Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lcladish escriba una noticia?

Compartir la crianza de los niños después del divorcio.

19/06/2011 13:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image En inglés han acuñado el término co-parenting , que es la abreviatura de cooperative parenting o crianza de los hijos basada en la cooperación. Si estás leyendo esto, seguramente ya sepas que si estás divorciad@ esto no es tan sencillo. No es fácil compartir la crianza de tus hijos con alguien con quien no eres capaz de tener una relación marital. Alguien con quien seguramente tienes asuntos sin resolver y que además probablemente también alberga algún tipo de resentimiento hacia ti.

La co-crianza de los hijos es – en una situación ideal – algo a lo que ambos padres se comprometen por igual, pero en la realidad no siempre es así.

Como mamá (divorciada) de dos hijas preciosas por dentro y por fuera, lidio con esto cada día. Escuché decir una vez: "un marido puede ser temporal, pero (cuando tienes hijos) un ex es para siempre". Es cierto, para lo bueno y para lo malo.

Por mucho que intentes llevarte bien, la mayoría tenemos asuntos pendientes con nuestros ex maridos o ex esposas – o de lo contrario no seríamos exes .

Buscando información en Internet acerca de qué hacer cuando tienes el corazón roto porque el otro padre toma decisiones sin involucrarte en ellas o cuando emprende acciones sin avisarte, encontré un artículo en inglés titulado Being a Successful Coparent y otro en español, que aunque no está muy bien traducido, tiene un importante mensaje: los niños son lo primero. Incluso cuando poner a los niños primero a veces te rompa el corazón a ti, porque los tienes lejos en el tiempo o en la distancia en un momento dado. Pero un niño necesita a ambos padres y por eso creo en la custodia y la crianza compartida – salvo en casos de malos tratos, o cualquier otro problema igualmente grave.

Cuando todo esto me resulta duro , me recuerdo a mi misma que la libertad emocional tiene un precio, pero merece la pena pagarlo.

Así que yo – como muchos otras madres o padres divorciados – a veces lloro por las noches, pero cuando estoy con ellas, mis hijas solo ven mis lágrimas de felicidad.

Para saber más de mis libros: www.lorrainecladish.com Si te gusta este blog, añádete a mi página de Facebook.


Sobre esta noticia

Autor:
Lcladish (35 noticias)
Fuente:
lorraineladish.blogspot.com
Visitas:
1365
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.