Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

¿Cómo se combate la precariedad laboral?

09/06/2011 06:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A cuenta de las jornadas Open Think Tank 2011 aquí en Sabadell, como decía ayer, he releído La cultura-mundo, el libro de Lipovetsky y Seroy. Y resulta que ahora tengo la cabeza llena de pajaritos que revolotean alborotados. Parte de la culpa la tiene el que ayer surgiera de nuevo el eterno debate de la precariedad laboral en la cultura y el arte. Parece una especie de destino final irremediable. Sea porque los proyectos son efímeros o sea porque todo el sistema de trabajo de nuestra sociedad contemporánea nos lanza, de manera irremediable, a la precariedad.

En realidad, siendo sincero, creo que no hay alternativa. La única opción tendría que ver con un cambio radical de prácticas sociales. No seré yo quien diga que no es posible, pero me temo que no es probable. Mientras tanto, solo queda jugar con inteligencia en el tablero de ajedrez que nos proponen. Y de vez en cuando probar con alguna jugada que bordea la legalidad, bien como manera de engañar al sistema, bien como forma de cuestionar las normas mismas del juego.

Creo que El mejor remedio contra la precariedad es hoy en día una buena trama de conexiones. Hace falta calidad y cantidad. La fortaleza de tu red depende de la calidad y cantidad de conexiones que estableces. El sistema es robusto por una cierta redundancia y también porque, si la precariedad es lo que preocupa, habrá que dedicar ciertos recursos a combatirla. Y eso quiere decir conexiones específicas que nos traigan proyectos de medio-largo plazo. Y me da igual que lo hagamos desde una pequeña entidad con su CIF o desde una licencia fiscal.

Claro que la atomización del mercado puede entenderse como una debilidad en sí misma. Pienso lo contrario. La atomización debe servir para trabajar más nuestras conexiones. No se trata de crecer como nodo sino de hacerlo, como decía, por la calidad y cantidad de conexiones que establecemos. Y todo ello, claro está, teniendo en cuenta dos elementos críticos: visibilidad y hacer las cosas bien (sea esto lo que se sea en cada caso).

La visibilidad me parece el antídoto natural contra la precariedad. Tenemos que ser fáciles de encontrar en lo profesional. Y esto se traduce en algo sencillo pero que no siempre encuentras: la transparencia. Y eso hoy en día es Internet. Sí, transparentar quiere decir también transparentar la miseria, las dudas e imperfecciones. Necesitamos mostrar nuestra vulnerabilidad porque eso nos hace humanos y desarrolla solidaridad con nuestros proyectos. No es dar lástima sino rehuir del módelo épico de lucha típica del superhéroe americano. No, lo siento, somos personas normales.

En el fondo, veo la precariedad como eso que la sociedad moderna ha construido por rendir pleitiseía a la eficiencia. ‘ La sobrevaloración del futuro ha cedido el paso a la sobreinversión en el presente y en el corto plazo’ , dicen Lipovetsky y Seroy. La precariedad es el ingrediente del moderno mercado del alma. Dispara las cifras de ventas de libros de autoayuda, de artefactos para la expresión individual y de todo lo que tenga que ver con que la persona se encuentre a sí misma. Pero primero hay que desorientarla.

La precariedad es el escenario ideal para un mercado que necesita enfermedad para que haya curas, que necesita muertos para que las funerarias tengan trabajo, que provoca heridos para que los ejércitos se reconviertan en organizaciones humanitarias. Impresionante contradicción. No quiero parecer salvaje y aceptar una situación de desasosiego existencial, pero es cierto que mientras que no modifiquemos las condiciones de base del sistema, no queda otra que jugar con inteligencia en el tablero que nos han dado. Y luchar contra la precariedad me temo que no es firmar un contrato indefinido. Y no digo que esta no sea una opción… en ciertos casos. Pero no es la única opción.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1414 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
1751
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.