Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

¿Una cloaca? El Mediterráneo sube de nivel por el cambio climático, los abusos del hombre y de los Estados

18/05/2011 12:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Desde finales del siglo XX ya se notaba un cambio progresivo en el Mediterráneo: eran más obscuras, más calientes, más tóxicas. Cuando se inventó en el siglo XXI la terminología medioambientalista, los mares interiores (también el Mar Negro y Mar Aral) se convirtieron en cloacas

A finales del siglo XX, el aumento del nivel del mar Mediterráneo fue menor que en el resto del mundo por la presión atmosférica, pero desde principios del siglo XXI los niveles en el Mediterráneo han recobrado el ritmo y parecen acelerarse. Así lo demuestran los resultados actualizados de la segunda edición del libro Cambio Climático en el Mediterráneo Español.

“El nivel del mar en el Mediterráneo sube entre 1 y 1, 5 milímetros por año desde 1943, pero no tiene porqué seguir creciendo así, ya que ahora parece que se acelera la velocidad a la que sube”, afirma Manuel Vargas Yáñez, primer autor del mencionado libro, e investigador en el Instituto Español de Oceanografía (IEO).

El cambio climático y los mares internos

La publicación, que en su segunda edición recoge por primera vez los datos climáticos de 1943 a 2008 a través de un sistema de observación marino único en España y pionero en Europa, confirma que el Mediterráneo se está calentando. También se incrementa su salinidad, y se acelera el aumento del nivel del mar, que desde el siglo XIX ya ha subido unos 20 centímetros.

Sin embargo, “durante los últimos años que se han añadido al estudio a partir del 2005 el aumento de las temperaturas ha sido más suave que a finales del siglo XX, cuando las temperaturas del mar subieron una barbaridad”, señala Vargas Yáñez, quien insiste en la necesidad de estudiar series de datos amplias para demostrar el impacto del cambio climático en el Mediterráneo.

Los cambios que se producen en las temperaturas no sólo se deben a los efectos del cambio climático, sino también a cambios atmosféricos naturales y “normales”. Y a la degradación del Mediterráneo debido a la industrialización de toda la cuenca que vierte sus aguas más negras con residuos industriales a ese mar que es una laguna. Francia, España, Italia y diez de los 16 países que tienen sus puertos e industrias abiertos a ese mar no cuidan para nada del medioambiente. Está además el factor del petróleo cuyos barcos limpian fondos en sus aguas para ahorrarse un montón de dinero. El Mediterráneo es una cloaca como los mares interiores de muchos países no sólo europeos sino asiáticos, véase los mares de Rusia.

“Son cambios que siempre van a ocurrir; la atmósfera y los océanos son sistemas caóticos”, manifiesta el experto.

Lo que el ser humano ya no puede evitar

En la capa superficial del mar la temperatura ha subido a lo largo del siglo XX a un nivel similar al del aire, es decir de unos 0, 7 ó 0, 8 ºC. “Vamos a un ritmo de ascenso de casi un grado por siglo pero no se puede extrapolar para el siglo XXI, porque depende de lo que hagan los seres humanos y no responde sólo a las leyes de la naturaleza”, concreta Vargas-Yáñez.

Aún en el caso de que los humanos emitan menos CO2 a la atmósfera durante este siglo, los países emergentes reduzcan sus emisiones, y la quema de combustibles fósiles baje y se promuevan las economías verdes, “a corto plazo, las temperaturas seguirán ascendiendo”, zanja el científico.

“El clima de la Tierra tiene una cierta inercia. Aunque ahora mismo descendiéramos las emisiones de gases de efectos invernadero a los niveles de los años 90, durante los próximos 30 años el incremento de temperaturas y el del nivel del mar seguirían al mismo ritmo que si no se hiciera nada”, apunta el físico, quien añade, no obstante, que “el futuro está por escribirse, aún podemos arreglarlo”.

Vargas Yáñez y su equipo pretenden continuar con la actualización año tras año de los datos climáticos en el Mediterráneo, y consolidar así el sistema de observación y monitorización. El siguiente paso será presentar un informe similar, pero “más multidisciplinar” y que incluya el estudio del impacto del cambio climático en los ecosistemas del Mediterráneo.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1227 noticias)
Visitas:
7929
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.