Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es - Motor escriba una noticia?

Citroën DS3 Racing, uno de carreras

31/12/2010 10:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

MICHAEL GEBHARDT / AUTOSCOUT24

  • El DS3 es la versión más deportiva.
  • La división de deporte del motor ha hecho suyo este pequeño utilitario.
  • No sólo ha creado una versión de carreras para la calle, el DS3 Racing, sino que ha convertido al pequeño de la casa en el modelo más deportivo hasta la fecha.
  • Sin embargo, y en contra de todos los rumores surgidos, el pequeño Citroën de carreras no es un modelo especial limitado.

Citroën DS3 Racing

El resultado de la división deportiva Citroën Racing está realmente conseguido. Los franceses cuentan en su haber con cinco títulos de constructores en el Campeonato Mundial de Rallies y su piloto, Sébastien Loeb, pueden sentirse orgulloso de tener ya siete títulos consecutivos de campeón del mundo en sus manos. Además, el piloto de rallies con mayor éxito de la historia también ha participado en el desarrollo del DS3 Racing, ya que este pequeño bólido constituirá la base de su coche oficial para la próxima temporada.

Antes de que el 11 de febrero de 2011 Sébastien Loeb dé el pistoletazo de salida de la nueva temporada de rallies en Suecia, los primeros ejemplares del Racing habrán llegado ya a manos de sus emocionados propietarios. Y con razón están deseosos de recibir su regalo de Navidad, ya que su nivel y calidad quedó demostrado de forma evidente en nuestra primera toma de contacto por el recorrido original del Rallye de Monte Carlo a través de los Alpes franceses.

Naranja chillón y carbono

Estéticamente, el Racing se diferencia del DS3 sobre todo por su llamativa pintura bicolor en negro y naranja y por sus llantas de 18" de serie también lacadas en naranja. Para los que esto les resulte demasiado extrovertido, la casa Citroën también ofrece una pintura bitono en blanco y gris, aunque nuestra opinión es que los colores chillones favorecen mucho más a este pequeño bólido francés.

Sus pedales metálicos perforados, los amplios asientos envolventes con unas superficies laterales quizá demasiado blandas y su acabado en carbono en gran cantidad de superficies interiores son testigos mudos de las pretensiones deportivas del DS3 Racing y nos permiten hacernos una idea de por qué es casi el doble de caro que el DS3 normal (29.990 euros).

Más presión de admisión

Un pequeño vistazo a la hoja de especificaciones no deja lugar a dudas de que el DS3 Racing cumplirá la promesa que nos hace su diseño exterior. Nos referimos a sus 207 CV y a su par motor máximo de 275 Nm entre las 2.000 y las 4.500 vueltas. El tiempo de aceleración es de 6, 5 segundos y su velocidad máxima alcanzará los 235 km/h. Todo esto nos permite soñar con grandes dosis de diversión al volante.

La fuente de su potencia y, por consiguiente, de toda la diversión, es un motor de gasolina turboalimentado de 1, 6 litros que también montaba el anterior modelo superior, el DS3 THP de 150 cv. Sin embargo, para el DS3 Racing se ha aumentado sobre todo la presión de admisión del turbo de 1, 8 a 2, 2 bares, mientras que del resto se encarga una optimización del diagrama característico y un nuevo sistema de escape. Sin embargo, esta fase de amplificación no es del todo nueva, ya que también impulsa, aunque en una versión de 211 CV, al que quizá constituya la competencia más potente del DS3 Racing, el Mini John Cooper Works. En el Peugeot RCZ también trabaja el cuatro cilindros sobrealimentado.

El sonido de los grandes

Inmediatamente después de arrancar, algo que tiene lugar girando la habitual llave de contacto y no pulsando un botón, el propulsor demuestra que los ingenieros de sonido han hecho bien su trabajo. Los dos tubos de escape emiten un sonido discreto, aunque intenso y con cuerpo, que hace que el DS3 suene como si fuera uno de los 'grandes'.

Más sobre

Ausencia total del efecto tubo gracias a la primera marcha de recorrido corto del cambio manual de seis velocidades. Éste tiene un comportamiento bastante preciso, aunque estaría bien que fuera algo más jugoso. En seguida se alcanzan las 2.000 r.p.m. Y el flujo de gases de escape empuja al turbocompresor hasta su máxima rendimiento. El DS3 sale hacia adelante como una exhalación. Tanto que el conductor nota claramente la fuerza de propulsión en el volante de este tracción delantera y, en ocasiones, el sistema antideslizamiento debe impedir que las ruedas delanteras derrapen.

Sistema antideslizamiento con opción de desactivación

Una buena noticia es que un simple botón nos permite desactivar completamente el ESP, una opción que seguramente tendrá una buena acogida entre los conductores más dinámicos. Incluso con el sistema antideslizamiento desactivado, este Citroën de 1, 2 toneladas de peso y con cierta tendencia al subviraje sigue siendo completamente manejable y traza las curvas con una precisión absoluta, aunque la dirección asistida eléctrica bien podría ofrecer una mayor respuesta en su posición intermedia.

Una nueva anchura de vías ampliada en 20 mm y un nuevo tarado de la suspensión que permite acercarse 15 mm más al suelo ofrecen un excelente comportamiento en carretera, mientras que el reglaje de los muelles y los amortiguadores mejoran la agilidad, aunque esto último en detrimento del confort. Sobre todo, los pasajeros sufrirán claramente los pequeños impactos, al mismo tiempo que la zaga se muestra bastante inquieta al pasar por encima de baches y juntas transversales.

Excelente sistema de frenos

Tal y como ya hemos dicho, el DS3 Racing tan sólo necesita 6, 5 segundos para superar la marca de los 100 km/h, lo que le hacer ser igual de rápido que el Mini JCW. Para mantener la potencia bajo control, Citroën ha equipado el eje delantero con unos frenos Brembo de discos de 323 mm que permiten al DS3 Racing detenerse dos metros antes que con los frenos de serie del DS3 THP 150. Una vez que uno se acostumbra a este tremendo impacto llega el momento de aprender a dosificar bien la desaceleración, algo que no resulta muy complicado.

Pese a su enorme potencia, el consumo medio en ciclo EU es de 6, 4 litros de gasolina súper a los 100 kilómetros. Incluso tras nuestra rápida y sinuosa toma de contacto a unos 1.000 metros de altura sobre el nivel del mar recorriendo el Col de Vence, el ordenador de a bordo mostraba un valor bastante adecuado de 9, 2 litros. No obstante, todavía es necesario realizar pruebas para comprobar qué consumo tendrá este propulsor a altas velocidades por autopistas alemanas. Por nuestra experiencia, los pequeño motores turbo tienden a registrar un consumo superior a la media.

Conclusión

Algo menos de 30.000 euros por un DS3 Racing con equipamiento completo (a excepción del sistema de navegación) es mucho dinero. Sin embargo, por este precio obtendremos el Citroën de calle más deportivo hasta la fecha que ha sabido aprovechar de forma evidente la amplia experiencia adquirida de la división de deporte del motor responsable de su diseño en el mundo de los rallies. Su potencia aumentada, su chasis modificado y su sistema de frenos mejorado hacen de él un deportivo perfecto que, pese a todo, también es apto para el día a día. Se plantea la pregunta de si este pequeño Citroën de carreras gozará de la simpatía de los compradores y logrará comerle terreno al Mini Cooper JCW gracias a que es unos 1.500 de euros más barato. Otro éxito deportivo de Sébastien Loeb en la próxima temporada seguro que no vendría nada mal.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es - Motor (297 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1932
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.