Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Daniel Montenegro escriba una noticia?

Costas. Febrero. Mujeres que se desnudan

11
- +
12/10/2020 19:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Escribir es el arte de perfumar las noches

Débilmente puedes ser una rata burguesa puede que te extirparan los ojos-siempre verdes- y qué pueden importar tus verdes ojos o tu posición social o la civilización sin fuego o la eternidad condenada y los viajes al espacio y desde el mar (el que rodea a Hawaii) se pueden ver las mujeres encuerándose y como es febrero me permito y te permito correrte el zíper de la portañuela y no diré que escribiste varias cosas para el baño y cuando te montes en la bicicleta (después la van a robar) cuando ya te la robaron y tus ojos de  pez (porque crías peces) y no se puede hablar de literatura seria cuando se ha dado un premio por cualquier estupidez y entonces no puedes besar a ninguna de las chicas que se están desvistiendo en la orilla y que seguro violaremos en cuanto se salte a la playa y como me da la gana basta llegar en un submarino y te pondrás unos condones con unas flores rojas que tienen su poco de pólvora para hacerte saltar la cabeza para que despiertes y te quites de lo que te dejo entrever por los binoculares en los que se han enfocado las tetas jugosas de una negra pero te gustaría de una blanca                               jodida costumbre de pensar en las bien blancas cuando se puede evocar todo una diosa desde la Internet y buscar una o ninguna editorial y publicar y ser un escritor virtual donde hay que llenar un cuestionario (la propia computadora no cree una sola palabra) y tomo el lápiz (es más económico) y antes de escribir donde dice cómo es su libro (tímidamente) pienso en mi libro y en nombre y apellidos Macondo Cien de la Soledad y en aspiraciones (tímidamente) y puede tener el título que quiera y que se joda y me disculpa por que no me acostumbro a la tecnología    estoy chateando con el director de Onix punto com y le dibujo un seno flemático para que tenga una idea de la idea que no tengo sobre una historia en la arena de Hawai o si le interesa puedo pedir de otra novela el argumento y puede que sea algo único o puede que se me acabe la conexión porque de un país a otro todo es muy caro y se tiene que utilizar el soborno y el mercado azul y el verde pero son palabras que prefiero omitir siempre que no te encuentres escribiendo como un poeta a todas luces pero sin luz pero como no eres más que una débil y moribunda rata poco burguesa te dejaré a un lado del establo y cuando me acueste con una de estas mujeronas que te expliqué que podrás mirarle las piernas bien abiertas*

*te expliqué que muy al fondo está la muerte pero entre las piernas donde comenzaron a crecer y entregarse una planta que después fue un poema de amor y dos mariposas como escoltando dicha enredadera y un coro de ángeles extra terrenales tendiendo sus manitas hacia la pictografía de una iglesia y de un pincelazo que te devuelva la realidad y al amor (literalmente se puede pensar en el amor)

 

Exageradamente bien abiertas muy abiertas mucho más abiertas y no pienses que importar las apariencias las malditas apariencias son muy parecidas a los glóbulos blancos cuando más se les necesita no se defienden te presionan y traicionan pero en el fondo de esas piernas estaban la Maga y yo **

 

**te explico cuando se escribió RAYUELA su autor había intentado un sinnúmero de veces escribir algo mal y desgracias de la vida le salían cada vez mejores y esta no es más que una parte de la maldita apariencia

 

la apariencia además era un barco uno hechizado sobre los mares del norte a toda vela las noches eran tan suyas como nuestras el mundo se estaba preparando para morir pero felizmente sonreía y nosotros acariciamos el pelo pero de nuestro perro que agónico mordía un filete de pescado francés para entonces yo había publicado y en cualquier momento o lugar público nuevamente tendrán que cogerme miedo***

Muy al fondo está la muerte

 

***amo los girasoles (me río) te amo (me río) y como escribo la noche está estrellada sin que digan que me parezco a otros cuando es lo que siento cuando realmente puedo escribir y decir y mentir y hablar que me importa tu piel suave y azul y puedo (si me lo propongo escribir los sonetos mortales o polvo temporal) pero indiscutiblemente te adoro y entre las muchachas que muestran su flor nácar  sándalo petróleo me siento único

 

en las noches tratando de revivir años pasados (menos tu futura muerte) he tenido sueños me pregunto si los ladrones de las películas siempre tienen que ser negros porque negro es tu tatuaje y mi verde remordimiento (no te preocupes no es de ti de quien me atrevo a hablar) por sólo referirme al pasado convencional en realidad deseo hablar del pasado-presente del pasado-emocional y el pasado-terminal es parecido al cáncer en su fase crítica así debe estar la literatura en ciertos círculos o piñas si tengo que inventar nuevos horizontes (no es la palabra perfecta pero quién sabe) para alejarme del caos hacia otro caos

 

febrero interminable siento el perfume que llega sutil de tu pelo es verdad que ellos no te conocen pero quién puede negar que yo te amo (con esto que te digo no tendré que pagar otra multa) Feb. el olor que me estremece cada vértebra

parte de esta agonía viene de ti (desde la playa) me llega el inusual graznido de las aves pero nada real

las imágenes ideadas perfectamente para que odie cada parte de ti de nuestro mundo han sido pensadas y han tomado vida en una máquina que nos destruye y nos acecha nada real sólo el tumor en la cabeza que se extiende y toma posesión del cuerpo y te va dejando como una inestable marioneta después de todo alguien grita en la oscuridad y camino a su encuentro como la rata que soy marcho al abismo-muerte que me has señalado marcho sobre la yerba o la arena de la playa y es insoportable el sabor de los senos de las mujeres casadas y las nalgas cuando puedo escribir pubis maleza barro y no importa que griten si yo grito y regrito y no te dejo vivir como si importara vivir


Sobre esta noticia

Autor:
Daniel Montenegro (11 noticias)
Visitas:
263
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.