Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Crece corriente migratoria africana en Argentina

13/08/2010 12:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La llegada de ciudadanos africanos a Argentina se multiplicó en la última década, convirtiéndose en un nuevo fenómeno migratorio en un país cuya historia está marcada por la recepción de extranjeros, pero también por la discriminación. Según informes de la Dirección General de Migraciones, entre 2000 y 2009 hubo dos mil 950 pedidos de radicación de inmigrantes de 14 países africanos, en una tendencia ascendente porque las restricciones para llegar a Europa los hacen mirar hacia Sudamérica. El país africano que lidera los trámites para radicar a sus ciudadanos en Argentina es Senegal, con dos mil 907 solicitudes, seguido de 208 de Egipto, 191 de Nigeria y 190 de Marruecos. El resto se refiere a ciudadanos de Sudáfrica, Argelia, Camerún, Sierra Leona, Burkina Faso, Angola, Ghana, Guinea, Costa de Marfil y Mozambique. La cantidad de trámites es llamativa si se toma en cuenta que, en 2001, el número de africanos residentes en Argentina era de apenas mil 800, lo que significa que desde entonces han llegado legalmente otros dos mil 950. De ellos, una gran mayoría buscó la condición de refugiado por venir de países en guerra o azotados por la pobreza extrema, pero ante el incremento inusitado de las peticiones de este tipo, las autoridades argentinas optaron por reforzar los requisitos. Por ejemplo, entre 2004 y 2009, 859 ciudadanos africanos solicitaron refugio político y representaron 31 por ciento del total de las peticiones con esta categoría que se tramitaron en Argentina. El número de africanos en este país sudamericano oscila entre cinco mil y 10 mil entre legales e ilegales, y pareciera no ser significativo, pero ya ha comenzado a modificar el paisaje urbano y a imponer rasgos culturales. Desde el año pasado, por ejemplo, los capitalinos comenzaron a mirar con rareza y desconfianza a los jóvenes altos, delgados y de piel negra que comenzaron a instalar pequeños puestitos ambulantes de bisutería barata en diversas zonas. Un portafolio cargado con cadenas, aretes, pulseras y relojes, y una endeble base de madera es el equipo que les alcanza para poner en marcha negocios que apenas y les alcanzan para sobrevivir mientras aprenden a comunicarse en español. Lo que más les cuesta, reconocen ellos mismos, es la mirada desaprobatoria y de rechazo de una sociedad que suele decir que los argentinos “vinieron de los barcos” porque un gran porcentaje de su población es descendiente directo de los blancos europeos. Se les olvida, por supuesto, que a mediados del Siglo XIX los negros representaban 40 por ciento de la población de este país, pero fueron enviados a las guerras y, ya diezmados, terminaron ignorados en las clases de historia, al igual que los indígenas. Pero más allá de los prejuicios, la cultura negra de a poco se va insertando con ejemplos como el de “El bueno sabor”, el único restaurante africano en Buenos Aires dirigido por el chef camerunés Maxime Tankouo, y que es todo un éxito con sus sabores exóticos. En los centros culturales, además, ya son populares las clases de danza afro, a lo que se suma el Festival de Teatro Sudafricano que ya es tradición en esta capital, y las festividades del 25 de noviembre, proclamado “Día de la conciencia negra”.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
3507
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.