Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nauticacoaching escriba una noticia?

Coaching; artículo para pensar

05/10/2010 16:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Coaching, una disciplina adolescente

El coaching parece encontrarse en una situación caótica, donde conviven profesionales con formaciones muy distintas y los clientes no siempre tienen muy claro qué se puede esperar de esta disciplina. Frente a este incierto panorama, en la comprensión e interpretación histórica está la clave de la identidad actual y futura del coaching…

Por Leonardo Ravier

En un artículo anterior en MATERIABIZ, presentábamos la situación caótica en la que parece encontrarse la profesión del coaching.

Así, observábamos algunas tendencias como la existencia de coaches con backgrounds muy diferentes y las distintas expectativas de los clientes a la hora de contratar un coach (expectativas que no siempre se corresponden con lo que la profesión puede ofrecer).

Pero, ¿cómo ha llegado el coaching a esta paradójica situación de caos?

Si bien la historia del coaching se remonta hasta Sócrates, la versión moderna de esta disciplina sólo ha adquirido identidad propia en las últimas tres décadas.

La profesión del coaching no fue creada deliberadamente por ningún ser humano particular o grupo concreto, sino que su surgimiento ha sido espontáneo y evolutivo. La disciplina aún se encuentra en fases de desarrollo y definición.

Esta realidad resulta evidente cuando reconocemos que existen, al menos, tres líneas o escuelas de coaching consolidadas, que surgieron y se desarrollaron simultáneamente en distintas partes del globo.

Las líneas de coaching

1) Coaching Norteamericano

La primera línea, que denomino ‘ Coaching Norteamericano’ , tuvo al estadounidense Thomas Leonard como máximo exponente.

Leonard, fundador de las dos asociaciones internacionales más importantes (ICF e IAC, además de Coach University y Coach Ville, entre otros), propone un método eminentemente pragmático.

2) Coaching Sudamericano

La segunda línea, que denomino ‘ Coaching Sudamericano’ , es conocida como el ‘ Coaching Ontológico’ y tuvo como principales exponentes a los chilenos Rafael Echeverría y Julio Olalla.

Esta línea deriva de la obra ‘ Ontología del lenguaje’ de Echeverría, quien interpreta y sistematiza los ensayos e investigaciones de Fernando Flores sobre el diseño ontológico (fundamentados principalmente en M. Heidegger, M. Buber, L. Wittgenstein y J.L. Austin, entre otros). Esta escuela tiene una base, por tanto, eminentemente filosófica.

3) Coaching Europeo

La línea del ‘ Coaching Europeo’ , si bien fue creada por el norteamericano Timothy Gallwey con su teoría de ‘ El juego interior‘ , tiene como principal exponente al inglés Sir John Whitmore.

Más sobre

Esta escuela recibió sus principales influencias de la fenomenología, la psicología humanista y la psicosíntesis, por lo que su base es eminentemente humanística.

Nacimiento y consolidación de las tres líneas

Aunque las bases y desarrollo de cada línea o escuela tiene sus orígenes primigenios en distintos momentos de la historia, es notable cómo surgen en distintas partes del globo, a mediados de los años ’ 90, de forma paralela y ‘ aislada’ .

La International Coach Federation fue fundada en 1994 por Thomas Leonard en los Estados Unidos. Ese mismo año, en Sudamérica se editó por primera vez el libro ‘ Ontología del lenguaje’ de Rafael Echeverría. Un año después, en Inglaterra fue publicado ‘ Coaching for Performance‘ , de John Whitmore.

A partir de allí, cada corriente se ha ido desarrollando y consolidando a nivel internacional.

Ahora bien, las profundas diferencias entre las bases filosóficas, ideológicas y/o teóricas de las corrientes explican tanto el ‘ caos’ existente entre coaches y coachees, como la expansión y crecimiento de la profesión en los últimos años.

El panorama resulta desalentador para algunos, y esperanzador para otros.

Desalentador para quienes creen que el coaching es y seguirá siendo una etiqueta capaz de camuflar cualquier tipo de práctica o teoría de desarrollo personal y/o empresarial. Esperanzador, para quienes creen que dentro de la diversidad existe un común denominador que hace o hará posible que la profesión se consolide bajo una nueva y singular metodología autónoma.

He aquí, por lo tanto, la ‘ adolescencia’ de la profesión. ¿Somos, los coaches y los coachees, conscientes de este panorama, y sus implicaciones?, ¿es posible la integración?, ¿existe realmente un común denominador?, ¿es, o podría ser, el coaching una disciplina autónoma?

Estos serán los interrogantes que intentaremos responder en nuestra próxima entrega en MATERIABIZ, ‘ El modelo teórico emergente del coaching’ , donde describiremos el marco metodológico basado en principios, modelos y competencias singulares respecto de otros procesos de ayuda.

Leonardo Ravier

Doctorando y Master Oficial en Economía (URJC), PDG (UEM). Master Certified Coach (ICF). Autor del libro ‘ Arte y Ciencia del Coaching: Su historia, filosofía y esencia‘ . Presidente honorario de Coaching Corporation Desarrollo Humano S.L. Www.leoravier.com

Nos gustó el artículo y lo publicamos.


Sobre esta noticia

Autor:
Nauticacoaching (90 noticias)
Fuente:
nauticacoaching.com
Visitas:
5763
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.