Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elsecarral escriba una noticia?

... como aquél torero

29/01/2012 21:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Que la F1 está podrida hasta la médula no lo voy a descubrir ahora. Son ya muchos años siguiendo este maravilloso deporte, contra viento y marea, soportando caciques y cacicadas, peleando en aquellos años de "oscuridad" en que no se veían las carreras aquí en España, ni aunque Pedro de la Rosa estuviese apretando duro el acelerador del cascajo que le tocaba manejar. Siempre fue su sino.

De unos años a esta parte, soportamos los aficionados el continuo devenir cada día más errático de la llamada categoría reina, cada vez menos reina y cada día más decadente. Los mandamases del cotarro se están encargando de destrozar un deporte de caballeros para convertirlo en un negocio en el que el valor nada tiene que ver; continuas migraciones hacia países asiáticos, donde les importa un carajo la historia de este deporte, constantes injerencias de los organizadores de la FOM en el rol deportivo, abusivos cánones que se cobran a los circuitos por organizar una carrera, despiadadamente, sin tomar en consideración la crisis que está asolando el mundo... y podría seguir, por ejemplo, con la profesionalidad de los pilotos, como imbéciles del tipo de Nelsinho Piquet, al que le dicen que se estampe contra un muro y lo hace, abueletes como Jarno Trulli, que no tienen la dignidad suficiente para aceptar de una vez por todas que nunca fueron ni la sombra de Bruce McLaren o Bernd Rosemeyer, divas como Fernando Alonso, a los que les importa la F1 menos que a un aficionado de Bangladesh y luchan únicamente por llenar su billetera, algo lícito, claro está, pero tapado detrás del deberse a una afición, a la que quieren entregar títulos que sólo valoran los pilotos como dólares que les permitirán engrandecer su ego, con el afán de superar al siguiente en la estadística.

No nos engañemos, la F1 está tocada de muerte. Y llegamos a España, y ahora que nos creíamos importantes en esto de las carreras, viene un señor bajito y jodón, y nos dice que empezamos a no ser negocio porque no tenemos un puto duro y nuestro piloto insignia lo único que tiene es un lugar donde caerse muerto. Nos obligará a dejar de lado una de las dos carreras que tenemos (soporíferas ambas, la peores con mucho del campeonato) y se negará a cobrar ni un céntimo menos de lo que le corresponde.

Y para colmo, en la cadena de televisión española "La Sexta" han intuido que el balance de beneficios no les cuadra y han decidido no pagarle un ataúd de oro al cyborg Ecclestone. Esto es el resultado de la usura que corroe al pequeño bailarín con cara de malo (Bernie) y de la falta de profesionalidad de los encargados de La Sexta, que se hicieron con el tinglado de la F1 y decidieron vender una categoría en la que les hubiese gustado tener a Belén Esteban, de una forma cortoplacista, en lugar de enseñar a los españoles las virtudes de una categoría apasionante con bastante más que ofrecer que a un señor de Oviedo. Aunque quizá no les llegue para pagarle a Wyoming y a las denuncias que atesora. Cuestión de prioridades.

Y yo, aficionado que veo que me quedo sin poder visionar la categoría este año, me revuelco en un fango aceitoso y agradable al tacto, pero maloliente y ponzoñoso, deseando por un lado que alguien le compre los derechos de emisión y poder ver de nuevo las carreras, y por otro, que no se adquieran esos derechos, que nadie se dedique a llenarle los bolsillos al abuelo Ecclestone para colaborar en el mantenimiento de este statu quo nefasto y deplorable en el que nos encontramos.

Aquí llego, con el corazón dividido, quizá esperando unas vacaciones renovadoras en las que con un poco de suerte casque el señor Bernie, o por otro lado, esperando el banderazo de salida de la primera carrera de la temporada, y seguir machacando a unos y a otros en los posts que adornan este blog. Las miserias humanas en todo su esplendor: la muerte de alguien o seguir soportando a ese alguien.

Mal camino.


Sobre esta noticia

Autor:
Elsecarral (35 noticias)
Fuente:
elsecarral.blogspot.com
Visitas:
1556
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.