Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Fernando Torres escriba una noticia?

Código de finanzas públicas

23/10/2010 21:43 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Legitima política de gasto público de los últimos 4 años

Ya aprobó la Asamblea, con el voto de algunos despistados legisladores de oposición, el pomposo Código de Finanzas y Planificación. Falta que el Presidente lo santifique para que, en nombre de las finanzas públicas y de la planificación socialista, entre otras cosas, se desboque el gasto público y se obligue a las entidades financieras privadas a emplear papeles estatales en las operaciones de encaje bancario.

Alguno de los pintorescos diputados de la revolución ciudadana anunció que el Código era una especie de obra maestra, que llenaba el vacío legislativo dejado, en los últimos treinta años, por la vieja partidocracia. La gran pregunta que muchos quisieron hacerle fue, ¿obra maestra u otro fiasco legislativo?.

Ni las leyes ni los códigos, per se, mejoran la vida de los ciudadanos ni levantan estructuras de poder eficientes.

La constituyente de Montecristi, el congresillo y la actual Asamblea han aprobado, en tres años, una cascada de mandatos y leyes. ¿Ha mejorado la vida de los ecuatorianos?. ¿Es el Estado más eficiente y menos abusivo?.

Un mandato constituyente proscribió el trabajo por horas en nombre de la justicia laboral. Otro mandato dejó en el limbo las actividades mineras invocando a la madre naturaleza. En el un caso y en el otro la consecuencia fue una sola: menos empleo, por la disminución de la inversión y la inflexibilidad laboral.

Las universidades tienen una nueva ley. Sin embargo, ésta, en lugar de mejorar la calidad de la educación superior, servirá para que el Ejecutivo tenga injerencia directa sobre los procesos eleccionarios internos.

Está ya en vigencia la Ley de Servicio Público. ¿Logrará reducir el peso del sector público en el presupuesto?. El Estado ha creado, en los últimos tres años, cerca de 100 mil empleos públicos. ¿Qué va a suceder con esos empleos?. ¿Desaparecerán o se mejorarán las condiciones salariales de quienes los detentan?.

Después que se reformaron los códigos Penal y de Procedimiento Penal, ¿disminuyeron los delitos o, por el contrario, la delincuencia desbordó a la Policía y a los jueces?.

Sobran los ejemplos de leyes inútiles.

Le entrega al ejecutivo el manejo discrecional de los recursos públicos

¿Por qué tiene que ser diferente el Código de las Finanzas Públicas y la Planificación?.

Hasta el 2007, estaban en vigencia leyes que no les permitían a los gobiernos gastar sin control y que, más bien, les obligaban a ahorrar parte de los excedentes petroleros. La planificación estatal existía con fines indicativos.

Los socialistas del siglo XXI desconocieron los límites al gasto público y liquidaron los fondos de ahorro de los excedentes petroleros. Con el Plan del Buen Vivir convirtieron la planificación indicativa en planificación “dirigista”.

El Código de las Finanzas Públicas profundiza el proceso derrochador y planificador inaugurado el 2007. Y no se queda allí. Invade campos peligrosos, como el del encaje bancario, al abrir la puerta para que, en lugar de dólares en efectivo, los bancos compren bonos del Estado y los entreguen al Banco Central, entre los recursos que tienen la obligación de depositarlos allí. De este modo, las entidades financieras privadas deberán hacer lo que ha venido haciendo el IESS: comprar papeles estatales para dar liquidez a la caja fiscal. Dado que esta operación se hará en el orden del 70% del monto del encaje (200 millones USD), los defensores de esta tesis dicen que el impacto será ínfimo.

El Código llega al extremo de reformar la Constitución. Los constituyentes de Montecristi, con tono nacionalista y una buena dosis de ignorancia, prohibieron, en términos generales, que el Estado se sometiera a arbitrajes internacionales. En el Código se introduce una extraña excepción para que el Ecuador pueda someterse a esos arbitrajes con el dictamen del Procurador del Estado. De lo que se puede apreciar, los autores del Código no tuvieron otra opción que violar la absurda norma constitucional sobre arbitrajes, a fin de evitar que el Ecuador quedara excluido de contrataciones internacionales. Cuando proveedores chinos, europeos y americanos le exigieron al País que introduzca cláusulas arbitrales en los contratos de equipos, el Gobierno advirtió que en Montecristi se equivocaron.

El Código, si llega a ser aprobado por el Presidente, se convertirá en otra de las pesadas cargas legislativas que llevan los ecuatorianos sobre sus hombros.

Según la economista Margarita Andrade, el Código legitima la política de gasto ejecutada por el Gobierno en los últimos 4 años. No debe llamar la atención que contemple que el presupuesto pueda variar en un 15% por decisión del Ministro de Finanzas, cuando, en la práctica fiscal, en un solo ejercicio económico, se han incrementado los gastos en porcentajes muy superiores a ese.

Lo que sí debe motivar un gran debate es el hecho que los que históricamente se ha considerado deuda pública, en el Código deja de ser tal. Es el caso, de las garantías soberanas que otorga el Estado en los préstamos internacionales.

¿Por qué Los socialistas del siglo XXI han optado por un código y no por una simple ley?. ¿Qué ventanas les abre un Código?.


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Fernando Torres (78 noticias)
Visitas:
11313
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

FYS (29/10/2010)

Como todos los ecuatorianos sabemos se han creado puestos publicos a lo revolucionario siglo XXI". Creo que cada pais debe tener sus reservas liquidas para poder enfrentar guerras o cualquier percance natural, pero en Ecuador se nos esta acabando todos los ahorros estatales, y obligando a la banca privada a valerse solo de "Bonos". Lastimosamente este tipo de gobierno solo esta creando un deficis mucho mas elevado para la proxima administracion.