Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El PP, cómplice al menos por omisión de las cloacas gürtel

18/03/2011 00:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cabos sueltos

El PP, cómplice al menos por omisión de las cloacas gürtel

Cada día que pasa se multiplica la afrenta de Francisco Camps a la honorabilidad de los valencianos. Anda ahora, este presidente imputado por la justicia, buscando huecos en la lista del 22 de mayo para Ricardo Costa y otros populares también pringados en el caso Gürtel. Costa era el número 2 de Camps en la nomenclatura política de la Comunidad de Valencia. Fue tocado desde Génova 13 y cayó en desgracia. Mejor dicho, parecía que había caído en desgracia.

También se alejó de él – pura pantomima- su padrino, Camps. Fue todo aquello una tempestad en un vaso de agua. Difundió amenazas más o menos inequívocas, subrayó que él se limitaba a cumplir órdenes recibidas tanto de Valencia como de Madrid y, finalmente, volvió al redil. ¿Qué quiso decir cuando apuntó a Camps y a Rajoy? Más claro, el agua. Vino a decir que conocía bien cuáles eran las órdenes respecto a la trama Gürtel y que, ¡ojo!, podría cantar la Traviata y quedarse tan fresco.

Tan estrecha relación

Tanta confianza y tan estrecha relación mantenía Costa con Álvaro Pérez, El Bigotes -jefe de la Gürtel en Valencia- que sabedor de que éste era un amigo influyente de Camps le llegó a pedir al capo de la presunta red de corrupción que intercediera por él ante el líder para que lo nombrara consejero del Gobierno autonómico. Estas cosas no son inventos ni ocurrencias narrativas. Pertenecen a conversaciones telefónicas de los interesados, escuchadas por orden judicial. ¡Los nombramientos de altos cargos en manos de cuatreros!

Historias degradantes

Leyendo estas historias degradantes -en las que la política se convierte por determinación de unos cuantos sinvergüenzas en alcantarilla de aguas fecales o residuales-, no es difícil llegar a la conclusión que la democracia corre serios peligros. La desafección ciudadana respecto a las instituciones conduce al pasotismo y consolida la opinión mayoritaria de que todos los políticos son iguales. De ahí al populismo, al autoritarismo y a fórmulas de Gobierno dictatoriales hay sólo un paso.

Si actuara como un demócrata

Si Rajoy actuara como un demócrata que dice serlo, habría ya tomado las medidas urgentes y precisas para limpiar y regenerar sin contemplaciones su casa. Podría haber abierto informes rigurosos de carácter interno con el fin de conocer el alcance de la corrupción y poner así en marcha la máquina del ¡caiga quien caiga!, aunque tuvieran que caer dirigentes de primera fila. Pero Rajoy y sus compañeros genoveses no han hecho otra cosa que encubrir a los sospechosos y protegerlos. En efecto, el PP es cómplice, al menos por omisión, del contenido de las cloacas que conducen a la Gürtel.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2263
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.