Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Más Ciencia escriba una noticia?

¿Cómo se forman las perlas?

21/02/2012 00:11
0

¿Cómo se forman las perlas?

imageLas perlas son algunas de las joyas más valiosas y buscadas del mundo, pero su formación ocurre a través de un proceso muchas veces enigmático. Por eso hoy intentaré responderles la pregunta ¿Cómo se forman las perlas?

Empecemos definiendo una perla como un objeto duro producido dentro del tejido blando (especialmente el manto) de un molusco vivo con caparazón. Al igual que el caparazón la perla esta hecha de carbonta de calcio en forma cristalina que se ha ido depositando en capas concéntricas.

El valor de la perla se determina por su iridiscencia (la forma en que refleja la luz), su tono nacarado, su suavidad y su simetría. Cabe mencionar que prácticamente todos los moluscos son capaces de producir perlas, aunque debido a su tono y su forma, la mayoría de estas ‘perlas’ (mejor conocidas como concreciones calcáreas) son vistas como una curiosidad y no como joyas de alto valor.

El principio a partir del cual se generan las perlas varía dependiendo si son naturales o cultivadas. La mayoría de las perlas que se venden en joyerías son cultivadas, ya que el proceso permite controlar mejor la formación de la joya asegurando una calidad superior.

Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño o un parásito penetra en el interior de un molusco, causando una irritación. Para defenderse, el molusco forma un saco y comienza a rodear el objeto invasor con capa tras capa de carbonato de calcio y conchiolina. Las perlas naturales tienen muchas formas y las redondas son consideradas bastante raras.

Las perlas de cultivo en cambio se crean implantando tejido de un molusco donante en el manto del otro para formar un saco perlífero donde puede o no depositarse una minúscula esfera que guiará el proceso de formación de la perla. La diferencia entre las perlas naturales y las de cultivo puede observarse en el microscopio ya que el estas últimas se forman de una manera mucho más regular.

Cabe mencionar que el mito del grano de arena (el que asegura que uno puede generar perlas dándole ‘de comer’ arena a una ostra) es totalmente falso, ya que el nacar y la conchiolina no se adhieren a sustancias inorgánicas, haciendo que las esferas guía de las perlas de cultivo deban ser orgánicas.

JAMES ROCAFORTE

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en