Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bitacoradelabismo escriba una noticia?

Creer que se cree

03/02/2011 22:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Creer que se cree es el título de un libro e Gianni Vattimo. Un libro cuya temática gira en torno a los problemas que vinculan a la verdad y la metafísica con la filosofía y la religión. Un título redondo que tomo prestado para reflexionar sobre lo que sigue. Curiosamente en el transcurso de esta semana he tenido varios momentos de cierta incomodidad, puesto que, a muchos de los que me rodean les ha asaltado la idea de cuestionar mi posición frente a dios, la fe y el cristianismo; en pocas palabras, de pronto todo el mundo ha venido a cuestionar mi ateísmo. ¿Por qué de pronto, y luego de algunos años de ateísmo público, la gente viene a cuestionarme? No lo sé, pero me ha llevado a reflexionar sobre varias circunstancias que forman parte de la cotidianidad del, vamos a llamarlo, creyente.

¿En qué cree el que dice que cree? Antes de esta semana no me interesó indagar en la respuesta a la pregunta. Ahora me interesa y a eso dedicaré las siguientes palabras. Partiré por otra pregunta igual de interesante. ¿Creer en dios consiste sólo en creer en dios? Podemos reformular la pregunta. ¿Soy francés sólo por creer que soy francés? No tengo certificado de nacimiento francés. No tengo nacionalidad francesa. No hablo francés. ¿Cómo podría entonces ser francés? No lo sé, pero ahora es fácil entender que no es que sea francés, es que creo que creo que soy francés. Creer que se es es no ser. Creer que se cree en la práctica es no creer. Se le puede dar vueltas al asunto, pero el pensamiento lógico, la racionalidad cartesiana, que es nuestra racionalidad, siempre negará tal afirmación.

Todos los que han salido de pronto a cuestionar mi ateísmo creen que creen que son creyentes de dios, creen que creen que son cristianos católicos. ¿Por qué pienso esto? Por algo elemental, tal y como ocurre con el ejemplo del francés chimbo pasa con el cristiano, al menos, el que hoy se rasga vestiduras. ¿Cómo puedo comprobar semejante afirmación? Simple, dónde se manifiesta ese creer en lo cotidiano, dónde está dios y su palabra en el día a día. El cristiano católico piensa que basta con decir que cree para resolver y eso así no funciona. Podrá ser un creyente, pero un creyente inauténtico, un creyente que no sabe en lo que cree.

Puede convencer un creyente de su creencia si habla a espaldas de otros, si maltrata desde todo punto de vista a su semejante, si no respeta la esencia del otro, si no es tolerante, si no entiende que el otro tiene derecho a ser lo que quiera ser. ¿Puede un creyente convencer de su creencia si no es capaz de darle un sentido espiritual a su vida? ¿Si atropella la dignidad de los demás sabiendo que, según su fe, todos somos hijos de dios? ¿Puede un creyente convencer de su creencia cuando ha deseado el mal al otro? Por ejemplo, ¿cuántas veces no le han deseado lo peor a un chavista? O es que dios justifica estas conductas?

Ahora bien, los creyentes irritados hoy por mi ateísmo responden al catolicismo. La fe católica tiene una metodología de funcionamiento, por llamarlo de alguna manera. Esa metodología está expuesta en la Biblia, pero, además, hay otros documentos en donde la Iglesia Católica enmarca su posición frente a los tiempos. Esos documentos son, por ejemplo, las encíclicas. Las encíclicas son textos utilizados generalmente para cuestiones importantes, y es el segundo documento más relevante emitido por los papas, después de la Constitución Apostólica. En ellas los Sumos Pontífices fijan posición frente a las circunstancias culturales, sociales, económicas y políticas del mundo y que, se supone, deben orientar al pueblo católico. El creyente católico, si realmente lo es, debería estar informado sobre estos temas, entre otras cosas, para tener una idea clara de por qué cree en lo que dice que cree. La fe debe sustentare. La creencia en algo, sea lo que sea, tiene que estar sustentada, debe tener una base donde se pueda sostener férreamente. Si no hay sustento puede haber creencia, pero, como comenté, una creencia inauténtica, vacía. Y cuando esto ocurre, cuando la fe, la creencia no es definida, se vuelve cualquier cosa, pues no tiene forma alguna.

En Mateo 5:48, Jesús de Nazaret dice: "Sed perfectos como vuestro Padre Celestial es perfecto" El cristiano católico debería centrar su vida en la búsqueda de esa perfección que comienza, sin lugar a dudas, en no juzgar a los otros y mucho menos hacerlo con tanta ligereza. En Mateo 7:3 dice "¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?" El creyente si realmente lo es TIENE que respetar al otro y eso no es negociable. Entiendo perfectamente que no se esté de acuerdo con mi manera de ver al mundo y eso se puede discutir sin mayores problemas, pero ¿juzgarme? Con qué moral se me puede juzgar, con qué moral se me puede señalar, entendiendo que la moral es el conjunto de creencias y normas de una persona o grupo social que determinará el obrar, de tal manera que, la moral del creyente se supone es definida por lo que se supone es el amor de dios, un amor que, como dijo Cristo: NO JUZGA. No sólo no juzga sino que además está obligado a ser tolerante. La tolerancia en el creyente no es tampoco negociable. Algo que quedó muy claro en el Concilio Vaticano II, no sólo por un intento de ejemplo ecuménico, sino por intentar establecer una mejor interrelación con otras maneras del ver al mundo.


Sobre esta noticia

Autor:
Bitacoradelabismo (31 noticias)
Fuente:
bitacoradelabismo.blogspot.com
Visitas:
8246
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.