Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Maribel J. escriba una noticia?

Los colores en el Feng Shui

15/04/2010 17:33

0 Para el Feng Shui, los colores son, desde tiempos inmemoriales, un potentísimo vehículo transmisor de flujos energéticos

0

Ya en la antigüedad chamanes, sabios y santones daoístas utilizaban los colores para el contacto con la divinidad y para, a través suyo, atraer energías de todo tipo que sirvieran a sus propósitos de intervención sobre males, enfermedades, etc. Por otra parte, existe una evidente y fuerte relación de los colores con la numerología, auténtica ciencia que conecta los números con las fuerzas físicas.

Cada color transmite una vibración de diferente intensidad, naturaleza y dirección. Por ello, la elección de un color u otro irá en función de cada lugar, individuo, objetivo y circunstancias concretas.

El color blanco, por ejemplo, entendido por la tradición occidental como la ausencia de color, para el Feng Shui no sólo no es considerado como un vacío, sino como transmisor de conceptos de gran peso específico: la imaginación, la creatividad y el ingenio, valores que lo contienen potencialmente todo.

El violeta, evocador en Occidente de tristeza, muerte y derrota, transmite para el Feng Shui la nobleza de espíritu, la candidez y la solidaridad, y le atribuye, por otro lado, la atracción del dinero.

También encontramos coincidencias entre el significado que la cultura occidental encuentra en algunos colores y el valor energético que les atribuye el Feng Shui: El Rosa, por ejemplo, potencia el romanticismo y las relaciones de pareja; el azul y el verde actúan como relajantes y, en el caso del segundo, se halla íntimamente relacionado con la fuente de vida y la salud; el amarillo ejerce como equilibrador nervioso y como fuente de concentración; el rojo, color de la sangre, es utilizado como fuente de fuerza, acción y vigor; el negro, si bien puede presentar el peligro de su componente depresiva, transmite profundidad, misterio e incluso seducción.

Todos los colores pueden aportar valores positivos o negativos dependiendo de quién, cuando y para qué los utilice.

Como todo en la vida, los colores nos darán resultado o no dependiendo de la corrección con que los utilicemos.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en