Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vintage Lady escriba una noticia?

Coleccionar frascos antiguos de perfume

22/02/2011 21:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imagen: Sherry's Antique Bottles

El pasado fin de semana, cuando tuve realmente tiempo, me puse a mirar frascos antiguos de  perfume, una faceta de coleccionismo que muchas personas realizan y la cual llama realmente la atención. En este caso la belleza está en la forma de un frasco, en su antiguedad, en quien la fabricó, y personalmente hasta ahora no he podido encontrar una de la cual conservo una fotografía perteneciente a los primeros años del siglo 20.

Los frascos y botellas de perfumes antiguos, de la Belle Époque por ejemplo son unos de los más apreciados, y si nos remontamos a las primeras civilizaciones, en Egipto, los frascos realizados en terracota eran utilizados ya para adorno de las casas.

Los perfumes, al principio, se encontraban en frascos muy sencillos, pero con el tiempo los perfumistas se percataron de lo importante que también representaba la belleza del frasco que lo contenía, y por ello hicieron el llamado a grandes artistas talladores de cristal para que ellos mismos les presentasen una serie de frascos a escoger para cada tipo de perfume, teniendo en cuenta el nombre que le iban a adjudicar, el tipo de perfume de que se trataba, el tipo de mujer u hombre el cual iba dirigido y muchos otros aspectos personales tanto del perfumista, de la casa de perfumes y del creador original del frasco. En los años 20 las marcas de perfumes francesas presentaban sus frascos con tapones de cristal de firmas como Lalique, y los frascos checos presentaban los tapones en metal, generalmente plata. Esto es importante a la hora de determinar el estilo, época y belleza de un frasco. Por cierto, el frasco que busco es precisamente checoslovaco, y su talla en forma de diamante, algo que los checos realmente sabían realizar con esmero. Muchas veces, estos frascos se vendían como contenedores para así llevar dentro el perfume o colonia a elección. Todavía se suelen vender estos tipos de frascos, adornados con filigranas doradas, por ejemplo, recordando el estilo del art déco que tantos frutos tuvo en toda clase de expresión artística.

Por ello, el mundo de los perfumes y el de los frascos son mundos intrínsecos, y sin embargo, mientras unos coleccionistas se decantan por un frasco antiguo, guardado con esmero, conteniendo el absoluto o el perfume que buscan poder oler, otros simplemente compran el frasco vacío. En mi caso tres son las posibilidades: podría comprar un frasco sin abrir antiguo, como ya he hecho en ocasiones, y cuya colección citaré aquí en otro post; pero tampoco me importaría en absoluto adquirir un frasco cuyo contenido es mínimo, y así poder tener las dos caras de esta belleza. Y por supuesto, un frasco de antes de los años veinte, aún vacío podría llegar a ser muy interesante, sobretodo si se trata de un frasco que no se encuentra ya en ninguna otra forma.

Con el correr de los tiempos, muchas veces los frascos han sufrido algunos rasguños, o cortes en ciertos sectores, y por eso hay que saber bien cuando se compra qué se está comprando, mirar al trasluz, disfrutar de un tiempo observando un frasco, detalladamente, y luego decidir.

Este tipo de frascos los podemos encontrar en diferentes lugares, desde un desván que visitamos y que nos sorprende, hasta rastrillos, y a veces a precios realmente asequibles. También las subastas ofrecen la posibilidad de encontrar bellos ejemplares de frascos de perfumes. Sin embargo, es muy difícil encontrar por ejemplo el diseñado por Dalí para Schiaparelli y su Roi Soleil...

Antes de entrar en la subasta de un frasco es recomendable observarlo con detalle, pero si la casa que presenta la subasta es seria, mostrará por escrito todos los detalles positivos y también negativos de cada frasco, como rozaduras, cortes o taras.

 

¿Cuántos frascos se pueden coleccionar? Infinitos, según los bolsillos y la pasión que pongamos, podemos llegar a coleccionar frascos de diferentes épocas, tallas, creadores, países... es un mundo que no termina. Mantener limpios los frascos es realmente importante y situarlos sobre telas mullidas para hacerlo también lo es, para evitar cualquier roce con superficies duras, como lo puede ser el mármol o la pica de acero inoxidable. El agua destilada es más recomendable que el agua del grifo para lavar los frascos, de una en una y no juntas, para que no choquen entre ellas.

Como digo, sigo buscando este frasco que me permita saber si en verdad se trata del frasco realizado para un perfume en concreto allá por los años 1910s o bien si es un frasco para contener perfumes a escoger. Sigo en mi búsqueda que se convierte en fascinación, pues aprendo mientras tanto mucho acerca de perfumes y de frascos, de belleza, de creación y de desarrollo del buen gusto.

 

Imagen: variación del cuerno de la abundancia creado antes de la Segunda Guerra Mundial en Checoslovaquia. tomado de Sherry's Antique Bottles

Aquí muestro algunos frascos que considero hermosos de diferentes épocas:

image

Frasco del s XVIII 18 K y turquesas

$4,800.00

image

Frasco de los años 20 creado por René Lalique

US $2, 250.00

image

Emeraude de Coty. 1950

LiveAutioneers.com

Y como nota final, los frascos realizados antes de 1920 son los considerados como "antigüedades", mientras que los demás, siendo antiguos son los considerados "vintage".

Y aunque estos frascos mostrados poseen una gran belleza, personalmente espero algún día encontrar el que busco, sin prisas, pero con pasión.


Sobre esta noticia

Autor:
Vintage Lady (68 noticias)
Fuente:
shimmu.blogspot.com
Visitas:
18017
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.