Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Parece confirmarse la colisión asteroidal para el extraño objeto P/2010 A2

03/02/2010 01:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Telescopio Espacial Hubble ha observado una misteriosa "X" en unas colas de polvo que sugieren que ha ocurrido una colisión frontal entre dos asteroides. Los astrónomos han pensado durante bastante tiempo que el cinturón de asteroides ha sido una región azotada por colisiones, pero nunca antes se había sido visto una.

El objeto llamado P/2010 A2 fue descubierto por el sondeo celeste Lincoln Near Earth Asteroid (NEAR) el pasado 6 de enero. A primera vista los astrónomos creyeron que podría ser un "cometa del cinturón principal", un extraño caso de un cometa cuya órbita está dentro del cinturón de asteroides. Pero las subsecuentes imágenes tomadas el 25 y 29 de enero, revelaron, sin embargo, una estructura filamentaria en forma de X junto al núcleo:

Detalle de la X en las imágenes del Hubble de P/2010 A2

"Esto es bastante distinto de las suaves envueltas de los cometas normales", dice el investigador principal David Jewitt de la Universidad de California en Los Ángeles. "Los filamentos están compuestos de polvo y grava, presumiblemente arrojados por el núcleo. Algunos están siendo barridos hacia atrás por la presión de radiación de la luz solar hasta crear franjas de polvo rectas. Dentro de los filamentos hay pequeñas burbujas de polvo moviéndose que fueron probablemente originadas por los cuerpos progenitores invisibles."

El Hubble muestra que el núcleo principal de P/2010 A2 está fuera del propio halo de polvo. Esto nunca había sido visto en un objeto de aspecto cometario. El núcleo se estima que tiene un diámetro de 150 metros.

Los cometas habitualmente caen en las regiones interiores del sistema solar desde los lejanos reservorios helados del Cinturón de Kuiper o la Nube de Oort. Mientras se aproximan al Sol el hielo de su superficie va sublimándose, y la parte sólida del cometa eyecta material mediante chorros. Pero P/2020 A2 puede tener un origen diferente. Este cuerpo orbita en regiones más internas y calientes del sistema solar, donde sus vecinos cercanos son objetos rocosos secos carentes de materiales volátiles.

Esto abre la posibilidad que que esta compleja cola de desechos sea el resultado de la colisión entre dos cuerpos, en lugar de ser el resultado de la fusión del hielo de un objeto.

"Si esta interpretación es correcta, dos asteroides no conocidos anteriormente habrían colisionado recientemente creando una nube de escombros que está siendo barrrida en forma de cola del lugar de colisión por efecto de la presión por radiación del Sol", explica Jewitt.

Las colisiones asteroidales son sucesos energéticos, con una velocidad promedio por impacto de más de 17.000 km/h, cinco veces más rápida que la velocidad de la bala de un rifle. El núcleo principal de P/2010 A2 sería el remanente que habría sobrevivido a esta colisión a alta velocidad.

Imagen de P/2010 A2. Crédito: NASA/ESA y Dr. Jewitt (Universidad de California, Los Ángeles. Foto No. STScI-2010-07

Imagen de alta resolución

"La apariencia filamentaria de P/2010 A2 es distinta de todo lo visto anteriormente en otras imágenes del Hubble de cometas, consistentes con la acción de procesos distintos", afirma Jewitt. La hipótesis del impacto como origen sería consistente con la ausencia de gas en el espectro registrado por telescopios en la Tierra.

El cinturón de asteroides contiene abundantes evidencias de colisiones pasadas que han fragmentado los cuerpos precursores en trozos. La órbita de P/2010 A2 es consistente con las órbitas de los asteroides de la familia Flora, producidos por fragmentación por colisiones hace más de 100 millones de años. Un fragmento de una antigua colisión asteroidal pudo provocar la extinción de los dinosaurios hace ahora 65 millones de años. Pero nunca habíamos visto producirse una colisión, hasta ahora.

En el momento de las observaciones del Hubble, el objeto estaba a unos 290 millones de kilómetros de la Tierra. Las imágenes fueron registrador por el Hubble con la nueva Wide Field Camera 3 (WFC3).

Fuente original NASA

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
9447
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.