Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Leugimlegna escriba una noticia?

¡Come Bien, Vive Bien!

28/09/2009 22:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Tú eres lo que te pones o eres lo que te comes? El tipo de alimentos, así como el origen. Si los alimentos son libres de sustancias tóxicas, serán nutrientes; por el contrario, si están contaminadas, pueden resultar dañinas para nuestro cuerpo

<a href="http://www.flickr.com/photos/28426323@N08/3777819533/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/28426323@N08/3777819533/" target="_blank">leoncillo sabino</a> via Flickr

¿Tú eres lo que te pones o eres lo que te comes?

Mientras tenía una discución con mi hijo respecto a la importancia de la marca de sus tenis, se me ocurrió lo irrelevante que puede ser una marca, un estilo, una moda, en comparación con lo importante que es el tipo de alimentos y el origen de esos alimentos que damos a nuestro organismo y que, por lo general, no le prestamos toda la atención necesaria.

No has pensado en que la gente, sobre todo las mujeres, se gastan gran parte de sus ingresos mensuales en la peluquería, en la tienda de ropas, en un SPA y en tantas otras alternativas que nos ofrece el mercado y los medios informativos para mantenernos atractivos ante los demás?

Yo me atrevo a hacer estas afirmaciones: "Tu eres lo que te comes", o ésta otra: "Dime lo que comes y te diré, cómo eres". Vamos a suponer que tu eres esa persona desconocida para mí, que respondes ésta pregunta. Dime lo que comes y te diré cómo eres. Tu me escribes y me dices, por ejemplo: "yo me alimento, básicamente, de vegetales. Mi desayuno está basado en frutas y tortas de verduras; mi almuerzo contiene cremas naturales, granos integrales y algo de proteína animal baja en grasa; mi cena es muy ligera e incluye una nutritiva malteada. Sin que me hayas enviado una fotografía tuya, puedo imaginarte como una persona esbelta, de cabellos sanos y brillantes, de piel losana y de actitud alegre y dinámica.

En cambio, si me cuentas que te gustan los fritos, las hamburguesas, los alimentos empaquetados, que la carne preferida es aquella que tiene buena grasa, que no te pueden faltar el arroz, las papas o las pastas, puedo imaginarte un poco "gordito" (a) y tratando de luchar con tus ropas y tu perfil.

Resulta entonces, muy importante definir tanto el tipo de alimentos que consumimos, como el origen de esos alimentos

Resulta entonces, muy importante definir tanto el tipo de alimentos que consumimos, como el origen de esos alimentos. Aunque ésta parte relacionada con el origen es un poco complicada, puesto que no es fácil saber de dónde provienen los productos que adquirimos en el supermercado, cómo fueron cultivados, procesados o empacados. Sin embargo, ya podemos empezar a tener un acercamiento a la resolución de éste problema, puesto que los grandes almacenes de víveres están implementando secciones de alimentos "limpios" o "ecológicos".

Para que un alimento pueda catalogarse como Sano o limpio y aparecer en ésta sección del supermercado, debe cumplir una serie de características verificables respecto a sus orígenes. Se ebe garantizar que los alimentos provienen de campos de cultivo libres de la aplicación de sustancias químicas como insecticidas, fungicidas o herbicidas y libres de sustancias hormonales, de manipulaciones genéticas o de fertilizaciones con productos de origen sintético.

Se dice que las frutas, las verduras, las hortalizas como, por ejemplo, los tomates o las coles contienen antioxidantes que ayudan a controlar el crecimiento de las células cancerígenas; pero, ¿qué sucede si esos tomates o esas coles han sido fumigados desde su nacimiento con venenos de prohibido uso y han quedado trazas del tóxico en su corteza o en su interior y, lógicamente, los consumimos nosotros?

Valdría la pena conocer sobre esas normas de control y buscar estos productos sanos, aunque pudieran ser un poco más costosos, pues serían más seguros para nuestra salud y así, no resultaría más cara la cura que la enfermedad.

"Tu eres lo que te comes"


Sobre esta noticia

Autor:
Leugimlegna (3 noticias)
Visitas:
5266
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.