Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

Compartiendo sensaciones previas a la jornada 18F

17/02/2011 06:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

SharingMañana nos juntamos algunas personas para compartir conversación alrededor de la empresa y la economía abierta: la jornada del 18F. Le hemos dedicado un cierto tiempo a este asunto, como un hito más de nuestra actividad de investigación. Antes, con MIK y la EOI, documentamos 20 casos y escribimos algunas claves al respecto. En breve lo llevaremos todo a una wiki para seguir trabajando en ello y para que cualquiera pueda utilizar de forma más cómoda los materiales que vamos generando.

Como además de razón hay emoción de por medio, sin más socializo sensaciones, sentimientos. Lo mismo son tonterías, pero creo que me hace bien soltarlo.

  • Me asusta un número mayor de tres. Cuatro ya me parecen multitud. Vale, un poco de broma hay, pero el fondo es cierto: prefiero los números contenidos. Y vete a saber por qué, me genera algo de desasosiego una jornada como la de mañana. Soy estúpido. Pero aquí cada cual elige sus herramientas de autoflagelación.
  • Lo pasamos bien preparando este tipo de eventos… y lo pasamos mal. Lo paso mal porque no sé delegar bien. Y como hay mil detalles que tener en cuenta, algo se va a escapar. Contamos con la ventaja de la confianza. Y de que lo hacemos, como diría mi compañero maisu de Maier, con nuestro más leal saber y entender.
  • Asigno demasiada trascendencia a lo que no debería tener tanta. Es sólo una jornada y parece que me fuera la vida en ello. Segunda vez que me lo digo: soy estúpido. No se puede ir así por la vida.
  • Ya lo tengo bien interiorizado porque me lo han dicho, no una ni dos personas, sino unas cuantas: hay quien no está y quisiera estar y que se siente, según parece, agraviada/o. Así como me lo han dicho, lo comparto. Hemos pedido disculpas, aunque no sé si debería hacerlo. Bueno, sí, sí, debo hacerlo. Hemos invitado a un grupo ¿pequeño? de unas 50 personas que, al final, quizá esté más cerca de las 40. Detalles de última hora impiden a algunas personas venirse.
  • Sólo es un pequeño paso. Insignificante en el magma de la diversidad humana. Que 45 personas se junten en una tercera planta de un edificio que se sitúa junto a una parada de metro no va a cambiar el mundo. Por mucho proyecto de Eutokia en que se enmarque, por mucha neurona que se revuelva, por mucha idea que aflore. Así que mejor lo dejamos en el aquí y el ahora.
  • Menos mal que tengo un objetivo meridianamente claro entre ceja y ceja: que la jornada aporte ideas para quienes vamos a andar por allá, sea con nuestro cuerpo presente o a través de streaming. La invitación es simple: no te cortes, no es el momento; si lo piensas, dilo. Quizá pueda servirle a alguien, incluyéndote a ti, por supuesto. Así que espero efervescencia mental para el día de mañana.
  • Si algo tuviera que cambiar del enfoque de la jornada es su organización ‘ milimetrada’ . A lo mejor un simple encuentro autoorganizado, donde se decidiera allí mismo de qué hablar y cómo hacerlo, con el único norte de generar ideas en torno a la empresa y la economía abierta, pudiera haber servido mejor al objetivo global. Pero este -y me va quedando cada vez más claro- va a ser el enfoque del siguiente evento alrededor de la investigación y la práctica sobre empresa y economía abierta. Sí, creo que el paso siguiente es una jornada sobre empresa y economía abierta con enfoque de Aprendices: nadie es más que nadie y se viene a compartir lo que se sabe y se hace.

Me paro. Lo dejo. Hoy tengo trabajo. Reunión por la mañana y reunión por la tarde. Otros asuntos en qué pensar. Mierda, se me va la cabeza a la jornada de mañana. Lo twiteé el otro día: padezco síndrome organizativo-compulsivo. Yo, que me las doy de soportar bien la incertidumbre. El oficio va por dentro. Mierda de tío que soy. Lo me pasa es que soy un blando del carajo.

Y, claro, gracias a toda la gente que mañana echa un cable. Y no hablo sólo de quienes nos juntamos en el número 16 de una calle allá en el barrio de Bolueta. Hay otra mucha gente que ayuda. De mil formas y colores.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1456 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
5557
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.