Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que El Mundo escriba una noticia?

Copa Confederaciones 2013: España hombre a hombre..

30/06/2013 22:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Así llegan a la final de la Copa Confederaciones 2013 ante Brasil en Maracaná, los 23 elegidos por el seleccionador Vicente Del Bosque, en busca del único título que les falta para cerrar un ciclo dorado del fútbol español

PORTEROS

Iker Casillas (147 internacionalidades): El capitán de la selección española volvió a ser San Iker ante Italia en semifinales. Encontró en la Copa Confederaciones el impulso necesario para levantarse del peor momento de su carrera, tras cinco meses sin jugar en el Real Madrid en un nuevo rol por su mala relación con José Mourinho. Eso ya es pasado gracias a Del Bosque. Le dio el cariño que le faltaba y la titularidad para comenzar el campeonato, en semifinales y le espera una nueva final. Otra cita con la historia del jugador con más partidos de la Roja, que agota los récords superados. Recibió un gol en sus 210 minutos, con una falta a la escuadra del uruguayo Luis Suárez, tras cinco partidos en fases finales sin encajar. Salvador ante Maggio, en esta ocasión no hicieron falta sus paradas en la tanda de penaltis ante Italia. Cuando siente el peso de la crítica, engrandece su leyenda.

Víctor Valdés (14 internacionalidades): se ganó el elogio de Del Bosque y el respeto de todos sus compañeros con su comportamiento. Aceptando que pese a su gran temporada, el titular de la selección es Casillas. Jugó su primer partido en una fase final como internacional ante Nigeria, el día que más disparos a puerta recibió España en el torneo, para que demostrase su buen estado de forma. Uno de los mejores porteros del mundo que acepta su rol con un comportamiento ejemplar y subiendo el nivel de exigencia a Iker en los entrenamientos.

Pepe Reina (26 internacionalidades): la inédita decisión de Del Bosque en un seleccionador en una fase final de un gran torneo, le permitió jugar un partido de la fase de grupos. No lo esperaba Pepe. Defendió la portería ante Tahití, el día en el que fue un espectador más en Maracaná pero dejó su nombre inscrito en la goleada más amplia de un partido de FIFA en su ronda final. Reina ha vuelto a ser nexo de unión en el vestuario. Uno de los jefes que actúa como capitán y siempre está junto a sus compañeros cuando le necesitan.

DEFENSAS

Álvaro Arbeloa (51 internacionalidades): para los que aún dudan de él, dejó uno de sus partidos más completos con la Roja en el estreno ante Uruguay. Disciplinado, máxima entrega asegurada y fuerza defensiva para ser un indiscutible para Del Bosque en el lateral derecho. Es el tercer jugador más utilizado por el seleccionador en la competición. Centrado en labores defensivas asomó poco en ataque. En la última Eurocopa frenó a Frank Ribery y Cristiano Ronaldo. En la final de la Confederaciones le espera un nuevo reto: Neymar.

César Azpilicueta (3 internacionalidades): el último en llegar a la Roja, disfrutó de su primera competición y llegó a debutar disputando todo el partido ante Tahití. El futuro le depara mayor protagonismo. De momento aprovechó la oportunidad que tuvo Del Bosque por la facilidad del rival, de no dejar a ningún convocado sin jugar como siempre ocurre en la Eurocopa y el Mundial.

Sergio Ramos (107 internacionalidades): vuelve a ser un pilar básico de la Roja que tanto siente. Ya es el cuarto jugador con más partidos de la historia de la selección, el que más minutos utilizó Del Bosque en la Confederaciones, con 345, para firmar un campeonato perfecto. Le hace estar nominado entre los mejores jugadores del torneo. Líder de la defensa menos goleada que imprime carácter, raza, siempre imponiendo su físico en el contacto con el rival, fuerte por alto, rápido, sacando el balón bien jugado y marcando de nuevo un penalti en la tanda de semifinales ante Italia. Le falta un sueño por cumplir que no cesa de buscarlos, marcar en una fase final. En Maracaná tendrá el mejor escenario para cumplirlo.

Gerard Piqué (56 internacionalidades): llega a la final con un leve esguince de tobillo que no le impedirá jugar ante Brasil. Consolidado como la pareja perfecta de Ramos en el centro de la defensa, con quien se entiende a la perfección dentro del terreno de juego y la que era pareja de futuro se ha convertido de presente por las lesiones de su gran amigo Puyol. Firmando una Confederaciones perfecta y clave en el juego aéreo. Del Bosque le ha pedido máxima atención en esa faceta que se teme de Brasil.

Raúl Albiol (40 internacionalidades): en esta ocasión no se marchará del campeonato mezclando la alegría de ser campeón con la desilusión de no jugar en la fase final. Albiol, que ha tenido protagonismo en la fase de clasificación de esta temporada al Mundial, tuvo sus minutos en la Confederaciones ante Tahití. Es el tercer central de la Roja y ha estado preparado por si Ramos o Piqué sufrían algún percance. Nunca una mala cara y jugador de equipo al que Del Bosque tiene una alta estima.

Jordi Alba (21 internacionalidades): con la velocidad que muestra en el campo 'moto GP', apodo que le puso Reina, está sumando partidos con la selección. El heredero de Joan Capdevila en el lateral izquierdo ya suma 21. Como en la Eurocopa 2012 firma un torneo inmaculado, con un partido para el recuerdo ante Nigeria en el que por primera vez que como profesional consiguió un doblete. Firme en defensa, sus incorporaciones al ataque son un factor sorpresa que aporta un nuevo arma ofensiva a la Roja.

Nacho Monreal (13 internacionalidades): ha saboreado su primera fase final con la selección española siendo un hombre de equipo, siempre listo para dar el máximo en cada sesión de entrenamiento y a la espera de sustituir a Jordi Alba para dar descanso. Lo hizo ante Tahití, disputando 90 minutos que nunca olvidará y mostrando sus virtudes en ataque.

CENTROCAMPISTAS

Javi Martínez (13 internacionalidades): su temporada repleta de títulos en el Bayern de Múnich le hizo entrar a última hora en la convocatoria y ahora es el jugador de la selección española que en caso de triunfo acabará la campaña con más éxitos. Javi ha vuelto a ser importante para Del Bosque. En cualquier demarcación. Dio fuerza al centro del campo en el final tenso ante Uruguay, dirigió el juego contra Tahití y ante Italia regresó a una posición en la que no jugaba desde que tenía 8 años: delantero centro. Hasta estuvo a punto de marcar un tanto en la prórroga. Un comodín para el seleccionador español, que también cuenta con él como central.

Sergio Busquets (58 internacionalidades): una vez más responde a la confianza ciega de Del Bosque en él con un torneo perfecto. Busquets nunca desentona y sus compañeros le adoran por el trabajo oscuro que hace en el sistema de juego. Atento a las coberturas, roba y juega con rapidez, incansable en el esfuerzo defensivo. Sin Xabi Alonso ha demostrado que también es capaz de asumir todo el pedo del medio centro. No le tembló el pulso en la tanda de penaltis ante Italia para marcar el primero de su carrera cuando un fallo significaba la eliminación.

Xavi Hernández (125 internacionalidades): se convierte en la final en el segundo jugador de la historia de la selección con más partidos. Xavi es una institución de la Roja. Un referente, el icono de un estilo. Como dice Torres podrá jugar hasta los 40 años si quiere porque dirige el juego como nadie, mide sus esfuerzos y no ha acusado ser el séptimo jugador al que más minutos ha dado Del Bosque en la Confederaciones. Las molestias que marcaron su temporada en el Barça no han aparecido con la selección. Ante Brasil cumple un sueño de infancia. Poder vencer en Maracaná como abanderado de un estilo.

Andrés Iniesta (86 internacionalidades): lucha con Neymar por el galardón de mejor futbolista de la Confederaciones. Fueron los dos más brillantes. Iniesta, el héroe de Johannesburgo, ha dejado a Brasil asombrada con su calidad. En un clima en contra en todos los estadios, él levantó el aplauso con su magia. Brillantes en los controles, en el regate, con 'slaloms' marca de la casa en los que cambia el ritmo del ataque español. Un jugador único que España exhibe en Maracaná para que inscriba su nombre en la leyenda de los más grandes. Sólo le falta marcar, como hizo en la final del Mundial 2010.

Cesc Fábregas (83 internacionalidades): la renuncia de Del Bosque a la figura de 'falso nueve' no le apartó de la titularidad hasta un inoportuno percance muscular. Cesc jugó en la Confederaciones donde más cómodo se siente. Con libertad de movimientos para servir de enlace entre el centro del campo y el punta, aprovechando espacios y llegando a portería rival. Dos disparos al poste, ante Uruguay y Nigeria. Se perdió la semifinal por precaución y está listo para volver a ser decisivo en una final.

Santi Cazorla (56 internacionalidades): el número de partidos con la selección no se han transformado en importancia sobre el campo en la competición. Cazorla ha sido uno de los que ha tenido menos protagonismo del esperado. 101 minutos y sin participar ante Nigeria ni Italia. Cuando estuvo sobre el césped aportó su movilidad habitual y buscó el gol. La necesidad de jugadores de otras características para cambiar los partidos, le dejó en un segundo plano.

Jesús Navas (27 internacionalidades): asumido su papel de revulsivo de la selección, ha disfrutado aprovechando los minutos que le ha dado Del Bosque. Fueron pocos, 113, pero decisivos. Después de jugar únicamente una parte ante Tahití, fue la apuesta del seleccionador para cambiar el destino del partido de semifinales. Cuando Italia desdibujaba a España. Su entrada al campo cambió el panorama y acabó recogiendo el premio de marcar el penalti definitivo de la tanda.

DELANTEROS

David Silva (75 internacionalidades): llegó justo físicamente al torneo y se ha notado en sus minutos. Hizo un doblete ante Tahití pero ha estado alejado de su habitual brillantez. Fue la apuesta de Del Bosque para sustituir al lesionado Cesc en semifinales. No brilló, fue el primer cambio y pierde opciones para participar en la final. Ha vivido una situación similar a la pasada Eurocopa, fundido ante la cantidad de partidos de la temporada en el Manchester City.

Juan Mata (28 internacionalidades)

Comentario: en la Eurocopa no tuvo un minuto hasta la final, cuando disfrutó en el campo de la exhibición ante Italia en los últimos compases en los que incluso marcó un gol. Su protagonismo va creciendo un año más, con el mismo rol en la Roja pero siendo uno de los jugadores en los que primero piensa Del Bosque para cambiar los partidos. Ha dejado un gol en la Confederaciones, ante Tahití, y sueña con repetir en la final frente a Brasil.

Pedro Rodríguez (30 internacionalidades): ha ido de más a menos en el torneo pero siempre aportando un arma básica para la selección, pegado a un costado, aumentando la velocidad en los metros finales y concediendo llegada al juego de toque. Pedro ha asistido y marcado. Lo hizo para abrir el campeonato ante Uruguay, demostrando las razones por las que es el máximo goleador de la temporada con la selección.

David Villa (91 internacionalidades): ha visto como poco a poco ha dejado su sitio en el campo, para perder la condición de fijo desde que sufriese la grave lesión de tibia que le impidió estar en la última Eurocopa. En su puesto en la selección, extremo izquierdo, el titular es Pedro, y como nueve no ha contado para Del Bosque. Sus 105 minutos en el torneo, 90 de ellos ante Tahití, plasman como se ha rebajado su importancia. Aún así cuando sale marca. Lleva el gol en la sangre y marcó tres a la débil selección tahitiana para engrandecer sus números como máximo artillero de la historia de la Roja. Alcanza 56, doce más que Raúl y veinte más que Torres.

Fernando Torres (105 internacionalidades): por segunda vez consecutiva se subió al tren de la selección a última hora y ha repetido el protagonismo. En la Eurocopa 2012 fue máximo goleador y también lo es en esta Confederaciones con cinco tantos, cuatro de ellos a Tahití. Beneficiado por el regreso al sistema con un nueve nato de Del Bosque, comenzó como suplente de Soldado y acabó titular. Es la lucha eterna de Torres en la selección. Acaba ganándose el protagonismo derribando barreras y con buenos números en las fases finales. Si marca a Brasil entrará en la historia al convertirse en el máximo artillero de la historia de la competición.

Roberto Soldado (11 internacionalidades): pasó de pensar que nuevamente sería un descarte y que no figuraría entre los 23 elegidos para la competición, a ser titular por sus buenas actuaciones en los amistosos de preparación. Lo aprovechó ante Uruguay, firmando un gran partido y marcando. Tras no jugar ante Tahití volvió contra Nigeria en un día en el que falló en la definición. Sus buenos movimientos no encontraron el premio y dejó su sitio a Torres. Un edema muscular le apartó de semifinales y le complica tener protagonismo en la final. Pase lo que pase se marchará habiendo cumplido un sueño, jugar una competición con España, y además habiendo tenido protagonismo.


Sobre esta noticia

Autor:
El Mundo (4809 noticias)
Visitas:
4007
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.