Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Valentinadiazgomez escriba una noticia?

¿Colombia, país de leyes o conveniencias?

07/05/2009 21:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los soldados reclutados bajo los parámetros de "servicio Militar Obligatorio no podrán ser enviados a la guerra. El Consejo de estado fallò en torno a una ley ya vieja que establecia tal circunstaqncia y que venía siendo bulada por el gobierno. El gobierno segura que no le conviene ese fallo que ha

4 Mayo 2009

Por Valentina Díaz Gómez

   ! Que buena sentencia la que acaba de proferir el Consejo de Estado ¡   Era una determinación que le estaba haciendo falta al país. Que saludable que nadie puede ser obligado a ir a la guerra en la que a la hora de las verdades no sabe que intereses está defendiendo. Según el fallo, los soldados regulares, aquellos que son enrolados dentro del concepto de "Servicio Militar Obligatorio" no podrán ser enviados a operaciones especiales, ni pueden participar en trabajos de inteligencia. Quienes detestamos la violencia y por ese mismo motivo la guerra, sea interna o externa de un país,  recibimos con satisfacción el veredicto. El reclutamiento de campesinos e hijos de obreros como carne de cañón en una guerra em la que nada tienen que ver, tendrá que virar 180 grados. El fallo obligará a hacer evolucionar el criterio de "Patria", término muy usado desde hace muchos años, pero que lamente, le habían llevado al nivel más oscuro de la degradación.  Inquieta que nuestro gobierno justifique la violación de los derechos de los más débiles para satisfacer a otros con poder politico y economico.  Otra  monumento al desequilibrio y poca equidad entre los colombianos.

 

La decisión judicial se origina cuando el soldado, Wilson Guzmán Bocanegra, prestaba el "servicio militar obligatorio" y fue impactado por dos disparos hechos por guerrilleros de la XIV cuadrilla de las Farc. Los tiros hicieron blanco en la parte derecha del cuello y en el antebrazo izquierdo. Al soldado Guzmán le habían sido encomendadas actividades de inteligencia de combate, por lo cual debió desplazarse a la finca Jardín, ubicada en la vereda Nogales, en Puerto Rico, Caquetá.  Todo esto ocurrió olvidando que su presencia en las filas militares no era voluntaria, sino obligatoria, y que por ello, era cobijado por una normatividad especial.  "La situación de los soldados que prestan servicio militar obligatorio es diferente a la de quienes ingresan de manera voluntaria a las Fuerzas Militares". Esto lo establece el Artículo 13 de la Ley 48 de 1993 que tiene más de 15 años de vigencia. No es una cuestión nueva,  es una verdad amarga de esas que vive Colombia en su degradada democracia donde las normas se dictan para violarlas cínicamente por parte del gobierno.

 

El ministro de Defensa calificó el fallo de "fatal" para sus planes. Nunca ha  usado el mismo término para hablar de la gran cantidad de soldados muertos, heridos y sicológicamente afectados de por vida y quienes fueron reclutados  en condiciones de "obligado". El mismo funcionario declaró "derrotado al gobierno" al asegurar que el ejército " quedaría sin capacidad para combatir a los grupos armados ilegales... La decisión del Consejo tiene un efecto fatal para las Fuerzas Militares... Esto las dejaría sin capacidad para combatir...". En las condiciones de Guzmán Bocanegra estaría el 76,42% del Ejército y el 50% de la Armada. Actualmente el Ejército tiene 103.616 soldados regulares y bachilleres; 25.202 soldados campesinos y 85.056 soldados profesionales. Los que quedarían fuera  serían 128.818 hombres. El Vicepresidente justificó la violación de  la ley 48 de 1993 al asegurar que "La justicia tiene que entender que sin seguridad no hay justicia y que la medición de sus decisiones tiene que tener como mirada ulterior el bien de toda la sociedad".  En otras palabras, para el gobierno es justificable y válido violarles los derechos a unos para darles tranquilidad y sosiego a otros. Ejemplarizante sería que los hijos del presidente y los minitros prestaran servicio militar obligatorio como elementos de guerra..

El 76,42% del Ejército y el 50% de la Armada colombiana son soldados inscritos obligatoriamente para prestar el servicio militar.

 

Un alto funcionario del gobierno cree que la sentencia "No es conveniente" y olvida que los fallos judiciales no se producen por conveniencia sino en "justicia". La diferencia entre los dos términos es muy grande y gracias a ello existen leyes y normas en todos los países civilizados. Al gobierno de Colombia, puede ser que no le convenga respetarle los derechos a todos y cada uno de sus soldados. Uno de esos derechos es el de que a nadie se le puede "obligar" a matar o hacerse matar y en el mejor de los casos quedar inválido en una silla de rueda, como consecuencia de estar protegiendo intereses políticos y económicos que le son totalmente ajenos a su realidad personal y familiar. En Colombia no es un secreto que desde hace muchos años, acentuándose los últimos, los intereses del gobierno y del ejército no son  los del grueso pueblo colombiano. Se ha falseado el término "patria" porque las normas y las acciones no son equilibradas, equitativas y democráticas. El desprecio es total por el ser humano, por el soldado raso llevado a la fuerza a las filas. Un ejemplo es el Cabo Moncayo. Para La patria no importa su humillación y el dolor de su familia, los válidos son las posiciones caprichosas arrogantes y políticas de una persona.

 

"Los soldados reclutados en calidad de conscriptos deben recibir instrucción para realizar actividades de bienestar social en beneficio de la comunidad y tareas para la preservación del medio ambiente y la conservación ecológica", dice la ley que estar cumpliendo. Salir ahora a los medios de comunicación a decir que "no es conveniente" acatar las leyes que protegen a los débiles, es una muestra del apego impresionante de nuestro gobierno al egoismo y a violar los derechos humanos de los colombianos. La responsabilidad del abuso que se subsana con este fallo no está en los soldados,  es de toda la línea de mando del Ejército Nacional, comenzando por el propio Presidente de la República en calidad del jefe máximo. Indudablemente que la sentencia los pone en aprietos, todo fallo pone a un sector de un diferendo judicial en esas condiciones, pero igualmente, coloca al otro en el disfrute de sus derechos. Eso es lo que se llama justicia y eso es lo que el gobierno dice apoyar sin reservas de labios para afuera. Eso satisface al ciudadanos compùn y corriente, pues frena un abuso de poder que se venìa cometiendo. Constitucionalmente Colombia es un país de leyes, no  de conveniencias,  en lo han querido convertir en los últimos años.


Sobre esta noticia

Autor:
Valentinadiazgomez (298 noticias)
Visitas:
13498
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.