Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Abesedo escriba una noticia?

Como llegar a los 100

29/03/2010 19:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nuestro cuerpo es una máquina complicada y maravillosa que nos interesa conocer

Para hacer un buen uso de ella, es preciso que estudiemos sus partes, que sepamos cómo funcionan éstas, y, por último que comprendamos lo que debemos hacer para conservarlas en perfecto estado.

El esqueleto:

Componiéndose los huesos de substancias calizas, es de gran importancia que los alimentos contengan sales cálcicas (calcio). Es necesario para la formación de los huesos, que estos se endurezcan y mantengan este estado.

Los músculos:

Se desarrollan y conservan vigorosos por medio del ejercicio, y se atrofian cuando se les mantiene inactivos. De aquí la conveniencia de practicar ejercicios físicos que pongan en actividad el mayor número posible de músculos.

Aparato digestivo:

La conservación de los dientes nos interesa grandemente, porque sin ellos no podemos masticar los alimentos, y éstos, si no van bien molidos al estomago, no se digieren con facilidad. Para conservar la dentadura es preciso limpiarla con frecuencia.

Para nutrir el cuerpo hay que cuidar en primer lugar el hacer bien las digestiones, teniendo en cuenta lo siguiente: Es condición indispensable tener buen apetito, lo cual consigue toda persona sana si se hace ejercicio y si se deja transcurrir entre comida y comida un tiempo prudencial.

Los ejercicios violentos, antes y después de comer, son perjudiciales. No se debe leer, escribir o ver televisión inmediatamente después de comer. Comer con exceso produce a larga serias enfermedades. El tabaco y el alcohol son grandes enemigos del estomago. La regularidad en las deposiciones es condición importante.

Aparato circulatorio:

La sangre necesita oxigenarse, para lo cual el individuo debe procurar respirar todo el tiempo posible aire puro, incluso de noche. El sol es también un elemento necesario para conservar la sangre en buen estado. El movimiento es otra de las cosas indispensable, porque activa la circulación .

El tabaco ejerce un pernicioso influjo sobre la circulación y la sangre, porque las sustancias que contiene influyen sobre los nervios que mueven el corazón, originando profundas perturbaciones cardiacas.

El tabaco y el alcohol son grandes enemigos.

El alcohol también perjudica. Bajo su influencia las arterias se endurecen antes de tiempo y obligan al corazón a un trabajo excesivo, produciendo palpitaciones.

Aparato respiratorio:

Para aprovechar todas las ventajas del aire es preciso saber respirar. No es lo mismo respirar haciendo cortas inspiraciones que respirar profundamente; es preciso ejercitarse en hacer inspiraciones lentas y profundas.

El ejercicio acelera la respiración aumentando la cantidad de aire inspirado por minuto. Si estando quietos inspiramos 18 litros de aire por minuto, andando o corriendo puede llegar a ser de 56 litros por minuto.

El humo del tabaco irrita de un modo especial el tubo respiratorio, por su calor y por los ingredientes que contiene. Donde sus efectos son especialmente perniciosos es en los bronquios, determinando catarros bronquiales crónicos

Sistema nervioso:

Uno de los mayores peligros que corre el sistema nervioso del hombre moderno es la fatiga, el agotamiento de la energía nerviosa.

La fatiga nerviosa puede ser producida por varias causas, por ejemplo el abuso de excitantes, fuertes emociones, el excesivo trabajo, etc.

Para volver a tonificar el sistema nervioso es aconsejable hacer ejercicio al aire libre y procurar al cuerpo un largo y apacible sueño reparador de energías.

Los sentidos:

Para conservar la vista debemos: Leer siempre con buena luz, evitando la penumbra y los reflejos brillantes. No acercar demasiado, los ojos al libro, televisor, ordenador, etc. Evitar las lecturas en metro, coche, autobús... Y usar lentes adecuadas tan pronto aparezca un defecto de visión.

En lo que hace referencia al oído, debemos tener precaución de no introducir en el conducto auditivo objetos puntiagudos que puedan dañar el tímpano. Y no producir sonidos elevados cerca del oído.

Ingredientes esenciales para un estilo de vida sano:

Comer sano, agua, ejercicio y relajación.


Sobre esta noticia

Autor:
Abesedo (68 noticias)
Visitas:
8031
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.