Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edukame escriba una noticia?

Cómo recibimos a nuestros recién nacidos

15/02/2011 10:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No sé exactamente desde cuándo se está produciendo un cambio cultural que tiene que ver con cómo recibimos a nuestros recién nacidos, y más aún, cómo les acompañamos durante los nueve meses de gestación. Tampoco sé si es solo cultural o es algo más global, o quizás tan solo tenga que ver con que mi especial interés en el tema me hace estar atenta a cualquier señal.

El caso es que sí creo que realmente se está poniendo una mayor atención en humanizar más el embarazo, el parto y la crianza. Me refiero a que se concede un mayor respeto a la sabiduría interior, especialmente, de las mujeres y los bebés, pero también de los hombres en su rol paternal: doulas, partos respetados, lactancia materna a demanda, método canguro, crianza en brazos, canto prenatal, masaje infantil, matronatación, etc. Son opciones que pretenden favorecer un vínculo amoroso, de seguridad y confianza, que sea estable en el tiempo y se convierta en la argamasa que fije los pilares del desarrollo que convertirán a ese bebé amado en un adulto responsable.

Muchas somos las personas que nos movemos en esta dirección y quiero pensar que llegará un momento en que cada cosa ocupe el lugar que le corresponde. Mientras tanto, seguiremos añadiendo granitos de arena.

Os copio a continuación un extracto de un libro, no exento de polémica*, "Las voces del Desierto" de Marlo Morgan (1999), pero que para mi representan muy bien el tipo de bienvenida que le podemos dar nuestros bebés por el profundo significado que contienen.

Según parece:

En Australia, antiguamente, cuando la madre aborigen daba a luz, recogía delicadamente al recién nacido, le miraba a los ojos y le brindaba las siguientes palabras, las primeras que el nuevo ser escuchaba llegando a la tierra:

Bienvenido pequeñito. Quiero que sepas que eres amado y apoyado en este viaje. Te hablo del otro lado de mis ojos, desde la eternidad que está en mi a la que está en ti. Tú nunca estarás solo, tú estás conectado a la Unidad total. Honro tu decisión de haber venido a través de mí.

¿Quién no se querría quedar en esta tierra después de tan acogedor recibimiento?

Extraído de www.ama-t.com y www.chamanaurbana.com/revista/rev1.oct.2003.doc

*Se trata de un libro de ficción y no de un libro de viajes que recoge las tradiciones de los aborígenes.


Sobre esta noticia

Autor:
Edukame (167 noticias)
Fuente:
edukame.com
Visitas:
3066
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.