Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Sola Aréchaga escriba una noticia?

El concepto de Web 2.0 y su aplicación en entornos docentes

19/01/2011 16:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace ya unos años que se viene hablando de la Web 2.0 y cada vez que oigo a alguien utilizar este concepto observo diferentes enfoques y diferentes interpretaciones, casi siempre parciales y curiosamente, casi siempre complementarias

El concepto de Web 2.0 y su aplicación a entornos docentes

Y como ya estamos inmersos de lleno en ella, he recurrido a la propia Web 2.0 y he comenzado por buscar en los diferentes recursos que nos proporciona, el origen de este término. Todos sabemos que este tipo de conceptos suele surgir de alguien con prestigio sectorial que los utiliza por primera vez en un artículo, un libro o una conferencia, y que calan entre la audiencia de manera que esta empieza a utilizar el termino que se propaga hasta convertirse en una etiqueta admitida por todos. Los procesos de creación, difusión y consolidación están más cercanos al mundo del marketing que al de la tecnología.

El término Web 2.0 se utilizó por primera vez en 2001 en una reunión para generar ideas, lo que llaman los anglosajones un “brainstorming” organizada por MediaLive Internacional, una empresa de organización de eventos tecnológicos como ferias y conferencias, en la que participaba la empresa O'Really Media, una empresa editora de libros y contenidos web.

Se trataba de contraponer los modelos tecnológicos y de negocio existentes hasta el momento, la Web 1.0, con lo que que estaba surgiendo o se preveía que surgiera en un futuro no demasiado lejano. La idea era definir el nuevo entorno hacia el que Internet se dirigía, tras el pinchazo de la burbuja “punto com” y la quiebra de determinados modelos de negocio.

Y así se establecieron siete principios que identificaban este nuevo camino y que mencionamos a continuación, si bien su análisis detallado no es el objetivo de este artículo:

  • - web como plataforma de trabajo

  • - fortalecimiento de la inteligencia colectiva

  • - gestión de las bases de datos como competencia básica

  • - el fin del ciclo de las actualizaciones de versiones de software

  • - los modelos de programación ligera junto a la búsqueda de la simplicidad

  • - software no limitado a un solo dispositivo

  • - experiencias enriquecedoras de los usuarios .

Como primera observación, hemos de destacar que la transición a la Web 2.0 tiene una importante componente tecnológica que facilita la evolución desde un espacio unidireccional en la que el usuario es un mero receptor de información creada por otros, a un espacio bidireccional en la que el usuario es un actor fundamental en la creación de los contenidos. Este cambio se debe al avance de las tecnologías que permiten pasar de las antiguas páginas estáticas, programadas en HTML, a las actuales páginas dinámicas creadas gracias a tecnologías que, aunque no dominemos desde el punto de vista técnico, seguro que a todos nos suenan de algo, como Javascript, Java, PHP, XML, ….

Son tecnologías que por un lado enriquecen los contendidos de la web, posibilitando no solo la incorporación de elementos multimedia (imagen, video, sonido...) sino que posibilitan que estos contenidos sean publicados, “colgados” en argot, por los propios usuarios, que se convierten en “creadores de contenidos” a la vez que en consumidores.

Pongamos un ejemplo que resume perfectamente lo que queremos decir; comparemos cualquier enciclopedia existente en las fases iniciales de internet con la actualidad.

Microsoft publicó durante más de 15 años su enciclopedia Encarta, que tuvo una versión web por la que los usuarios subscritos podían consultar una parte importante de los artículos publicados: acceso unidireccional.

Wikipedia, los usuarios construyen la enciclopedia, publican sus propios artículos y amplían, corrigen o traducen los artículos publicados por los demás usuarios; acceso bidireccional.

Otras experiencias similares las podemos encontrar en YouTube donde el usuario consume, pero también publica vídeos o Flickr, con fotografías. Son ejemplos del fortalecimiento de la inteligencia colectiva y de intercambio de experiencias que enriquecen al usuario.

Todo esta evolución no se genera exclusivamente por un cambio tecnológico sino que va parejo a un cambio social en el que se generan constantemente nuevas estructuras colaborativas. Ambas tendencias, la tecnológica y la social se retroalimentan constantemente, de manera que la tecnología permite sustentar determinados cambios sociales y estos ayudan al desarrollo de nuevos avances tecnológicos.

A destacar la expansión de determinadas herramientas o utilidades que no existían hace unos pocos años y que se apoyan en estas nuevas capacidades técnicas, como los blogs o bitácoras. que se están convirtiendo en la prensa escrita del futuro, o las redes sociales que están cuestionando los modelos de comunicación interpersonal existentes hasta el momento.

Como primera observación, hemos de destacar que la transición a la Web 2.0 tiene una importante componente tecnológica que facilita la evolución

Hay quien, por lo tanto, mantiene que la Web 2.0 no debe verse como un cambio tecnológico, o al menos solo como un cambio tecnológico, sino como una aproximación diferente al uso de las tecnologías existentes en internet, generando nuevas estructuras sociales y nuevos modelos de negocio.

Este cambio también debe afectar a la formación de nuestros jóvenes, y así lo está haciendo, queramos o no. La escuela, en el sentido más amplio de la palabra (educación obligatoria, bachillerato, formación profesional, formación universitaria....) no debe ser solo reflejo de la sociedad en la que vivimos sino motor del cambio, por lo que no puede ser ajena a la evolución social y tecnológica.

Y no basta con digitalizar las aulas, si entendemos como tal poner ordenadores en los pupitres, pizarras electrónicas y líneas de ADSL, sino que debemos aprovechar el enfoque que nos da la Web 2.0 para conseguir dos objetivos fundamentales, facilitar el trabajo de los profesores e incrementar el rendimiento de los alumnos.

Caminar en esta línea nos permitiría cambiar en modelo educativo de un sistema unidirecional, el profesor enseña al alumno, a un modelo bidireccional en el que el alumno es partícipe de su propia formación integrándose en estructuras colaborativas no solo dentro de su propio entorno formativo sino también externas a él.

Podemos hablar mucho de los beneficios que tiene la educación presencial cuando se apoyada en la Web 2.0.

He aquí algunos:

  • - Establece mecanismos de cooperación, colaboración y participación en la generación y divulgación del conocimiento obtenido por un alumno hacia el grupo y a la inversa.

  • - Permite crear redes sociales orientadas al conocimiento y la investigación entre los miembros de la comunidad educativa.

  • - Facilita la adaptación a los diferente ritmos de aprendizaje individuales y colectivos y permite a los docentes una mejor atención a la diversidad.

  • - Habitúa al estudiante a trabajar en ambientes tecnológicos y a adquirir competencias en el ámbito informático, facilitándole la integración laboral posterior.

Ahora bien, muchos docentes plantean la dificultad que tiene trabajar conectados a internet con alumnos de determinados niveles educativos y la dificultad de controlar su actividad en la misma y evitar “distracciones” ajenas a la propia actividad docente.

En muchos centros se ha optado por implantar barreras software a la navegación, configurando a través de servidores intermedios, dónde puede y dónde no puede navegar el alumno, lo que provoca por una parte la pérdida de flexibilidad para el docente y por otra limita el espíritu investigador al alumno. El equilibrio es difícil y en cada entorno deberá buscarse la solución.

Una manera de aprovechar los recursos Web 2.0 sin renunciar a la capacidad de control por parte del docente se fundamenta en el aprovechamiento del modelo de enseñanza denominado e-learning, que se está convirtiendo poco a poco en una herramienta complementaria a la labor habitual del docente al permitirle la utilización de herramientas habituales en la web (foros, chats, wikis, .... dentro de una plataforma interna y controlada, el “campus virtual”.

Software libre y gratuito como Moodle (hay otros, , como Claroline, Dokeos, Atutor....) permiten al docente crear un entorno Web 2.0 restringido a sus alumnos, que puede controlar y orientar según su criterio y sus necesidades pedagógicas, y abrir al exterior tanto como necesite o crea conveniente.

Y para terminar, si alguien está interesado en profundizar en el concepto de la Web 2.0 propongo un artículo de Tim O'Really que puede resultar de interés

Qué es Web 2.0. Patrones del diseño y modelos del negocio para la siguiente generación del software

Muchos docentes plantean la dificultad que tiene trabajar conectados a internet con alumnos de determinados niveles educativos


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Sola Aréchaga (5 noticias)
Visitas:
8084
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.