Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

Clooney, el encantador

08/09/2009 22:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Clooney es encantador. Se le nota en la sonrisa, en la gracia con la que toma Nespreso y en la naturalidad

Clooney es encantador. Se le nota en la sonrisa, en la gracia con la que toma Nespreso y en la naturalidad con la que peina canas. Se diría incluso que está encantado de conocerse. Esto se aprecia por el olor que desprende la envidia (la de los otros a su paso). Es rico, guapo yvive en Como como quiere. ¿Cómo? En Como.

Además su novia se llama Elisabetta Canalis. Así las cosas, y por tercer año consecutivo, el actor desembarcó en el Lido veneciano como sólo él sabe hacerlo: muy metido en el papel de Clooney. Sala de prensa a rebosar y la muchachada excitada desde media mañana. Presentaba, acompañado de Ewan McGregor, 'The men who stare at goats' o, si se prefiere, una comedia, como el protagonista, muy metida en su papel decomedia para listos, es decir, muy consciente de que hace gracia, de que es inteligente, de que su actor principal se llama, en efecto, Clooney.

¿Y que tiene él que no tengan los demás? Más allá de lo evidente, la clave es el autocontrol. Por enésimo año consecutivo, la prensa del mundo se puso de acuerdo para proponer las mismas cuestiones de siempre. ¿Cuándo se casa? "Me remito a la respuesta del año pasado". Después de compartir su vida con un cerdo macho ¿se imagina pareja de otro hombre? "Puedo leer la mente y sé lo que está pensando". Y así, hasta el infinito y más allá.

Hasta hubo un sujeto no identificado que le pidió matrimonio y se desnudó (o al revés). Alguna pregunta con sentido se escapó: ¿Qué le ha pasado en la mano (lucía un aparatoso vendaje en la mano derecha)? "Me he cortado con un papel. Una tontería. No ha sido como en otra ocasión por culpa del béisbol. Lo que queda mejor. Sé lo que está pensando [de nuevo] y debería avergonzarse de pensar esas guarrerías".Qué gracioso, qué risas.

Clooney es encantador. Se le nota en la sonrisa, en la gracia con la que toma Nespreso y en la naturalidad

Un filme de los Coen, sin los CoenMcGregor y Clooney. | Afp

Y así una y otra vez (y lo que te rondaré morena). Las referencias a la lectura del pensamiento vienen a cuento de la película. Grant Heslow, el director, propone, según el libro homónimo de Jon Ronson, un bonito disparate: la existencia en el ejército americano de soldados con poderes paranormales. Entre las capaciades de la soldadesca: leer la mente. Hemos llegado. "Lo realmente divertido es que las partes más estúpidas de la cinta son las más cercanas a la verdad", comenta el propio Clooney.

Lo que sigue es una película de los hermanos Coen, pero sin los Coen. Hasta Jeff Bridges se hace presente en una suerte de reedición del mejor personaje de su carrera (y de todas las carreras posibles): el Nota (o Dude) de 'El gran Lebowski'.

Igual que en las cintas de los directores de 'Quemar antes de leer', la comicidad no es una característica que se desprenda de la simple historia como la carcajada brota de un tartazo. En este caso, el director cuenta con la habilidad del espectador para reconocer las situaciones cómicas y, por tanto, la narración juega a ir por delante. Es decir, se busca la complicidad. Estamos delante del juego elemental en el que uno sabe que el otro sabe, que asu vez sabe que el otro también sabe... Estamos delante de lo moderno, vamos.

Pero no nos enredemos, que la pantalla del ordenador da para pensar lo justo (ya saben, las prisas de las nuevas tecnologías). Lo que queda claro es que Clooney es un experto en esta asignatura. Chiste que acaba, chiste que corona con una pausa seria seguida de un codazo cómplice en forma de sonrisa. Luego la carcajada. El problema se encuentra en la habilidad de que disponga el responsable para administrar con inteligencia la fórmula. Los Coen son genios. Heslow, a juzgar por esta cinta, quizá lo será. Pero, a fecha de hoy, no lo es. Como nadie está libre de envidia (y menos nosotros), diremos que el gran George se pasa: de repente, resulta demasiado consciente de lo 'guay' que resulta. Solución: que vengan los Coen y lo arreglen.


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
3794
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.