Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rosaliakj escriba una noticia?

¿Cómo envejecer con dignidad?

07/09/2009 10:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Puedes hacer ejercicio para disminuir el estrés, nutrir las células del cerebro y mejorar el flujo sanguíneo

Como una baby boomer activa y vital, te quiero compartir algunos tips que te ayudarán a vivir el tercer acto en la mejor versión de ti misma

Domingo, 06 de Septiembre de 2009 La vida se suele comparar a una obra de tres actos: El primero, lleno de lecciones necesarias para lograr autonomía e independencia.

En el segundo, se escogen profesiones, parejas, se forma una familia y se hace carrera.

El tercer y último acto para muchos parece ser el de esperar, graciosa y pasivamente, a que caiga el telón.

Pero las baby boomers "mujeres de más de 50 años" enseñan que el tercer acto puede ser el más lleno de aventuras, emocionante, apasionado y divertido de todos.

La única "espera" es para subir a montañas rusas o a aviones en viajes exóticos.

Sin preocupaciones de niños, de avanzar en las carreras profesionales o agradar a otros, son mujeres sexys, seguras y sí, canosas, que saben cómo usar las lecciones aprendidas en los dos primeros actos para hacer una obra maestra de cada etapa de la vida.

Casi todas está retiradas, pero tienen un nuevo trabajo: tener cuidado y pensar en lo que ponen en sus mentes, cuerpos y corazones.

Como recompensa, pueden tener una vida saludable, con energía, entusiasmo y pasión.

Como una baby boomer activa y vital, te quiero compartir algunos tips que te ayudarán a vivir el tercer acto en la mejor versión de ti misma.

No tienes que decaer: si piensas que con los años vienen el cáncer, los infartos, la hipertensión, diabetes, el Alzheimer y la incontinencia urinaria... déjame darte una buena noticia: son resultado de tus propias decisiones de vida y por tanto, estás en control.

Puedes hacer ejercicio para disminuir el estrés, nutrir las células del cerebro y mejorar el flujo sanguíneo. Puedes hacer ejercicios de Kegel y usar protectores muy discretos, cómodos y seguros para la incontinencia.

No olvides los ejercicios mentales como leer el periódico, hacer juegos de mesa y adquirir nuevas habilidades.

A la dieta mediterránea, alta en frutas, vegetales, cereales, pescado, aceite de olivo, un vaso de vino diario, se le asocia con una leve incidencia de Alzheimer, diabetes e infartos.

Todo está en el equilibrio: tienes que lograrlo en lo físico, emocional, mental y espiritual. Emocionalmente, necesitas conectarte y compartir emociones y miedos, dar y recibir, reír.

Físicamente, come más vegetales y frutas, nueces y pescados. Mentalmente, reta a tu cerebro al hacer cosas diferentes, como aprender un nuevo idioma.

Espiritualmente, crea un espacio interior pacífico meditando más y escuchando menos a lo negativo.

Tienes opciones: las decisiones que tomas hoy hacen la diferencia del mañana. Escoge vivir conscientemente, no sólo sobrevivir. Significa ser responsable de lo que pones en tu cuerpo, mente y corazón.

Cómo crecemos depende de decisiones pequeñas y consistentes todos los días: convierte tus decisiones conscientes en hábitos inconscientes.

Son los hábitos y no los defectos genéticos, los que con el tiempo, te alcanzarán.

Nunca es tarde para revertir tu edad biológica: no puedes cambiar ese número en la licencia, pero sí la edad biológica, que se mide por la capacidad pulmonar, presión sanguínea, niveles de energía y el grosor de la piel, que aumentan al hacer pesas, incluso para personas de ochenta o noventa años.

No puedes vivir más de lo que genéticamente estás programada para vivir: pero sí puedes acortarte la vida por un estilo de vida dañino.

La diferencia entre el envejecimiento genético y el biológico es que no tenemos control sobre el primero, ¡pero sí sobre el segundo!

El tiempo pasa y podemos escoger crecer mejor, más sabias y felices cada día.

El mito del envejecimiento es el de la impotencia humana, pero nada más lejos de la verdad: toma responsabilidad del tercer acto de tu vida viviéndola con mucho espíritu y empuje, para que cuando finalmente baje el telón, ¡seamos recordadas por el mejor acto de de todos!

(fuente/terra.com)


Sobre esta noticia

Autor:
Rosaliakj (888 noticias)
Visitas:
14561
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.