Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Literatura En La Ciudad escriba una noticia?

La ciudad de la alegría: el relato de una esperanza infinita

14/03/2017 20:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEn Lavapiés, una zona del centro de Madrid, hay un sinfín de restaurantesindios. Escogí Anarkoli, en plena calle Lavapiés, porque sentí quesu ambiente luminoso expresaba ese espíritu ecléctico de la India. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroLa India es un país de contrastes. Así lo muestran las películas y las fotos que se consiguen en Internet: las bellezas naturales y los monumentos conviven con el caos, la basura y el sufrimiento. JustamenteLa ciudad de la alegría, libro escrito por el francés Dominique Lapierre, retrata parte de esas paradojas cotidianas. Pero, sobre todo, describe el poder de los seres humanos para hacer frente a cualquier adversidad: a las inundaciones del monzón, a la fuerza arrolladora de los ciclones, al hambre, a las enfermedades y a la muerte.Lapierre estuvo dos años en Calcuta, específicamente en el barrio pobre de Pilkhana, para obtener información de primera mano. Allí conoció a personajes extraordinarios, a un pueblo que no pierde la fe ni en las condiciones más extremas. Los nombres no son reales, pero las circunstancias, sí. Está, por ejemplo, el sacerdote francés Paul Lambert, que decidió dejar su vida europea para adentrarse en los misterios del sufrimiento humano y compartir la cotidianidad con las personas más desheredadas. O el médico estadounidense Max Loeb, que abandonó sus comodidades para ayudar a los enfermos de tuberculosis y lepra, a las mamás con hijos hambrientos y a los que esperan la muerte.imageAnarkoli, así como otros restaurantes indios de Lavapiés, cuentacon imágenes típicas de la India. Esta del Taj Mahal, por ejemplo, me pareció bonita y adecuada para inspirarse y leer la historia. Foto: Zvonimir Ilovaca LeiroTambién está Bandona, una mujer originaria de la región de Assam, que escucha, cuida y ayuda con gestos amorosos. Y todo eso en un escenario de lo más precario: calles que se inundan con el agua de las cloacas, letrinas compartidas, casas pequeñas con ratas y alimañas. Allí, después de muchas vueltas, llega Hasari Pal, un campesino que, como muchos, se vio obligado a abandonar sus tierras afectadas por la sequía para conseguir un poco de sustento en esa "ciudad inhumana". Su empeño inquebrantable le permite mantener las fuerzas mientras duerme sobre una acera, trabaja como un animal tras las varas de unrickshawy se somete a toda clase de ultrajes para mantener a su familia.Se trata de un reportaje maravilloso que retrata con honestidad la cotidianidad de este pequeño sector de la India, sin olvidar, por supuesto, la explicación de contextos más amplios que ayudan a entender las complejidades de este pueblo. Es, en definitiva, un libro perfecto para tiempos difíciles, para apropiarse de la frase del poeta bengalí Rabindranath Tagore, que se cita en esta obra: "La desdicha es grande, pero el hombre es aún más grande que la desdicha".imageLos personajes de este libro luchan por sobrevivir y comer así sea un poco cada día. Según sus testimonios, le agregan mucho picante a la comida para camuflar los malos sabores de los alimentos en mal estado.Este plato, denominadomeat samosa, no es tan picante y es probablemente un lujo para muchoshabitantes pobres de la India, pero es buen acompañante para leer sus historias de fortaleza, pues tiene esa mezcla gustosa y potente de esta gastronomía llena de contrastes. Foto: Ariana Guevara GómezDos fragmentos"En Calcuta, miles de descargadores de los muelles, de coolies, de rickshaws wallahs, de obreros, de muertos de hambre se reunían cada tarde a orillas del Hooghly en torno a los cuentistas. Durante horas, sentados sobre los talones, con los ojos entornados, estos olvidados de la fortuna cambiaban su dura realidad por unos gramos de ensueño"."Entonces vio llegar corriendo a Bandona, con una guirnalda de flores en las manos. Nunca había visto a la joven assamesa en semejante estado de alegría. Sus ojillos oblicuos chispeaban de júbilo. 'Este pueblo de flagelados, de humillados, de hambrientos, de oprimidos es realmente indestructible', pensó, maravillado. 'Su gusto por la vida, su capacidad de esperanza, su voluntad de mantenerse erguido le harán triunfar sobre todas las maldiciones de su karma'".El datoEste libro ganó elpremio Christopheren 1986 y fue llevado al cine en unapelículaprotagonizada por Patrick Swayze.Sobre el autorDominique Lapierre es un autor francés, que ahora tiene 85 años de edad. Ha escrito una buena cantidad de libros, tanto en solitario como en colaboración con otras personas. Entre sus obras destacanChessman me dijo, una confesión del convicto Caryl Chessman antes de morir;Más grandes que el amor, un reportaje sobre los pacientes con sida, los médicos y los avances científicos sobre el asunto;India, mon amour, un relato sobre las vivencias del autor en su amada India; y, entre otros, Era medianoche en Bhopal, escrito en colaboración con su sobrino, el español Javier Moro. También participó en la escritura del guión deMadre Teresa, en el nombre de los pobres, la historia de la Madre Teresa protagonizada por Geraldine Chaplin. Además de su trabajo como escritor, Lapierre hace labores filantrópicas: creó la asociaciónActions pour les Enfants des Lépreuxde Calcuta para organizar los fondos que se destinan a proyectos en esta región del mundo, y que provienen de donaciones de los lectores y de la mitad de los derechos de sus obras.


Sobre esta noticia

Autor:
Literatura En La Ciudad (92 noticias)
Fuente:
literaturaenlaciudad.com
Visitas:
5341
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.