Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Charlypol escriba una noticia?

Crimen contra la humanidad

13/06/2011 00:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Tribunal de La Haya advierte que, en Libia, el líder jaqueado ordenó violaciones masivas a las mujeres para aplastar la rebelión

Según fuentes. Desde Nueva York, el ex fiscal argentino Luis Moreno Ocampo ahora jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) que tiene a su cargo el enjuiciamiento de Mladic, también se cuestiona. “Nunca más es una promesa no cumplida”, dice en un intercambio de mails. “La creación de la CPI intenta transformar ese deber moral en una actividad global gatillada por la intervención. Es un momento de creación de un nuevo orden (o desorden). El caso de Mladic muestra la dificultad de tener consenso internacional para castigar a los autores de crímenes atroces y al mismo tiempo el impacto de una acción política común como la de la Unión Europea que forzó la entrega del serbo-bosnio”.

Sentimientos de alerta. Sonaron esta semana en la sede de las Naciones Unidas. Moreno Ocampo advirtió desde allí que el líder libio Muamar Kadafi podría estar cometiendo un nuevo crimen contra la humanidad al ordenar a sus tropas que combaten el levantamiento de la “primavera árabe” que violen a todas las mujeres de las zonas rebeldes. Moreno Ocampo dijo que le llegó información de que el régimen de Kadafi “compró containers de medicamentos como Viagra” para incitar a sus soldados a la violencia sexual. “Estamos intentando ver quiénes están involucrados en eso”, aseguró el fiscal jefe de la CPI en una declaración para la prensa. Además indicó que en un principio no estaba claro de qué nivel del gobierno salió la instrucción sobre la violación de civiles, pero que luego recibió indicios de que el propio Kadafi resolvió imponer la violencia sexual como pena para presuntos opositores del régimen. El objetivo sería humillar a las mujeres y debilitar a los rebeldes que controlan un sector importante del país.

“Estamos trabajando en la investigación sobre el uso de violaciones en el caso de Kadafi”, explica Moreno Ocampo. “Al mismo tiempo los jueces van a decidir muy pronto sobre el caso que presentamos sobre asesinatos y persecución política como crimen de lesa humanidad. Si libran una orden de arresto y ésta se ejecuta va a ser un momento histórico para la humanidad. Una nueva forma de interactuar”.

¿Un nuevo crimen contra la humanidad en nuestras narices? No sería, obviamente, el primero ni seguramente el último. La violación sistemática formó parte de la política de conquista de casi todos los ejércitos de la Historia. Bastaría sólo recordar la barbarie de las violaciones perpetradas por las tropas del Ejército Rojo soviético cuando tomaron Berlín en la Segunda Guerra Mundial. Los crímenes de guerra, las violaciones sistemáticas y los genocidios se suceden desde siempre. Apenas en el siglo pasado podríamos recordar los 30 millones de chinos que murieron durante la Revolución Cultural de Mao Ze Dong. O los 23 millones de rusos que perdieron la vida en las hambrunas y purgas de Joseph Stalin en la Unión Soviética. Son ejemplos tan terribles que algunos se atrevieron a decir que los 3.000 muertos que se le atribuyen al general Augusto Pinochet durante su dictadura de 17 años cuando fue detenido en Gran Bretaña no se podían considerar como “crímenes de guerra” y que, por lo tanto, no debía ser juzgado en un tribunal internacional como genocida. Sus exégetas piensan que los muertos “son pocos” para entrar en la categoría de “crimen contra la Humanidad”.

¿Hasta cuando los hombres se creen dueños de las vidas que se les a confiado para gobernar? ¿Hasta cuando el aspecto más siniestro del ser humano se seguirá manifestando en las alas del poder? Siglo veintiuno, cuando pensamos que debieramos estar en la cumbre de la civilisación, es cuando miramos y acabamos viendo el fondo de la barbarie.

Quisiera escuchar cuantas voces se van a levantar para condenar a Kadafi, cuantos países que se jactan de ser grandes en derechos humanos, en sus silencios ocultan la connivencia. Ambición de poder, el pecado más poderoso, el que se tiñe de sangre y de abusos aberrantes, ambición de poder, el pecado que acaricia más de un lider político, quien sabe que para

lograr sus ambiciones de poder puede valerse de las más bajas miserias humanas.

Sobre esta noticia

Autor:
Charlypol (628 noticias)
Visitas:
1545
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.