Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Congo celebra hoy presidenciales con el presidente Sassou-Nguesso como rotundo favorito

12/07/2009 08:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Congo celebra hoy domingo unas elecciones presidenciales el las que el presidente Denis Sassou-Nguesso --uno de los dirigentes más longevos de África-- tiene previsto renovar mandato de manera prácticamente automática gracias a los criterios de selección de candidatos impuestos por el "Tribunal Constitucional" del país africano, que han eliminado a la práctica totalidad de la competencia.

Estos comicios son un simulacro democrático. La historia reciente del país camina con la del general Sassou-Nguesso, cuyo primer mandato presidencial comenzó en 1979 y se prolongó hasta los comicios de 1992, que se desarrollaron entre un cruce de acusaciones de sus dos rivales históricos, Pascal Lissouba y Bernard Kolelas, sobre manipulación de votos. Sassou-Ngueso abandonó el país durante cinco años. Regresó en 1997, barrió con su milicia a la oposición, fue nombrado de nuevo presidente y renovó su mandato en 2002 sin oposición, con Lissouba y Kolelas expulsados del juego político, con un 90 por ciento del apoyo popular y de nuevo, entre acusaciones de fraude electoral.

Las condiciones de estos comicios son exactamente las mismas, la tensión social añadida de que la población está escarmentada e incluso está abandonando el país ante la violenta retórica exhibida por la oposición, concentrada en la figura de un único candidato, el ex ministro de Economía, Mathias Dzon, quien ha llegado a pedir la disolución de la Comisión Electoral por su sumisión al régimen de Sassou-Nguesso, una denuncia respaldada por observadores internacionales de la Unión Africana presentes en los últimos comicios celebrados en el país.

SÓLO UN CANDIDATO DE OPOSICIÓN

El único candidato de oposición con ciertas garantías de recabar votos es el ex ministro Dzon, líder de la Alianza para la República y la Democracia, encargado de canalizar todas las críticas contra el actual régimen en el país africano. Dzon ha conseguido salvar todos los obstáculos impuestos por el Alto Tribunal congolés, quien ha llegado a prohibir la participación a candidatos que no hayan vivido un período ininterrumpido de dos años en un país donde el exilio político es una constante, salvo para el presidente.

Tal fue el caso del ex primer ministro Ange Edouard Poungi, antiguo jefe de Gobierno bajo el mandato de Sassou. Otro de los candidatos, Christophe Moukoueke, fue descartado por superar la edad límite de 70 años --Sassou-Nguesso tiene 66 años-- impuesta por el Tribunal Constitucional.

Otros cuatro candidatos presidenciales han sido igualmente vetados, dejando a Sassou-Nguesso enfrentado a 11 competidores de nula envergadura salvo Dzon, quien la semana pasada organizaba una protesta multitudinaria donde unas 10.000 personas abogaron por la anulación de la Comisión Electoral.

"Queremos una comisión electoral realmente independiente, una que realice un adecuado registro de votantes y distribuya las papeletas a los votantes", proclamó Dzon a la multitud.

Las elecciones parlamentarias de 2007 y las elecciones locales de 2008, organizadas por la misma comisión electoral, presentaron graves indicios de fraude por manipulación de votos, así como de las listas de votantes, según la misión de observadores de la Unión Africana, la Coordinación de Apoyo al Proceso Electoral, un conglomerado de más de 20 ONG nacionales.

Hace dos semanas todavía no se conocía la composición exacta del electorado ni la distribución de los colegios electorales a pesar de la llamada a la calma realizada el pasado 22 de junio por el primer ministro y vicepresidente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN), Isidore Mvouba.

PELIGRO DE TENSIÓN

Marcel Kombo, profesor de escuela de Brazzaville, ha enviado a su mujer y a sus hijos fuera de la capital durante un tiempo, en previsión de la posible violencia que pudiera desencadenarse en los comicios. "Dada la forma en la que los políticos están hablando, hay que ser prudente. Su lenguaje es un poco violento y no inspiran confianza alguna", apunta a la agencia de noticias de Naciones Unidas, IRIN.

La ONU lleva situando al país al borde de la crisis humanitaria desde hace una década. Hay cientos de miles de desplazados en el norte del país, donde la actividad rebelde sigue siendo la norma habitual sobre todo en la región de Pool, que en 2003 fue escenario de violentísimos combates entre milicia y Gobierno. El índice de asistencia escolar ha descendido desde casi el 100 por 100 hasta por debajo del 60 por ciento.

"Y la gente no se ha olvidado de que las elecciones han dado lugar a ciertos conflictos en el pasado", según el ex ministro Henry Okemba, quien con todo se muestra moderadamente optimista y cree que el país podrá evitar esta vez una guerra civil gracias a la "madurez" de la política congolesa.

Pero la capital lleva experimentando desde hace meses "un creciente descontento" por las interrupciones en servicios básicos, entre ellos el suministro de agua y de electricidad, según el presidente del Foro para la Gobernanza y los Derechos Humanos (FGDH), Maixent Hanimbat.

La precaria situación socioeconómica impide además que los salarios cubran los costes básicos. La tasa de desempleo es alta, a pesar de los pingües beneficios obtenidos por el petróleo y la madera. Estos factores podrían ser desencadenantes de un conflicto armado.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
3295
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.