Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Rodríguez Jiménez escriba una noticia?

Comparando cine con realidad. "Corazones de acero" en la BRIAC "Guadarrama" XII

13/01/2015 00:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El estreno en España de la película "Corazones de Acero" (Fury) protagonizada por Brad Pitt ha tenido un escenario especial, la Base del Goloso sede de la Brigada Acorazada "Guadarrama" XII que con motivo del estreno de un filme sobre unos carristas americanos en la SGM

Una simbiosis  lógica ha apoyado esta promoción militar a una película, la BRIAC "Guadarrama" XII es la única gran unidad del Ejército de Tierra que lleva el titulo de "acorazada", esto es  que la parte principal de su acción se basa en el uso de carros de combate y en ese aspecto el estreno de una película bélica en que el argumento se basa en las relaciones de una tripulación de "tanque" y su acción en combate es un factor bastante novedoso, desde luego que han aparecido carros en infinidad de cintas bélicas pero que sea el propio carro, el Fury, y su tripulación la razón de ser de la cinta es una visión novedosa que en el cine se ha dado en pocas ocasiones.

 

Por ello  en un acto de integración social normal las FAS y en concreto su mayor unidad acorazada se ha volcado en la promoción de la película con la idea de comparar la vida y avatares de los personajes que se nos muestra en la ficción con la realidad de las tripulaciones reales y los medios disponibles hoy día comparados con los de la película.

"Fury" la película

La multitud de periodistas, informadores y personal de la productora Sony acreditados a la presentación tuvieron su primer contacto en la jornada para asistir a un pase privado de la película en los Yelmo Cineplex de Alcobendas donde asistieron acompañados de una extensa representación de la brigada "Guadarrama".

El argumento nos pone en la carne de la tripulación de un carro "Sherman" del Ejercito Americano en plena invasión de la Alemania Nazi ya en las últimas semanas de la Segunda Guerra Mundial, este carro y su tripulación pasarán por una serie de combates sangrientos contra el Ejército Alemán, la relación complicada y comprometida con los civiles alemanes y las relaciones entre los tripulantes más dado que uno de ellos es un novato sin ninguna clase de experiencia que se encuentra de bruces con la brutalidad del conflicto y la dureza de los veteranos miembros del "Fury", nombre del carro que da el titulo original al filme.

Siguiendo la estela inaugurada por Steven Spielberg en "Salvar al soldado Ryan", "Corazones de acero" muestra la guerra y los combates con crudeza y sin concesiones, las mutilaciones provocadas por los disparos, las quemaduras o lo brutal de las heridas se muestra sin tapujos ante el espectador de una forma gráfica cuasi documental lo cual enriquece en mucho la calidad de filme, del mismo modo frente a otras películas americanas que mostraban una imagen salvífica de los soldados estadounidenses en la película se muestran ejecuciones de soldados alemanes que se habían rendido y las complicadas relaciones con la población civil que incluyen relaciones sexuales de grado  o por la fuerza y se palpa la inseguridad de los civiles alemanes ante la actitud de los soldados aliados, amigable por unos y agresiva por otros.

La película destaca por una precisión histórica envidiable, todos los uniformes, armamento, equipo y sobre todos los carros son históricos y puestos en funcionamiento expresamente para la película. Esta funciona con corrección hasta su momento cumbre que muestra el combate entre la columna que forma el "Fury" y otros tres carros "Sherman" contra un solitario carro "Tiger I" alemán. Históricamente fidedigna la escena muestra como  el imponente tanque alemán muy superior en blindaje y potencia de fuego barre a los carros americanos uno tras otro inmune al fuego adversario de frente hasta que el "Fury" liderado por Brad Pitt logra batirlo a base de arriesgadas maniobras para pillarlo por retaguardia a quemarropa, una táctica auténtica que los más débiles "Sherman" usaban para enfrentarse a los poderosos "Tiger".

Frase popular de carrista americano refrendada por la estadística histórica: "Para enfrentarse a un Tiger hacen falta cuatro Sherman, con la perspectiva de perder tres".

Sin embargo la película pierde el rigor histórico en su tramo final cuando con el "Fury" inmovilizado por una mina la heroica tripulación americana se las apaña para diezmar a todo un batallón de las Waffen SS tras una batalla en que como cabe esperar solo sobrevive el novato de la tripulación que tras los combates vividos ya se ha transformado en un aguerrido veterano.

Es esta parte final la que hace cojear al filme en su conjunto así al salir de la sala no era raro escuchar comentarios como: "No estaba mal hasta que en la última parte se convierte en una americanada".

Los carristas actuales compararon la tecnología y capacidades de sus vehículos con los tanques que se muestran en la película

El debate

Este y otros aspectos del filme fueron debatidos en la rueda de prensa, coloquio que en la sala de proyecciones de la BRIAC donde tras unas palabras del presidente de Sony España y del jefe de la brigada, Gral. José Conde, se entro a un coloquio en el que participaron  una tripulación de carro "Leopardo IIE", formada por, Borja, capitán jefe, Jaime, brigada tirador, María, cabo conductora y Nicolás soldado cargador.

Los cuales respondieron a las preguntas sobre la verosimilitud de la película, las diferencias entre un "Leopardo" y los carros de la SGM, los avances tecnológicos, el valor de los tanques en los conflictos actuales, la verosimilitud histórica de las escenas y aspectos presentados en el film por los que han pasado los tripulantes como la falta de higiene y la suciedad que se soporta tras pasarse hasta semanas dentro de un carro en operaciones. Como bien expreso María. "Te hace apreciar más lo que tienes. Ahí aprendes a valorar cosas tan cotidianas como poder ducharse todos los días y cambiarte de ropa. Cuando te faltan comprendes lo que valen".

Las exposiciones

No fue el debate el único acto de la jornada pues a su conclusión los asistentes pudieron ver la exhibición dinámica de una serie de vehículos históricos a disposición de la BRIAC como el histórico camión Opel Blitz o el semioruga M16 coetáneos de los vehículos que aparecen en la película así como de carros M-48 y M-60 ya retirados de servicio los cuales hicieron una exhibición de equipos fumígenos así como dos "Leopardo" que ejecutaron la conocida maniobra de pivotar la barcaza manteniendo la torreta fija.

Esta maniobrabilidad motivó que muchos de los asistentes estuvieran deseosos de cumplir el sueño infantil de subirse a un tanque y verlo por dentro, deseo que se cumplió en una exposición estática de los carros en que los tripulantes hicieron de "cicerones" improvisados de sus vehículos  a los periodistas.

El Museo de Medios Acorazados fue la siguiente etapa de la visita, seria prolijo listar aquí los formidables fondos acorazados que este dispone solo apuntar que de la época de la película un Stug III y un Panzer IV alemán, aviso a observadores los restos de un Panzer IV aparecen en la escena inicial de "Corazones de hierro" un espectador perspicaz podrá distinguir su característica silueta en la pantalla y compararlo con el auténtico en el museo, carro que se espera que complete algún día su restauración y vuelva a ponerse en movimiento lo cual lo convertiría en la obsesión de muchos productores para rodar otras películas como la que tratamos.

Simuladores

Algo que no tenían los carristas de la SGM eran los simuladores de realidad virtual, en la actualidad no hay ejército moderno que no recurra a la simulación por ordenador para formar a su gente en la BRIAC XII se emplean tanto para formar a los tripulantes en conducción y situaciones tácticas con los simuladores de sección donde cada tripulante delante de su consola recrea su puesto en un carro y por link interno puede simularse duelos entre secciones de carros ya entre tripulaciones o contra el sistema "Steel Beast" todo dirigido por un suboficial controlador que introduce en el programa toda clase de incidencias al tema que las tripulaciones afronten.

Más espectaculares son los simuladores de torreta desarrollados por Indra en que en una simulación muy realista tanto en entorno, recreación y efectos de sonido se simulan toda clase de supuestos tácticos. En cuanto a su validez solo destacar que en una jornada cotidiana de entrenamiento en un simulador se recrean hasta 2.900 disparos, si tenemos en cuenta que un proyectil cuesta alrededor de 1.800 € el ahorro en instrucción de tripulaciones es evidente. Amén que en la realidad en el campo de maniobras no pueden recrearse los múltiples supuestos que un ordenador puede generar de modo que la instrucción de esta clase se ha convertido en poco menos que insustituible.

La visita a los simuladores cerró la jornada, un día bien aprovechado en el que podemos destacar como valor principal la participación de las FAS en un evento cultural tan popular como una película. Una muestra de integración social que cuanto más veces se repita mejor.

Los asistentes pudieron ver la exhibición dinámica de una serie de vehículos históricos a disposición de la BRIAC coetáneos de los vehículos que aparecen en la película

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Rodríguez Jiménez (163 noticias)
Visitas:
7989
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.