Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcos Bohoyo escriba una noticia?

El consumo de cannabis incrementa el fracaso escolar

26/10/2009 17:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un consumo excesivo de cannabis puede acarrear a los jóvenes serias dificultades. Pérdida de memoria y capacidad de concentración, fracaso escolar, agresividad, apatía o disminución del apetito son consecuencia del consumo "problemático" de esta droga

Proceso de liado de un "porro"Se considera consumo "problemático" de cannabis entre los jóvenes aquel que, por su frecuencia, se traduce en irritabilidad, fracaso escolar y necesidad de consumir para poder desarrollarse habitualmente. Al menos, de esta manera lo ven los expertos, que consideran que un abuso de los "porros" provoca alteraciones del sistema nervioso central, déficit en la memoria, disminución en la atención y en la capacidad psicomotora, como principales problemas para los jóvenes.

Así queda reflejado en el informe "Cannabis II", elaborado por la Delegación del Plan Nacional sobre Drogas en España, país en el que unos 40.000 adolescentes entre los 14 y 18 años, un 2, 2% de esta población lleva a cabo un consumo tan frecuente como para generar "pérdida de memoria y capacidad de concentración, problemas de conducta, como agresividad, apatía, disminución del apetito o problemas para dormir".

La droga ilegal más consumida

Según destaca el mencionado documento, el cannabis sigue siendo la droga ilegal más consumida en el mundo. En España, el 35 por ciento de los jóvenes de 14 a 18 años ha fumado 'porros' alguna vez en su vida; un 30 por ciento en el año y un 20 por ciento en los últimos 30 días.

Otro de los aspectos negativos del consumo de cannabis, según el informe, es su carácter de "puerta de entrada" para otras drogas, dado que el 98 por ciento de los escolares que fuman porros también beben alcohol, el 80 por ciento fuma tabaco y el 11 por ciento consume cocaína. Además, la precocidad con la que se inician los jóvenes en el consumo de cannabis (14, 5 años de media) agrava los daños físicos y psíquicos que produce en los jóvenes.

Trastornos de dependencia

Según Amparo Sánchez, experta en adicciones, entre un 7 y un 10 por ciento de las personas que han probado alguna vez cannabis tienen riesgo de desarrollar un trastorno de dependencia. Tomado a diario y durante periodos prologados –el 3, 2% de los adolescentes españoles lo consume cada día– genera "daños severos en el tejido cerebral", afectando a la capacidad de concentración y la memoria a corto plazo.

El cannabis puede causar la aparición de psicosis, la enfermedad psiquiátrica más grave e invalidante que hay, sobre todo cuando afecta a cerebros inmaduros

Sánchez destaca que no resulta extraño que sólo un 2 por ciento de los estudiantes que consumieron cannabis en su vida consigan un título universitario frente al 30 por ciento de aquellos que nunca lo consumieron. También es lógico que tengan más accidentes, ya que fumar 'porros' antes de conducir multiplica por tres el riesgo de terminar en Urgencias.

Psicosis

Otros expertos, como Marta Torrens, de la Unidad de Toxicomanías del Hospital del Mar de Barcelona, asegura que "el cannabis, que es la droga más consumida, puede causar la aparición de psicosis, la enfermedad psiquiátrica más grave e invalidante que hay, sobre todo cuando afecta a cerebros inmaduros, mucho más sensibles a que puedan aparecer efectos secundarios".

En este sentido, Amparo Sánchez apunta que "el 13 por ciento de los pacientes con esquizofrenia se podrían haber evitado sin el consumo de cannabis".

El catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo Julio Bobes resalta que un uso mínimo de cannabis y otras drogas en la adolescencia, además de rebajar el rendimiento académico, está favoreciendo la aparición de enfermedades psiquiátricas en aquellos que tienen vulnerabilidad genética. Bobes recomendó alejar de cualquier droga a jóvenes con antecedentes familiares de psicosis, paranoias o depresiones.

Problemas en el embarazo

Otras consecuencias son una bajada de las defensas, problemas para la regulación de la tensión, y que los cannabinoides se transmiten de la mujer embarazada a su hijo, en los que se ha visto que tienen menos peso al nacer y menos memoria y concentración durante su desarrollo.

Además, en los adultos, el cannabis produce taquicardias y puede causar problemas de infertilidad tanto en mujeres como en hombres y en estos últimos incrementa en un 70 por ciento el riesgo de desarrollar un cáncer de testículo.

El 98 por ciento de los escolares que fuman porros también beben alcohol, el 80 por ciento fuma tabaco y el 11 por ciento consume cocaína


Sobre esta noticia

Autor:
Marcos Bohoyo (215 noticias)
Visitas:
14752
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.