Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Concluye Rodríguez Zapatero su peor año en el gobierno

29/12/2010 15:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, cierra este 2010 como lo que se considera el “peor” de sus ya seis años de gobierno o su “annus horribilis”, con una crisis que continúa lastrando parte de sus avances sociales. “Voy a seguir el camino, cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”, aseguró el mandatario el pasado 14 de julio cuando afirmó que mantendría las reformas económicas para tratar que el país salga de la crisis, medidas que le han reportado un elevado costo político. Abril y mayo fueron los peores meses para el presidente español este 2010, al conocer que el número de desempleados en el país superaba el 20 por ciento de la población económicamente activa, y ante los cuestionamientos de los mercados financieros a la deuda española. Asimismo, la caída de la Bolsa de Madrid se acentuó, mientras el gobernante siente la presión para avanzar en la reforma laboral y se ve obligado a cambiar de rumbo económico, pese las consecuencias en la política social que era el eje de su acción política y que genera pérdida de popularidad. En abril debió cambiar a su vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, que ejercía esos cargos desde 2004, y en su lugar nombró a Elena Salgado, quien se estrenó con los cuestionamientos desde el exterior a la economía española. La crisis en Grecia aceleró la implementación de algunas medidas en España, una de ellas la necesidad urgente de reducir el déficit público, tal como lo reclamaban agencias de calificación crediticia, gobiernos europeos, la Unión Europea y hasta Estados Unidos. “La noche del 9 al 10 de mayo lo pasé en blanco, primero en contacto con la vicepresidenta, que negociaba (en Bruselas) reducir el déficit un punto y medio más”, reveló. “Luego estuve a la espera de ver como reaccionaban los mercados. Digamos que pasé la noche esperando al índice Nikkei”, dijo. La revelación del mandatario meses después fue interpretada en España como una muestra de que podría saber el costo de esas medidas, que se llevarían a la práctica con la baja de salario a trabajadores del Estado, la congelación de las pensiones y otras partidas. El 12 de mayo las centrales Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), considerados aliados naturales de Rodríguez Zapatero y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), anunciaron movilizaciones y su disposición a realizar una huelga general. Pese a ello, el mandatario consiguió aprobar en septiembre una reforma laboral que los sindicatos rechazaban, con lo que se materializó la “ruptura” de la UGT y CCOO con el gobierno y la huelga general se realizó el día 29 de ese mes. Las medidas no tardaron en mostrar el desgaste para el mandatario, quien intentó impulsar como candidata socialista a la Presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid en los próximos comicios de mayo de 2011 a su ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez. La “elegida” del mandatario que perdió en la contienda interna del 2 de octubre ante Tomás Gómez, líder regional de los socialistas, que ganó la batalla también a Rodríguez Zapatero. “No podemos tener siempre la razón. Gómez es el mejor”, debió reconocer el presidente español ante lo que se consideró como un fracaso de su proyecto en la capital española. El costo político se comenzó a mostrar desde el verano, pero en octubre las encuestas evidenciaron la forma en que Rodríguez Zapatero caía en intención de voto frente al líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy. A diciembre, esa diferencia beneficiaba al político conservador por ocho puntos a favor que le daban casi la mayoría absoluta en caso de elecciones generales, mientras Rodríguez Zapatero mantiene su decisión de no revelar si se presenta no a los siguientes comicios generales. El 20 de octubre el mandatario anunció una fuerte remodelación de su gobierno, con la que continuó los recortes al eliminar los ministerios de Igualdad y Vivienda, mientras que quiso reforzar el carácter político de su equipo. La designación del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, como nuevo vicepresidente primero y ministro portavoz le convirtieron en el hombre fuerte del gobierno y ahora se aprovecha cualquier cosa que hace o dice para mencionarlo como sustituto de Rodríguez Zapatero. Entre octubre y noviembre se comenzó a debatir entre los “barones” del PSOE sobre si debía Rodríguez Zapatero optar o no por un tercer mandato y sobre la conveniencia de encontrar alternativas. Incluso se llegó a insinuar que en las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de mayo próximo, es mejor que el mandatario no aparezca en los mítines del PSOE para que con su mala imagen no reste votos a los candidatos. El 29 de noviembre el mandatario sufrió otro “batacazo” al perder el candidato socialista José Montilla las elecciones autonómicas en Cataluña, en el noreste de España, que desde finales de año es gobernada por los nacionalistas de Convergencia i Unió (CiU). El “annus horribilis” de Rodríguez Zapatero concluye con otros hechos que juegan en su contra: el primero es rechazo parlamentario a la disposición legal que regulaba las descargas de contenidos culturales en Internet, una de las apuestas en la llamada Ley de Economía Sostenible. Además, los anuncios de las alzas en las tarifas de la luz en 9.8 por ciento y del gas butano 3.13 por ciento a partir del 1 de enero de 2011, son consideradas algunas de las medidas más impopulares de los últimos meses. A pesar de ello, el mandatario sostiene que mantendrá las medidas de ajuste económico, y que la siguiente es la reforma de las pensiones que se debatirá a finales de enero próximo. La siguiente prueba que el propio mandatario reconoce que será “complicada”, será los comicios municipales y autonómicos del 27 de mayo, en los que algunas comunidades autónomas que gobiernan los socialistas podrían pasar a manos del PP.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1583
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.