Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Continuarán en Los Angeles programas de deportación de indocumentados

01/06/2011 11:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sheriff de Los Angeles, Lee Baca, decidió continuar con los programas del gobierno federal para deportar a indocumentados criminales “porque han funcionado para reducir la delincuencia”, argumentó. En una entrevista con el periódico La Opinión, el jefe del Departamento del Sheriff de Los Angeles aseguró que durante los dos años que se ha aplicado el programa 287(g) y Comunidades Seguras, la población carcelaria de indocumentados se redujo de 24 a 16 por ciento. Esos programas, en especial el de Comunidades Seguras, fueron instrumentados por la administración del presidente estadunidense Barack Obama y en principio fue creado para deportar a indocumentados criminales peligrosos. Sin embargo, en lo que va de la actual administración de los 700 mil deportados, unos 400 mil que han sido removidos, no tenían antecedentes criminales ni fueron delincuentes peligrosos lo que ha sido cuestionados por políticos y organizaciones pro inmigrantes. La posición de Baca se mantiene inquebrantable a pesar de las criticas como las del alcalde Antonio Villaraigosa. Baca señalo que “la preocupación con Comunidades Seguras y 287(g) la tienen quienes no son capaces de mantenerse alejados de los problemas con la justicia”. "Son programas que están funcionando de manera mucho más efectiva que algunas de las preocupaciones que sus críticos han hecho", mencionó. Para Baca, quien cumple 13 años como jefe del Departamento del Sheriff, el problema principal es que no existe un proceso de legalización y consideró que "habría que empezar a documentar a todos aquellos que han sido respetuosos de la ley”. Al ser cuestionado sobre ¿qué les diría a quienes se oponen a este programa, como el alcalde Villaraigosa y el jefe de la policía de Los Angeles?, contestó que “les diría que no están viendo todos los detalles de cómo funciona ese programa, el hecho es que tenemos menos crimen”. “En el sistema de prisiones del condado solíamos tener 24 por ciento de internos indocumentados y ahora estamos en 16 por ciento. Eso es una caída significativa”, reiteró. “Creo que la gente indocumentada que se ha mantenido fuera de las prisiones por años no está preocupada por ello; creo que la gente que no sabe quedarse fuera de los problemas es la preocupada", dijo. Datos oficiales revelaron que Los Angeles es el segundo condado que más indocumentados remite a la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), sólo por debajo de Maricopa, Arizona, por lo que a Baca empieza a ser comparado con el sheriff Joe Arpaio. Esa comparación fue rechazada por el propio Baca, quien señaló que “el sheriff Arpaio puede hablar por sí mismo, pero no hay evidencia de que yo trabaje personalmente en las deportaciones, incluso en el programa 287(g), este departamento no trabaja así". "Este departamento es la única corporación policiaca en el país que negoció con el ICE respecto a cómo aplicar el programa 287(g)”, indicó. Detalló que la negociación consiste en que “cuando una persona sea arrestada por un delito, si es indocumentada, una vez que vaya a corte, que sea sentenciada y que sirva su sentencia, entonces sus datos son enviados a ICE y esa agencia es la que determina su deportación". Durante una reciente reunión en la Casa Blanca, Baca dijo que recomendó que se analicen los millones de trabajos que los indocumentados están realizando para ofrecer un camino a la legalización y empezar por quienes han sido respetuosos con la ley. "Porque no creo que sea correcto que trabajadores que han sido respetuosos de la ley, que no han violado ninguna ley, que sean deportados", indicó. "Comunidades Seguras no sería un asunto si tuvieramos un proceso de documentación y de legalización de los trabajadores", agregó. Esa situación del estatus migratorio provoca mucho miedo en la comunidad, y aunque no existiera el 287(g) y Comunidades Seguras, la ansiedad de ser indocumentado prevalecería, opinó. "Nosotros no arrestamos a gente por multas de tránsito, arrestamos a quienes manejan en estado de ebriedad", aclaró. Baca señaló que los indocumentados en prisión tienen un costo para el condado de 400 millones de dólares al año por todo el proceso judicial y que si no fuera por Comunidades Seguras esa cantidad podría incrementarse. El Departamento del Sheriff gasta alrededor de 90 millones de dólares por mantener en prisión a unos tres mil indocumentados al año, pero el gobierno federal sólo reembolsa unos 13 millones, explicó. El sheriff aseguró que Comunidades Seguras no promueve el perfil racial. "Sé mucho de indocumentados y sé que trabajan de la mejor manera que pueden, pero nunca encontrarás que el Departamento del Sheriff maltrate a una persona por ser indocumentada ni por lenguaje o alguna forma de sospecha o prejuicio”, aseguró. “Eso no pasará porque respetamos la dignidad de las personas (...) el problema es que no tienen un camino de esperanza, porque no les dan la oportunidad de legalizarse", subrayó.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1252
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.