Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Josep Pont escriba una noticia?

Confesion meditada, camino certero para la Misericordia Divina

11/01/2016 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El analisis de hacer una confesion inteligente de nuestras faltas habituales, y el cambio de rumbo espiritual

 

Cuando uno se acerca al Sacramento de la Confesión debe de hacerlo con tranquilidad, sin prisas, convencido de que su ser será restaurado, Esta afirmación tendría este año mucho que ver con la Misericordia Divina.

Hay muchas personas que buscan en el confesionario la liberación inmediata de un peso que les oprime, el peso de la culpa.

En realidad estas personas necesitan una rápida reconciliación con Dios. No digo que este mal, pero, lo que necesita quien ha caído en el pecado, y todos lo hacemos, es una reflexión tranquila, del por que ha tropezado, quizá con la misma piedra de anteriores ocasiones.

Una reflexión profunda, hecha en la soledad de la iglesia, o en la habitación de su casa, pero con silencio y concentración.

Si bien la caída en el pecado es muchas veces fruto de una acción irreflexiva, la reconciliación ha de ser el resultado de pensar y analizar y decidir evitar volver a recaer, sopesando pros y contras para andar por el camino mas recto y evitar, en lo posible un nuevo tropiezo.

Muchos podríamos definir con los dedos de una mano y aun nos sobrarían cuales son nuestros pecados recurrentes. Nadie mejor que el penitente en su soledad para llegar a conocerse mejor a si mismo. A veces la ayuda de un Director Espiritual, redondea la tarea.

Pero insisto que es una cuestión eminentemente personal.

Tomar la decisión firme de cortar con el pasado indigno, no es fácil, el panorama de placer que nos presenta el maligno, nos hace tambalear una y otra vez.

La firma convicción solo puede llegarnos como fruto de un trabajo de oración y con la ayuda de Cristo.

La decisión, diáfana, sin ambages, aunque dejemos atrás un mundo que se nos antojo maravilloso. El que nos propone Cristo, es mucho mejor y además nos confiere la paz en nuestras conciencias,

 


Sobre esta noticia

Autor:
Josep Pont (100 noticias)
Visitas:
3629
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.