta, quien parafraseando al presidente del gobierno Español, Mariano Rajoy, afirmó que ese bloque “no está al borde de ningún abismo, sino dentro del abismo”. “Lo grave es que Europa no tiene capacidad para aprender de otros, ni siquiera de sí mismo”, afirmó y sugirió que debería adoptar medidas como las que en su momento se aplicaron para Alemania, luego de la Segunda Guerra Mundial. Citó, por ejemplo, una moratoria en el pago de la deuda por dos años, una auditoría de la deuda para identificar aquella que es ilegítima, eliminar los “paraísos fiscales” y dar a los países del sur del continente un trato igual al que dio a Alemania en 1952.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en