Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consejero Espiritual escriba una noticia?

Los Civilizados y los Indígenas: sus diferencias en el consumo de medicamentos

23/03/2011 08:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al parecer ni siquiera estamos enfermos los civilizados, pero hay que estarlo de alguna enfermedad, según los médicos, para ser civilizados y consumir los medicamentos que fabrican las grandes industrias tras nacionales

Existen muchas tribus indígenas alrededor del mundo, principalmente en África, que no conocen lo que es una ciudad urbana, una ciudad donde los civilizados tienen muchas comodidades, a quienes les han hecho creer los científicos que están enfermos, sí, para recetarles los medicamentos que inventan, un medicamento para cada tipo de enfermedad; para ser civilizados debemos estar enfermos y consumir los productos fabricados por las grandes industrias farmacéuticas.

En aquellas regiones de indígenas no conocen ni utilizan nada de los servicios médicos ni del tan cacareado progreso americano, por ejemplo, de Estados Unidos. Son gente que tiene miles de años viviendo así, de generación en generación, sanos por naturaleza o por necesidad, pero son al fin y al cabo, seres humanos igual que todos los existentes en la faz de la Tierra. A quienes no les ha llegado el progreso: gasolinerías, autos, refrescos, medicamentos, narcóticos, estupefacientes, etc. No los necesitan, así como los civilizados, tampoco los necesitan, pero les han hecho creer que sí son indispensables para aliviarse de tal o cual enfermedad, por supuesto ficticia, inexistente en el cuerpo humano.

Países como México, Guatemala, Honduras, Colombia, etc., de Latinoamérica, han sido trabajados psicológicamente para hacerles creer que están enfermos. Miles y miles de nombres de enfermedades que se han sacado de la manga los fabricantes de productos médicos que la gente inocente o ingenuamente admite como sus remedios favoritos. Consumiendo entre todos enormes cantidades de quién sabe qué productos farmacéuticos recomendados por sus médicos de cabecera.

Existía un "Doctor" en el pueblo hace ya muchos años, a quien acudían los campesinos con él para que les recetara algo para el dolor que sentían en su cabeza, en sus piernas, etc., obviamente no tenían nada, ninguna enfermedad, simple cansancio, totalmente sanos, pero el "Médico" no era capaz de decirles la verdad, pues tenía que cobrar la consulta, la cual cobraba cada quince días, pues los citaba de nueva cuenta, inventándoles enfermedades inexistentes. Se dieron cuenta de este engaño cuando fueron a un centro de salud donde les informaron honestamente que estaban completamente sanos, después de los correspondientes análisis clínicos aplicados a cada uno de dichos pacientes.

No existen enfermedades, sólo existen personas que creen estar enfermas, autoengañadas o trabajadas psicológicamente para hacerles creer que poseen alguna enfermedad

Desde entonces estas personas dejaron de asistir con el supuesto "Doctor" y se mantienen sanos, no necesitan consumir ningún medicamento, siendo su alimentación sana, no tienen de qué enfermarse. Así que los indígenas también se mantienen sanos consumiendo los productos que la Madre Naturaleza les proporciona. Nunca han necesitado de medicamento alguno para sobrevivir de generación en generación.

Comprobándose una vez más que las enfermedades no existen, sólo existen personas autoengañadas que creen tener alguna enfermedad. Los que consumen alcohol piensan equivocadamente que con éste van a remediar todos sus males. Los que utilizan drogan es para fugarse de su realidad. Se engañan a sí mismas pero no están enfermas.

Una persona que por consumir camarones en mal estado, se intoxica, se puede considerar realmente enferma y para aliviarse sí necesita de algún medicamento. En estos casos los indígenas utilizan ciertas yerbas previamente conocidas por ellos para sanar al enfermo. Por supuesto que existen otros casos en los que efectivamente los seres humanos nos enfermamos, realmente. Sin embargo, es mayor el número de enfermos engañados, con enfermedades inexistentes, o que existen sólo en su imaginación.

La Cruz Roja, la Cruz Verde, el Seguro Social, tratan casos que concrétamente reflejan una real enfermedad, a los que creen estar enfermos los envían a Trabajo Social, al Psiquiatra, al Psicólogo, a quienes no les queda más alternativa que recetarles "algo" para tranquilizar a los pseudoenfermos.

No se deje engañar por falsos médicos, quienes le hacen creer que está enfermo sin estarlo, consulte a los médicos honestos, aunque en menor cantidad pero sí los encuentra


Sobre esta noticia

Autor:
Consejero Espiritual (12 noticias)
Visitas:
4921
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.