Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lisaryan escriba una noticia?

Con estos consejos no le hará falta volver al dentista: guía básica de higiene bucodental

11/03/2017 11:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Confuso acerca de las recomendaciones para mantener la higiene de su boca? Aquí presentamos los consejos aprobados por la mayoría de especialistas en el gremio

Muchos hablan de las maravillas de la dieta para conseguir unos dientes fuertes y perfectos. El calcio y la vitamina D es duda importante para ello, así como controlar la ingesta de azucares simples que reaccionan negativamente con la flora bacteriana de nuestra boca. Pero, ¿acaso sabemos lo que son buenos hábitos de higiene bucodental?

Para el que esté un poco perdido, o simplemente no lo tenga nada claro, aquí van un par de consejos, sin tecnicismos y cepillos de dientes de última generación, que mantendrán su boca sana durante un largo tiempo.

1. Cepillado de dientes

Todos sabemos que la fórmula infalible para evitar las caries y las indeseadas visitas al dentista es cepillarse los dientes, el problema radica sin embargo en que muchos de nosotros creemos conocer el método adecuado de cepillado, cuando en la mayoría de los casos no sucede de esta manera. No se preocupe lo más probable es que no sea su culpa Estudios realizados en el Reino Unido demuestran el manifiesto desacuerdo en la materia.

Entre las técnicas mas usuales, encontramos la de aplicar movimiento circulares, siempre llegando hasta la encía. Otro creen que los movimientos horizontales son también aceptables para limpiar efectivamente la dentadura.

En relación al tiempo que deberíamos emplear en la tarea, las recomendaciones generales apuntan a 2 minutos en total. Existiendo opiniones que opten por un poco más de tiempo, entre 2, 5 y 3 minutos. La frecuencia del cepillado es también vital. Cualquier dentista la aconsejaría que se cepillara los dientes después de cada comida, esto sería lo ideal. Sin embargo, el consenso opina que dos veces al día debería de resultar suficiente para mantener una buena salud bucodental.

Estas indicaciones por lo demás, no discriminan por razón de la edad, ni tienen en cuenta factores tales como enfermedades o condiciones que puedan afectar a la salud dental en general.

Tampoco debe de subestimarse la forma en la que se sujeta el cepillo de dientes. A menudo observamos en fotografías e incluso anuncios por la tele, como la persona en cuestión sujeta el cepillo con el puño. Según los especialistas, esta sutileza puede generar un gran efecto en el cepillado, causando abrasión y desgaste del esmalte, pues sujetarlo de ese modo incrementa la dureza del cepillado.

En este sentido, los especialistas recomiendan sostenerlo de tal manera que su posición final sea lateral, sin presionarlo, de forma semejante a un bolígrafo. Y nunca olvidar los dientes traseros que deben limpiarse con el cepillo apuntando al techo, con movimientos que vayan de abajo a arriba.

2. Hilo dental

Para complementar el uso del cepillo y garantizar la completa limpieza de la boca también necesario pasar un hilo dental, que alcanza aquellas áreas a las que no llega el cepillo de dientes. La eliminación de los restos de comida entre los dientes o incluso en las encías puede evitar caries y gingivitis. Se recomienda su uso como mínimo una vez al día

3. Enjuague bucal

El enjuague bucal después del cepillado, aunque no esencial según mucho especialistas, contribuye a evitar la proliferación de bacterias en la boca. Se recomienda elegir un enjuague que no contenga alcohol, para evitar así el desgaste del esmalte. Tampoco es recomendable los enjuagues con clorhexidina, ya que esta también puede afectar a la coloración de los dientes a largo plazo, aunque puede venir indicada por un dentista para prevenir infecciones en casos particulares.

Si lo que desea es combatir las caries y garantizar una boca fresca, recurra a enjuagues con fluor y sabor a menta o hierbabuena, suelen ser los más efectivos para estos propósitos.

4. Limpieza de la lengua

Por último, y no menos importante, la lengua. Esta parte de nuestra boca constituye un gran foco bacteriano, al estar involucrada en el proceso de masticación de los alimentos. Por ello, es conveniente que nos tomemos nuestro tiempo encargándonos de su limpieza, ya sea con un limpiador lingual, ya sea empleando la parte trasera del cepillo, que muchas veces incorpora un pequeño limpiador destinado a esta zona.

Si aún no se está convencido de poder controlar su salud dental con estos consejo, siempre se puede acudir a uno de los mejores dentistas en San Sebastián, que le puedan asesorar propiamente acerca de los hábitos que dan mejor resultado en el mantenimiento de la higiene bucodental.


Sobre esta noticia

Autor:
Lisaryan (2 noticias)
Visitas:
2283
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.