Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gamasoft escriba una noticia?

Compuestos odoríferos naturales para desarrollar repelentes

09/09/2009 14:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Entomólogos de la Universidad de California, han descubierto, una nueva clase de compuestos odoríferos que permitiria desarrollar repelentes anti mosquitos baratos y seguros para combatir enfermedades tropicales

Entomólogos de la Universidad de California, Riverside han descubierto, a través de experimentos realizados con moscas de la fruta, una nueva clase de compuestos odoríferos que podrían allanar el camino para el desarrollo de repelentes anti mosquitos baratos y seguros para combatir el virus del Nilo Occidental y otras enfermedades tropicales.

Antenas sensibles al gas

Cuando las moscas de la fruta se hallan en situación de estrés, emiten dióxido de carbono(CO2), que sirve como advertencia a otros individuos de la especie de que existe algún peligro. Las moscas de la fruta son capaces de detectar el CO2 y escapar gracias a sus antenas, equipadas con neuronas especializadas que son sensibles al gas.

Pero, al mismo tiempo, las frutas y otras importantes fuentes de alimento para las moscas de la fruta igualmente emiten CO2 como un subproducto de la respiración y maduración.

Si la respuesta innata de la mosca es evitar el CO2, ¿como halla el camino hasta estos alimentos?.

Los investigadores Anandasankar Ray y Stephanie Turner de la Universidad de California, Riverside han desarrollado una respuesta a ésta paradoja, identificando una nueva clase de sustancias odoríferas - compuestos químicos con olor - presentes en la fruta madura que impiden que las neuronas sensibles al CO2 entren en funcionamiento. En particular, dos olores, hexanol y 2, 3 - butanodiona, son inhibidores potentes de las neuronas sensibles al CO2 de la mosca de la fruta.

Reducción del contacto humano-mosquito

La investigación tiene fuertes implicaciones para el control de enfermedades mortales transmitidas por los mosquitos Culex, tales como la enfermedad del virus del Nilo Occidental y la filariasis, una enfermedad tropical infecciosa que afecta al sistema linfático.

La investigación tiene fuertes implicaciones para el control de enfermedades mortales transmitidas por los mosquitos Culex

"El CO2 emitido en la respiración humana es el principal atrayente para el mosquito Culex para encontrar a las personas, ayudando a la transmisión de estas enfermedades mortales", afirma Ray. "En nuestros experimentos hemos identificado hexanol, y un olor relacionado, butanal, como inhibidores potentes de las neuronas sensibles al CO2 en los mosquitos Culex.

Estos compuestos se pueden utilizar ahora como guia para la investigación del desarrollo de nuevos repelentes y sustancias inhibidoras que sean métodos económicos y ambientalmente seguros para bloquear la capacidad de los mosquitos para detectar el CO2 del aliento, con lo que se reduciría drásticamente el contacto mosquito-humano ".

Nuevas estrategias del control de plagas de insectos

Los resultados del estudio, publicado en Nature, sugieren nuevas e interesantes estrategias para el control de ciertas plagas de insectos. Además de mostrar que los olores inhibidores puede desempeñar un papel importante en la modificación de comportamiento de los insectos, el trabajo de investigación también muestra cómo algunos de estos olores tienen un efecto a largo plazo.

Ray y Turner encontraron, por ejemplo, que algunos olores silenciaban la neurona de CO2 en la mosca de la fruta más allá del período de aplicación.

"Para nuestra sorpresa, encontramos que la exposición a un inhibidor de respuesta al CO2 a largo plazo puede ejercer un efecto profundo y específico sobre el comportamiento del insecto, incluso después de que el inhibidor ya no esté en el medio ambiente", dijo Ray. "Esto significa que este olor podría ser utilizado para mantener a los mosquitos "a raya" durante períodos más largos de tiempo, en beneficio de las personas en las zonas donde las enfermedades transmitidas por mosquitos son frecuentes".

Ray y Turner ya han comenzado a trabajar en el laboratorio de los mosquitos que causan la malaria y el dengue. También se están estableciendo colaboraciones con una serie de científicos de todo el mundo para realizar investigaciones sobre distintas especies de mosquitos y las moscas tsetsé.


Sobre esta noticia

Autor:
Gamasoft (138 noticias)
Visitas:
14375
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.