Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

10 consejos sobre blogs de equipos de investigación

08/10/2010 06:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

bla blaLa Avalancha de las redes sociales en Internet hizo que más de uno predijera hace ya su tiempo la muerte de los blogs. Pues vale. Hay que vender titulares; no digo que no. Pasado ya un buen tiempo desde que todo esto de las blogosferas comenzara, hoy es más fácil entender por qué y cómo tienen sentido. Y un ejemplo bien claro es el de equipos de investigación. Vamos con el típico formato de artículo útil para atraer visitas. He aquí diez consejos.

  1. Primera condición, como decíamos el otro día: hay que hablar de propiedad intelectual y de reutilización de los contenidos. Si no hacemos esto al principio, puede que un blog de investigación sea una casa con cimientos en terreno arenoso. Conviene hablar las cosas porque en el camino habrá pasos complicados, que nadie lo dude. Pero eso es común en todos los órdenes de la vida. Nada nuevo bajo el sol.
  2. Un segundo asunto relevante es el de plantear un blog generalista o si es mejor centrarlo en ciertos ámbitos de la investigación. El porqué de un blog de investigación es importante. No es lo mismo generar contenidos amplios que centrarlos en un tema concreto. La ventaja de este último enfoque es que permite un ‘ experimento’ más controlado.
  3. Tercer asunto: escribir en un blog cuando investigas no sólo tiene que ver con la producción propia de contenido. Tan importante o más es la localización de recursos valiosos en torno al objeto de investigación. Así que no entendería un blog sin utilizar delicious para compartir enlaces de valor. Y mejor comentarlos, claro. La simple recomendación sirve, pero una recomendación comentada aumenta el valor.
  4. Cuarto asunto: ¿qué grado de participación ajena queremos? Según le demos más o menos relevancia, habrá que poner en marcha distintas ‘ zanahorias participativas’ . Esto incluye votación de entradas y comentarios, feedback sobre número de visitas y sobre quiénes escriben y comentan más, alguna que otra encuesta para pedir opinión, participar en blogs ‘ amigos’ … O sea, que participar no es escribir y esperar a que te comenten. Requiere una arquitectura bien pensada.
  5. La autoría colectiva no quiere decir que todo el mundo tiene que escribir. Puede haber roles. Igual que cuando ayer explicábamos los diferentes equipos que hemos organizado en clase, un equipo investigador puede repartirse balones y tener a alguna gente en escena y a otra entre bambalinas. Las habilidades personales -menos mal- se reparten de forma diferente entre los humanos. Vamos a aprovecharlas según convenga.
  6. No creo que tenga mucho sentido el uso intensivo de redes sociales generalistas o la búsqueda de tráfico para medir el éxito por número de visitas o asuntos tristes de rankismo. Hay que buscar un hueco en la larga cola y trabajar para la calidad y no tanto para la cantidad.
  7. Conviene manejar buenos elementos descriptivos de la investigación. Eso supone, sobre todo, etiquetar y categorizar bien. Las categorías van a servir para una navegación estructurada, pero las etiquetas pueden contribuir a visión más global de los contenidos mediante las correspondientes nubes. O sea: obligatorio categorizar y etiquetar.
  8. Hay que ejercer el sentido crítico, hacia dentro y hacia fuera. La investigación no es sólo razón. Hay que dar vida a los contenidos. De acuerdo en que es probable que el tono no sea tan ‘ jovial’ como el que podemos encontrar en una actualización de twitter, pero de ahí a escribir unas chapas en formato artículo académico hay una buena distancia, ¿no? O sea, que el circuito académico está para lo que está y parece que va a seguir existiendo. Pero el formato blog supone otro estilo, ¿de acuerdo? Sin exagerar, pero otro estilo.
  9. Un blog de investigación también puede servir para hablar de metodología. Los ‘ making-off’ son muy interesantes. ¿Por qué no una sección para hablar de la divulgación, de cómo compartir, de cómo mejorar la eficiencia? Esta parte de intrahistoria de la investigación es tan jugosa -o más- que su producción de contenido.
  10. No por tener un blog de investigación somos más que el resto de gente que investiga. No se trata de que luzcamos frente a la chusma que no bloguea. De todo tiene que haber. Es tan lícito bloguear como no hacerlo. Las verdades universales no aplican; puede convenir más o menos, ayudar más o menos. Pero que nadie piense que tener o no un blog de investigación es la panacea. Eso sí, somos unos cuantos quienes podemos decir que nos ha servido.

Pues eso, buen y largo fin de semana, ahora que me he dado cuenta de que el Pisuerga pasaba por Valladolid ;-)


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1347 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
3130
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.