Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Monge Loco escriba una noticia?

La crisis entre EE:UU y Ecuador se precipitó en pocas horas

06/04/2011 22:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La crisis diplomática Ecuador-EE.UU se precipitó en pocas horas

La crisis se precipitó en pocas horas

Una jornada de declaraciones. La embajadora Heather Hodges (izq.) reaccionó en la tarde tras el pedido que hizo el canciller Patiño, a las 10:30, de que abandone el país al declararle ‘persona non grata’. EL COMERCIO

Existe incertidumbre tras la crisis diplomática desatada ayer entre los gobiernos de Ecuador y EE.UU.

Washington calificó “de injustificada la expulsión” de la embajadora en Quito, Heather Hodges. Mientras que el presidente Rafael Correa dijo que ese país tiene infiltradas a la Policía y las Fuerzas Armadas de Ecuador, y que siempre sospechó que Hodges era “enemiga del Gobierno”.

Tras este cruce de versiones, la tesis inicial que mantuvo el canciller Ricardo Patiño finalmente perdió piso. Ayer, en horas de la mañana, dijo que la decisión del Gobierno ecuatoriano, de declarar “persona no grata” a la Embajadora y de pedir que abandone el país, obedece a una cuestión personal. Es decir que, en su criterio, esto no debía afectar el estado de las relaciones con Washington.

Pero según el portavoz del Departamento de Estado de ese país, Mark Toner, serán los funcionarios de esta dependencia los que “examinen las opciones” para hacer frente a este episodio.

Según Quito, el ‘impasse’ se agravó por la “insuficiente e insatisfactoria” explicación que Patiño pidió a Hodges, el lunes en la tarde, tras conocerse el contenido de unos cables filtrados por Wikileaks y que fueron publicados por el diario español El País.

En estos reportes, la Embajada de EE.UU. en Quito supuestamente daba cuenta de “la corrupción generalizada” en la Policía Nacional, particularmente bajo el mando del comandante Jaime Hurtado Vaca. Además, que funcionarios de la Embajada aseguraban que el presidente Correa conocía de las acciones de Hurtado y que sin embargo lo mantuvo allí para tener un Jefe de Policía “fácilmente manipulable”. Según la publicación de El País, la diplomática había firmado ese cable.

Para el Presidente, estos cables “demuestran que esta gente tiene infiltradas a las Fuerzas Armadas y a la Policía, lo cual es un secreto a voces” . “Pero que ya se la utilice en forma institucionalizada por parte de la Embajadora de EE.UU. es realmente una audacia”.

Patiño dijo que la publicación de El País sorprendió, molestó e indignó al Primer Mandatario y, durante la tarde del lunes, se analizó el impacto de los cables.

De inmediato, el canciller se comunicó con Arturo Valenzuela, secretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental. El funcionario le respondió que tomaría nota de su preocupación.

Luego llamó a Hodges a su despacho. Pero -dijo Patiño- sus explicaciones no fueron las esperadas.

“Le dije que el Gobierno estaba sorprendido y que el Presidente de los ecuatorianos estaba profundamente indignado por el contenido de dichos cables”, comentó Patiño. “La señora manifestó que esos cables y esa documentación habían sido robados y que, por tanto, ella y el Gobierno de EE.UU. no tenían que hacer ninguna observación, comentario ni aclaración”.

El Canciller dijo que esperaba en esos momentos que Hodges, “pudiera decir que esa no era una información real o verídica”.

Patiño insistió en que se trata de un tema personal y que el pedido de abandonar el país no debía ser considerado, en términos diplomáticos, como una expulsión.

Aunque con muchos menos detalles, Hodges dio ayer, a las 16:45, su versión de los hechos. “Esto me ha dejado muy triste”.

La Embajadora dijo que no quería especular sobre su encuentro con Patiño, pero recalcó que ella le había dicho que más allá de lo que conversó horas antes con Valenzuela, no tendría más que decir. Sobre todo en el tema de Wikileaks, donde Hodges necesitaba las instrucciones de Washington.

“De todos modos le dije que, respecto a la nota, iba a pedir una respuesta a Washington”. Pero, tal y como sucedieron la cosas, la Embajadora concluye que fue muy poco tiempo para tener una repuesta. “A las 09:30 de esta mañana (ayer) recibí la noticia de que me habían declarado persona no grata”. Hodges no precisó cuándo volverá a EE.UU.

El Departamento de Estado fue crítico de las decisiones tomadas por Quito. A más de lamentar la “expulsión” de Hodges, Mark Toner insistió en que ella es una de las diplomáticas “con más experiencia y talento ”, lamentando así “este incidente y el impacto que va a tener”. “Ecuador es uno de nuestros aliados clave en la región y queremos avanzar” .

Correa dijo que las relaciones con EE.UU. “ estaban de lo mejor”. “Ojalá que esto no dañe las relaciones, pero si las daña, qué pena, aquí vamos a hacer respetar la soberanía del país”, sostuvo.

Además previó retaliaciones de la Casa Blanca, pero dijo estar confiado en el apoyo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) . “ Y como van a venir retaliaciones, porque así es la política imperial, prepotente, pese a que es culpa de ellos, nosotros, responderemos también a nivel regional”, concluyó.

Embajadores en Ecuador y México son las bajas por los wikileaks

Hodges es la segunda cabeza que cobran los cables filtrados por Wikileaks. Hace menos de un mes, dejó su misión otro Embajador en un país “clave” en la región: México. El embajador Carlos Pascual ofrecía su renuncia después de que Wikileaks revelara que él había criticado, entre otros, la labor del Ejército mexicano en la lucha antidrogas y la supuesta rivalidad entre las agencias mexicanas también implicadas en la batalla contra el crimen organizado. El Gobierno de México, no obstante, no pidió su salida, “con pesar”, el gobierno Obama aceptó la dimisión, consciente de que no puede poner en juego una relación vital para EE.UU. y espejo para toda la región (DPA).

En Ecuador, el cable de Wikileaks señaló que diplomáticos estadounidenses sospecharon, en el 2009, que el presidente Rafael Correa nombró como comandante de la Policía a un oficial conocido por supuestos actos de corrupción. Esta aseveración aparece en el cable 572 del Departamento de Estado de EE.UU. En el cable, elaborado en julio del 2009, la embajadora estadounidense, Heather Hodges dice: “Jaime Aquilino Hurtado Vaca ha usado su cargo como comandante de la Policía Nacional y su influencia personal para apropiarse de dineros públicos, ha facilitado tráfico de personas y ha obstruido la investigación y enjuiciamiento de colegas corruptos”.

El 7 febrero del 2009, el presidente Rafael Correa ordenó la expulsión de Armando Astorga, agregado de la agencia de inmigración y aduana de la Embajada de EE.UU. La decisión la tomó al conocer un comunicado que el diplomático envió al comandante de la Policía, Jaime Hurtado, en el que le informa que se da por concluido un convenio de cooperación en la lucha anticoyoterismo. Dos semanas después, Correa expulsó a Marck Sullivan, primer secretario de la Embajada de EE.UU. en Quito por supuesta intromisión en las decisiones que toma la Policía Nacional en sus unidades. El Departamento de Estado en Washington “lamentó” y calificó la decisión de “injustificada”.


Sobre esta noticia

Autor:
Monge Loco (49 noticias)
Visitas:
3333
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.