Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlosandreu escriba una noticia?

Como granos de café

20/11/2010 00:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una curiosa semana en la que no he cogido ni un solo avión aunque me he hecho una importante kilometrada por tierras levantinas. En el corazón, grabada la multitudinaria sesión en San Antonio de Benagéber con mi amigo Luis Munar. Casi más gente de pie que sentada. ¡Impresionante recibimiento y acogida!. Tras la conferencia, una enriquecedora cena en la que hablamos de la importancia del sacrificio y del esfuerzo, mientras degustábamos una excelente carne bañada en una no menos excelente salsa cocida a fuego lento.

A la cocina de un selecto restaurante de París acudió una joven profesional a ver a su padre, jefe de cocina del establecimiento. Quería contarle lo difícil que le estaba resultando seguir adelante con su nuevo proyecto profesional. Estaba cansada de luchar y quería darse por vencida. Tenía esa sensación de que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Mientras ella se lamentaba, su padre llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. Pronto el agua de las tres ollas comenzó a hervir. En una colocó varias zanahorias, en otra colocó unos huevos y en la última un puñado de granos de café. Y las dejó hervir mientras escuchaba las apenadas quejas de su hija.

A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un plato. Lo mismo hizo con los huevos, y finalmente coló el café sirviéndolo en un tazón. Mirando a su hija le dijo:

- Hija, ¿qué ves?

- Zanahorias, huevos y café

Le hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera y observó el huevo duro, y por último le pidió que probara el café, que disfrutó sorbo a sorbo.

- ¿Qué significa esto, padre?

Los tres elementos se habían enfrentado a la misma dificultad: el agua hirviendo. Pero los tres habían reaccionado de forma diferente. Las zanahorias llegaron al agua duras, fuertes, pero el agua hirviendo las había transformado en algo blando, débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, blando, casi líquido, pero después de hervir, su interior se había endurecido. Sin embargo los granos de café después de estar en el agua hirviendo habían cambiado el agua.

Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?. ¿Como una zanahoria que parece fuerte pero que pronto se vuelve débil y pierdes tu fortaleza? ¿Como un huevo que empieza con un espíritu blando y fluido pero que después de una desgracia se vuelve duro y rígido?

¿O eres como un grano de café, que cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas con lo mejor que tienes, haciendo que las cosas a tu alrededor mejoren?.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlosandreu (239 noticias)
Fuente:
carlosandreu.blogspot.com
Visitas:
4236
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.