Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Coronavirus, economía y Estados

12
- +
15/03/2020 11:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Todas las pandemias, a lo largo de la historia han tenido consecuencias económicas, pero la pandemia del Covid-19 está teniendo y va a tener consecuencias catastróficas para la economía mundial --con una excepción de momento-- la economía de los EE.UU.

Es temprano para medir esas consecuencias, pero ya las están acusando los centros bursátiles y las economías de las naciones, especialmente, las más afectadas por el virus.

La primera consecuencia es el desabastecimiento de la industria, comercios y mercados, debido a la ruptura de la cadena de suministros y la consecuente falta de materias primas y mercancías en los mercados nacionales e internacionales.

La segunda, la drástica reducción del consumo interno como consecuencia del necesario confinamiento de las poblaciones en sus hogares y el cierre temporal de buena parte del comercio y los centros de consumo.

La tercera, la drástica caída del turismo vacacional y la suspensión de eventos públicos, deportivos, congresuales, mercantiles y comerciales a escala global, por temor al contagio.

Como consecuencia de lo anterior se anuncia la pérdida de miles de puestos de trabajo, el incremento del paro, el aumento de la morosidad, la debilitación de los mercados y graves e importantes pérdidas en la producción de todos los sectores de la economía, pendientes de cuantificar.

Visto lo visto --especialmente en Europa—todo indica que los Estados no estaban preparados para hacer frente a este tipo de pandemias que tienen todos los visos de repetirse.

Los gobiernos, al tomar las primeras medidas, no han respondido con prontitud, han improvisado demasiado y han actuado pensando primero en la economía y no en la salud de la población tal como sucedió en China con la aparición de SARS en 2003.

Al dar prioridad a la economía y dejar en segundo plano a la población, se han tomado medidas de escasa efectividad que no sólo no han logrado contener la pandemia, lejos de ello, la pandemia ha crecido de forma incontrolada.

El incremento exponencial de los enfermos ha crecido de tal forma que ha puesto en jaque a la sociedad de consumo, amenazándola de muerte.

Si no hay clientes, si no hay consumidores, si no hay trabajadores…no hay mercado, porque no hay quien extraiga las materias primas, no hay quien las transporte, no hay quien las transforme en mercancías, no hay quien fabrique las mercancías y no hay quien las compre.

Las pandemias cada vez más se parecen a una guerra mundial

No estamos en los tiempos de las huelgas de los trabajadores, estamos en los tiempos de las pandemias.

Las huelgas las organizan los sindicatos y se resuelven en las mesas de negociación entre trabajadores y empresarios.

Ahora necesitamos saber cómo se resuelven las pandemias producidas por los coronavirus humanos, que ya se han vuelto cíclica.

Porque después de Covid-19 habrá un nuevo coronavirus humano, que nadie lo ponga en duda y una de las características de esta familia (los coronavirus) es que el siguiente es más peligroso y efectivo que el anterior.

Podríamos decir que estamos ante una nueva versión de la gripe, que causa bajas masivas y mortíferas a gran escala con el consiguiente daño para la economía.

El Covid-19 es el séptimo de los coronavirus conocidos desde la aparición de su antecesor el HCoV-229E (Coronavirus humano 229E), descubierto en los años 60.

Pero resulta curioso observar que cada uno de estos coronavirus afecta de forma selectiva a grupos sociales concretos, uno afectan más a los hombres sin distinción de edad (MERS-CoV afectó al 60% de los hombres con una mortandad del 30%) y otros como el Covid-19 o SARS-CoV-2, afectan más a las personas mayores que a la población joven, pero su propagación es exponencial y muy rápida.

Por otra parte es también curioso que sea China por segunda vez el país más afectado por los virus de la familia SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave).

Arnaud Fontanet, jefe del departamento de epidemiología del Instituto Pasteur en París, indicó que el 2019-nCoV era 80% genéticamente idéntico al virus del SARS de 2003.

En 2003 China ocultó que buena parte de los afectados por el SARS correspondían a su ejército para evitar dañar su imagen y probablemente para desmoralizar a los responsables de la epidemia, así que en 2020 la respuesta ha sido contundente, dejando claro que es una potencia mundial de primer orden que está preparada para responder a cualquier contingencia.

En nuestro artículo anterior (ver enlace) ya comentamos que esta familia de virus se pueden fabricar en un laboratorio, si a ello añadimos que estamos ante un virus que en cada una de sus versiones resulta ser más selectivo, más veloz y más mortífero, el escenario resulta revelador: es el virus ideal para la guerra bacteriológica, mata a seres humanos (soldados), no afecta al resto de los animales ni a las plantas y su fabricación es muy barata.

 

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago  garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1298 noticias)
Visitas:
1032
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.