Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Concluye en Alemania Semana Internacional de la Endometriosis

14/03/2010 11:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entre un 10 y un 20 por ciento de las mujeres en edad fértil sufren endometriosis, una enfermedad silenciosa sobre la que expertos informaron al público durante esta Semana Internacional de la Endometriosis que culmina hoy aquí. La enfermedad, que consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino, altera la calidad de vida de las mujeres que la padecen. Este mal afecta sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción. Las mujeres que la padecen intentan en vano quedar embarazadas y pasan años hasta que les explican por qué no pueden, sufren fuertes dolores en el vientre, pero pueden pasar hasta diez años hasta que saben por qué. Se trata de una enfermedad muy dolorosa, que crea bultos llamados tumores o implantes, en la mayor parte de las ocasiones benignos, pero que sangran también con cada menstruación, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo. Ello provoca inflamaciones y fibrosis en los tejidos, que pueden ocasionar males más graves como obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales. Es menos frecuente, pero también puede ocurrir que la endometriosis aparezca fuera del abdomen como en los pulmones o en otras partes del cuerpo. Pese a que la dolencia "puede causar problemas corporales masivos además de psíquicos, se trata de una de las enfermedades más infravaloradas y menos investigadas de nuestro tiempo", aseguró a medios alemanes el presidente del centro de Endometrios de la clínica Vivantes Humboldt Andreas Ebert. "Se investiga con mucha presión, pero las causas siguen sin entenderse realmente", explicó Cordula von Kleinsorgen, quien dirige la investigación de la enfermedad en el centro berlinés. Sólo en Alemania hay unos seis millones de mujeres afectadas. El diagnóstico de la enfermedad es extremadamente complicado, pues no suele detectarse en pruebas rutinarias ginecológicas, ni siquiera por rayos X. Sólo con una laparoscopia puede determinarse claramente qué órganos están afectados: útero, ovarios, vejiga o intestinos. Y las enfermas se enfrentan a la incomprensión social: "Con frecuencia a esas mujeres se les dijo que estaban obrando mal: casi un 40 por ciento de nuestras pacientes tienen por ello síntomas depresivos", señaló Kleinsorgen. En la mayoría de los casos se descubre ante un embarazo frustrado, ya que el tejido endométrico cierra las trompas de Falopio o impide el transporte del esperma. Entonces la retirada del tejido afectado es la única posibilidad para un embarazo por vías naturales. Sin embargo, las tasas de que la enfermedad vuelva es muy alta, explicaron los expertos. Entonces, sólo queda la fecundación in vitro. Si la principal preocupación no es tener hijos, entonces las alternativas son terapias dolorosas y tratamientos hormonales para reprimir la generación de estrógenos. Una de las soluciones es inducir una menopausia temprana. La enfermedad es hasta ahora incurable, indicaron los expertos. Sobre sus causas, hay diversas teorías: unas hablan de mucosas que durante la menstruación se implantan y crecen en el útero y se alimentan en los siguientes ciclos. Otras mencionan un error durante el desarrollo embrionario que se desarrolla en la pubertad e incluso se habla de predisposición a sufrirla: no hay un gen que la provoque, pero sí es más frecuente en unas familias que en otras, explicó el centro de Endometriosis de la Charité Berlinesa. Y mientras no se sepa mucho sobre sus causas, habrá que esperar por las terapias. "Hasta ahora sólo tenemos las hormonas, pero éstas impiden el embarazo", señaló Kleinsorgen. Investigadores australianos están estudiando un nuevo método de diagnóstico, pero hasta entonces, hay que trabajar y apoyar más, piden en Alemania. La clínica alemana Vivantes-Humboldt-Klinikum trabajó esta semana en informar a las mujeres en el país.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
4150
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.