Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Rivas Aliaga escriba una noticia?

¿Comienza nuevamente la tendencia bajista en los mercados financieros?

05/10/2009 02:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los mercados financieros podrían nuevamente estar por iniciar una nueva corriente bajista de proporciones a raíz de conocerse noticias sobre los pobres resultados obtenidos con el plan de reactivación económica

La semana que acaba de concluir (05 al 09 de Octubre) el DOW cayó -1.84%, un rendimiento no esperado por que no se presentaban señales técnicas ni fundamentales (en el corto plazo) como para justificar dicha caída (sólo se observó el inicio de una lateralización de la tendencia y el posible comienzo de la figura denominada “Cuña”). Por otro lado, esta bajada tiene lugar también luego que el DOW cayera -1.58% la semana anterior, lo que significa que en dos semanas consecutivas el DOW ha caído -3.42%.

Esta caída en los mercados financieros ocurrió después de conocerse principalmente que bajó, en el mes de Septiembre, el índice de confianza de los consumidores norteamericanos en la economía de su país, así como se incrementó del desempleo en Estados unidos más allá de lo esperado por los economistas.

Luego de conocerse estos resultados muchos analistas han manifestado que si bien esos datos son una sorpresa, no debe llevar a preocupación ya que, “pasó lo peor”, y prueba de ello es que el PIB se contrajo sólo un 0, 7% en el segundo trimestre de este año frente al retroceso del 6, 4% del primer trimestre. Para estos economistas lo único que demuestran estas malas noticias es que “la recuperación no va ser en línea recta”, es decir, que habrán “baches”, pero en el 2010 la economía norteamericana y mundial se habrán estabilizado a través de una recuperación lenta y gradual.

Otro factor que ha llevado a muchos a sostener que se había “tocado fondo” era la recuperación que se observaba en los sectores viviendas y automotriz los cuales habían incrementado sus ventas, en especial el automotriz.

¿Es la economía una ciencia exacta?:

Cuando uno lee o escucha los informes optimistas de renombrados economistas, incluso, instituciones financieras internacionales, en el sentido que la recesión en EEUU ya terminó y que comienza una recuperación lenta, difícil, con caídas, pero recuperación al fin en el 2010, uno no puede más que creerles. Y, es que estos señores hablan con una seguridad, con una confianza, con una autoridad que seguramente creen ser los intermediarios de Dios con los hombres.

Los economistas sabemos que el futuro es incierto y que depende de la información disponible, y en los casos en que esta sea insuficiente, saben que existen ciertos criterios para medir ese riesgo y lo miden o por lo menos tratan de medirlo, pero observo con mucha preocupación como muchas autoridades económicas, monetarias e incluso académicas, con muy poca información, hablan con una seguridad pasmosa sobre el futuro como si lo conociecen, sin tener en cuenta que sus opiniones pueden afectar a miles de inversionistas en todo el mundo. Ellos no hablan de riesgos, no hablan de probabilidades (si lo hablan, lo hablan muy bajo), dicen que hablan de cosas reales, de cosas objetivas, de cosas concretas.

Antecedentes:

La crisis actual tuvo su inicio en el sector financiero, en el área de hipotecas de riesgo, que llevó a la mayor parte de los bancos norteamericanos prácticamente a la quiebra ya que poseían una parte importante de sus activos con muchos papeles tóxicos (prestamos inflados e incobrables). Por lo tanto, de la crisis hipotecaria se pasó a la crisis financiera y de ésta a la crisis económica mundial, con fuertes impactos políticos (huelgas, despidos, crisis sociales, etc).

Principales medidas tomadas para salir de la crisis:

Para salir de la crisis, el gobierno de EEUU tomó las siguientes medidas:

1. Apoyo financiero al sistema financiero norteamericano:

A fin de salir de esta crisis el gobierno norteamericano salió a sostener a la mayor parte de las entidades financieras, así, el gobierno de Busch otorgó un primer paquete de auxilio financiero de al menos 700.000 millones de dólares, y luego hubo otro paquete de auxilio estatal, con Obama por 787.000 millones de dólares, que fue dirigido tanto al mundo de las finanzas pero también benefició a las automotrices y otras firmas. El FMI y varios analistas internacionales calculan que sólo en EE UU el Estado –o sea los contribuyentes - aportaron 3, 6 billones (millones de millones) de dólares sólo en ayuda de los bancos.

Este apoyo representó no sólo una inyección de liquidez, sino también cambios estratégicos como es la participación accionaria minoritaria en algunos bancos y empresas automotrices (60% del accionariado de la empresa General Motors la más importante de EEUU), lo cual representa un giro de 180° frente a la política de libre mercado, carente de controles la cual ha sido la norma del sistema capitalista estadounidense.

2. Limpieza de activos tóxicos bancarios:

El Departamento del Tesoro de EU presentó en Marzo de este año un programa que permitiría comprar a la banca sus activos tóxicos relacionados con el mercado inmobiliario por importe hasta de un billón de dólares con la finalidad de reactivar el crédito tanto a las familias como a las empresas con la finalidad de incrementar el consumo y la inversión y así salir de la recesión.

Este programa público y privado de inversión arrancaría con una contribución de 75 mil a 100 mil millones de dólares del gobierno federal, procedentes del plan de socorro financiero que aprobó el Congreso en octubre pasado esperando que esa iniciativa genere, con la participación de inversores privados, al menos 500 mil millones de dólares en poder adquisitivo para la compra de préstamos hipotecarios y títulos.

El 20 de Mayo del presente año el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, afirmó que las sociedades público-privadas, que se aliarán al Gobierno y al sector privado para comprar activos tóxicos de los bancos para reactivar el crédito, deberían estar listas para operar dentro de pocas semanas.

3. Tasas de interés muy bajas: EEUU ha continuado eligiendo el camino intervencionista en materia monetaria, bajando sus tasas de interés (la tasa de interés real en los Estados Unidos, es negativa por que es menor que la tasa de inflación) para generar con ello mayor inversión, mayor consumo y en definitiva mayor empleo y lo hace también debilitando su moneda para poder así incrementar sus exportaciones y así revertir un déficit comercial que ha sido creciente durante los últimos años.

4. Políticas de subsidios para incentivar las ventas:

Para reactivar la economía del país el gobierno norteamericano decidió apoyar dos sectores productivos muy debilitados y que habían colapsado: el sector vivienda y automotriz.

Sector vivienda:

Para estimular a este sector, el gobierno otorgó un crédito fiscal de 8.000 dólares para los compradores de viviendas por primera vez.

Sector automotriz: El gobierno para apoyar al sector automotriz no sólo aprobó el “Plan de rescate del sector” por el cual se evitó su liquidación sino que además para incrementar la demanda y apoyar a las empresas automotrices quebradas el gobierno norteamericano destinó 1000 millones de dólares en la compra y chatarrización de autos viejos, su objetivo era destruir 250 mil autos, como medida para acelerar la compra de unidades nuevas. Se pagaba entre 3, 500 y 4, 500 dólares por unidad dependiendo del modelo, cumpliendo ciertas características. Este dinero se debía usar en la adquisición de un auto nuevo.

¿Están surtiendo efecto las principales medidas tomadas por el gobierno norteamericano para superar la crisis económica y financiera?:

Una manera, la única que conozco, de medir el riesgo de error en la afirmación de: “ya pasó lo peor, el 2010 será mejor”, es contrastar tanto las principales políticas como el esfuerzo realizado por el gobierno norteamericano para superar la actual crisis y los resultados obtenidos hasta la fecha.

Situación actual del sistema bancario:

La imagen que presenta el sistema financiero norteamericano, visto algo de lejos es relativamente bueno ya que los diez mayores bancos de ese país estarían relativamente saneados, al punto que han comenzado a devolver parte del dinero prestado dando la señal de una creciente prosperidad. Sin embargo, existen algunas señales que hacen dudar la sostenibilidad de esta prosperidad.

La primera señal y la más preocupante es que no se ha resuelto aún el problema de fondo del sistema financiero (los prestamos incobrables) que es la causa de su crisis. El programa que anunció el gobierno norteamericano en Marzo sencillamente no se ha implementado, no hablaremos de sus causas, lo importante es que no se ha implementado y no hay visos que se implementen en corto y mediano plazo.

Otra señal que preocupa es que, a pesar de las grandes sumas recibidas, varios de los grandes bancos del sector, siguen solicitando una mayor ayuda estatal. Hace algún tiempo se supo que Bank of America pedía 33.900 millones de dólares adicionales, Wells Fargo 13.700 millones, Citrigrop 5.500 millones, Gmac 11.500 millones y cinco bancos regionales otros 8.200 millones. En total estas entidades solicitaban 75.000 millones de dólares más, mientras que Goldman Sachs, JP Morgan Chase y otros aclaraban que no pedían más dinero al fisco, para mostrarse con números robustos.

La primera señal y la más preocupante es que no se ha resuelto aún el problema de fondo del sistema financiero (los prestamos incobrables) que es la causa de su crisis

Situación actual del efecto de las tasa de interés:

No se observa que las bajas tasas de interés existentes hayan generado un incremento de la producción y el consumo, incrementos que generalmente suelen presentarse en el corto plazo. Por lo tanto, hasta la fecha dicha política no está dando los resultados esperados y si aún no han ocasionado inflación, como era de esperarse, es por que ni las familias ni las empresas están solicitando créditos, y los Bancos tampoco están dispuestos a prestarlos.

Cabe señalar así mismo, que uno de los objetivos que persigue una política de niveles tan bajos en las tasas de interés es la pérdida del valor del dólar, con la finalidad de mejorar los términos de intercambio en el comercio internacional, objetivo que tampoco se está cumpliendo, ya que el 10-09-09 el Departamento de Comercio de EEUU anunció que el déficit comercial estadounidense subió un 16, 3 por ciento en julio y quedó en 32.000 millones de dólares, el nivel más alto de los últimos seis meses. Demás está señalar el riesgo existente de que la moneda de EEUU deje de ser una moneda fuerte utilizada en el comercio internacional mundial.

Situación actual del sector vivienda:

Gracias a las políticas del gobierno para abaratar los costos y por crédito fiscal de 8.000 dólares para los compradores de viviendas por primera vez, este sector ha mostrado signos de recuperación, sin embargo su crecimiento a sido moderado por ejemplo, en Agosto las viviendas nuevas tuvieron un crecimiento del 0.7%, ritmo que puede considerarse estable comparado con el resto de meses atrás.

Pero hay que mencionar que hay dos señales de alerta: El primero, en el mes de Agosto inesperadamente la venta de viviendas de segunda mano registró un descenso del 2, 7%, su primer descenso en cinco meses. El segundo, el problema real de la morosidad y de los embargos, sobre todo, en las hipotecas de alta y media calidad crediticia. Según los últimos informes sobre la materia, es muy probable que el volumen de embargos en este tipo de hipotecas alcance su máximo nivel a finales de 2010.

Situación actual del sector automotriz:

Los fabricantes de autos de Estados Unidos registraron un fuerte incremento en sus ventas hasta agosto gracias al programa de autos viejos a cambio de dinero que anima a los consumidores a cambiar sus vehículos viejos por otros más eficientes en términos de combustible, sin embargo, en Septiembre las ventas de muchas de las grandes automotrices se vinieron abajo, por ejemplo, las ventas de General Motors (GM) cayeron un 44, 9 por ciento a causa del fin del programa de incentivos "Dinero por chatarra" y a la debilidad de la confianza de los consumidores.

Crónica de una muerte anunciada:

En un escrito anterior, yo sostenía que existían dos factores que hacían peligrar el “Plan Obama”:

1) La realidad histórica de EEUU en 1929 y muy distinta a la actual: En efecto, la crisis de 1929 fue una crisis de expansión del sistema capitalista y del surgimiento de EU como potencia mundial (se expandió la producción y el crédito más allá de las posibilidades de EEUU). En cambio, la crisis actual es una “crisis del propio sistema” y ocurre cuando EEUU no se encuentra en su mejor momento, ha perdido el liderazgo industrial en una serie de sectores, y no es descabellado pensar que la falta de competitividad de la industria norteamericana puede ser mayor a la estimada.

2) La volatilidad de las propensiones marginales tanto a consumir como ha invertir: Entre los conceptos que Keynes introdujo voy a citar sólo dos (2): a) El concepto de propensión marginal a consumir que es un indicador de la cantidad en que incrementa el consumo una persona cuando incrementa su renta disponible en una unidad monetaria, en este caso 1 dólar y b) La propensión marginal a invertir que es un indicador de cuanto está dispuesto a invertir un empresario dada una rentabilidad esperada, un costo financiero y un nivel de riesgo existente.

Estos indicadores no son constantes en el tiempo, por el contrario van cambiando de acuerdo como evoluciona la economía de un país y del clima emocional de sus habitantes. En la situación actual de EUU, de recesión, incertidumbre y riesgo, la conducta más probable de los consumidores, banqueros e industriales “podría ser” el de la “prudencia”, entonces por más dinero que reciban los banqueros culpables de la crisis, ellos probablemente “lo protegerán” y se lo “guardarán”, pero por otro lado es probable también que ni los empresarios ni consumidores demanden esos créditos, siendo lo más probable que algunas empresas a fin de no despedir trabajadores se encuentren negociando con los sindicatos tanto la reducción de sueldos como de los beneficios sociales, con lo cual se estaría agravando aun más la recesión.

Muchos economistas piensan que, aún en el peor de los casos, el gobierno de EEUU no permitiría que la economía de su país se hunda y por lo tanto continuarían las políticas de apoyo financiero (préstamos), subsidios de fomento al consumo, etc, y por lo tanto hay que estar confiados, y no hay que preocuparse. Estos economistas se olvidan del enorme déficit fiscal que según el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner será este año del 12, 9% del PIB y que espera que baje al 8, 5 por ciento del PIB el año entrante, y luego al 6% en 2011, sin precisar como lo van hacer.

Hay un límite para todo en la vida y en el caso del déficit de EEUU también, de lo contrario se corre el enorme riesgo de un proceso inflacionario de proporciones que agravaría mucho más la debilitada economía de las familias norteamericanas (y por ende la recesión), así como se incrementaría la probabilidad de perder su calificación crediticia de AAA, con las consecuencias que ello representa a nivel de costos financieros y de inversión.

Aparición de nuevas señales del reinicio de la recesión

Esta semana que acaba de concluir han aparecido las primeras señales del recrudecimiento de la crisis, así el 01-10-09 se conoció que el índice de actividad manufacturera que elabora el Instituto de gestión de Suministros (ISM) se situó en 52, 6 puntos el mes pasado, comparado con los 52, 9 puntos de agosto y los 54 puntos que esperaban los analistas.

Ese mismo día se conoció también que las ventas de las automotrices de EEUU cayeron significativamente por ejemplo, las de General Motors (GM) cayeron un 44, 9 por ciento, lo que indica claramente que la aplicación de las en septiembre, lo que el fabricante estadounidense achacó al fin del programa de incentivos "Dinero por chatarra" y a la debilidad de la confianza de los consumidores.

Estas señales, de “falla” en el logro de objetivos del plan de reactivación en los EEUU no han sido las únicas, semanas atrás se conoció que tanto en los grandes como pequeños negocios que habían alcanzado resultados favorables lo habían hecho reduciendo costos pero no aumentando ventas, en otras palabras, corroboraba nuestra hipótesis del comportamiento de las propensiones marginales, tanto a consumir como ha invertir, es decir el consumo no estaba creciendo y por otro lado la reducción de los costos (empleo, salario real) cerraba un circulo vicioso al reducir aún más el consumo y con ello agravando la recesión.

Señales del análisis técnico:

Esta aquí hemos hecho un ligero análisis del plan de reactivación de la economía de EEUU y sus resultados hasta la fecha, ahora vamos abordar el problema bajo el punto de vista técnico. Analizando el gráfico de DOW podemos observar que técnicamente nos encontramos dentro de un canal alcista desde Marzo del presente año habiendo tocado los precios esta última semana (28 de Septiembre al 02 de Octubre 2009), la línea de tendencia alcista.

Esto significa que si los precios quiebran un 3% debajo de esta línea (9, 200 puntos) habría que salirse del mercado por que la probabilidad de que los precios sigan cayendo es muy grande. Ahora bien muchos analistas sostienen que este movimiento es un movimiento correctivo que es esperado desde hace varias semanas por que el DOW ha crecido mucho en poco tiempo (observar la pendiente del canal), sin embargo, todo depende de la postura y visión que uno tenga de la economía de EEUU, como la mía es pesimista, considero que se reinicia la tendencia bajista, para un optimista, eso sólo es una corrección momentánea de precios.

Sin embargo, como el mercado se adelanta a la economía real, es importante su comportamiento en los próximos meses que restan del año, ya que si los precios suben o caen moderadamente, podemos afirmar que se mantiene el actual movimiento alcista y que la caída de precios sólo es una corrección de semanas, pero, si los precios caen fuerza, entonces, el riesgo de que la recesión continúe es muy grande. Yo en lo personal, considero, como probable, que los precios llegaron a su máximo el 22 de Septiembre cuando el DOW cerró en los 9, 829.87 puntos y que a partir de allí bajará dramáticamente.

Conclusión:

Las políticas económicas implementadas no están dando los resultados esperados y por otro lado no se han realizado todas las reformas esperadas, entre ellas las del FMI y del Banco Mundial, en la última reunión del Grupo de los 20 tampoco hubo controles al sistema financiero ni eliminación de los “paraísos fiscales” o centros de la banca offshore, etc.

Todo lo cual nos permite llegar a la siguiente conclusión: No existe aún suficiente información como para afirmar contundentemente que “ya pasó lo peor” pero tampoco podemos decir alegremente que “nos vamos al desastre”, lo que sí podemos afirmar con contundencia es que “el riesgo existente es muy grande” y en una situación de riesgo muy grande hacer afirmaciones en el sentido que “ya pasó lo peor” es una verdadera irresponsabilidad y mayor es la responsabilidad si el funcionario que las emite es una autoridad monetaria de EEUU o de un organismo mundial.

Tenemos que esperar, primero que el DOW rompa hacia abajo la barrera de 9, 200 puntos y luego los informes de las empresas del cuarto trimestre y mejor aún, las del primer trimestre del 2010, sólo entonces podremos afirmar con contundencia, “lo peor ya pasó” o, lo que me temo, “lo peor está por llegar”.


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Rivas Aliaga (5 noticias)
Visitas:
10247
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.