Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Popiproperfo escriba una noticia?

Circunstancias y valores frente a la realidad

28/05/2009 14:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dios y nuestra vocación

Asistimos a unos ejercicios espirituales recientemente que nos llevaron a reflexionar sobre la realidad a partir de la riqueza y significado meridiano de las ideas allí expresadas. A veces conviene detenerse un momento en nuestro caminar para ver con claridad en la crisis de valores y económica que sufrimos en nuestros días con tentación a dejarnos llevar por la desesperanza. Decía allí Julián Carrón, vía videoconferencia desde Italia, que las circunstancias por las que Dios nos hace pasar constituyen un factor esencial de nuestra vocación, de la misión a la que nos llama; no son un factor secundario. Todo aquello que nos toca en suerte que nos gusta o que nos desagrada profundamente forma parte de nuestra realidad cotidiana. No podemos evadirnos de ello.

Este es quizás el mundo que se está empezando a desmoronar ahora mismo en nuestras sociedad occidental, en el mundo global. Creíamos en el progreso y la crisis económica pone de manifiesto que ibamos por mal camino. Las conciencias adormecidas y anestesiadas por el afán de lucro desmedido de unos cuantos con una mala planificación nos están llevando al actual atolladero de la realidad controlable. Siempre están los imprevistos en forma de terremotos, enfermedades, ciclones, maremotos etc. Sería deseable que los humanos no contribuyerámos en la parte que nos corresponde a incrementar las posibilidades de lo caótico.

La civilización del espectáculo y de la realidad virtual con el olvido de cualquier valor que no fuera el dinero nos ha dado de bruces con la actual crisis para a lo mejor así despertar la conciencia de todos. La posibilidad de la construcción de un mundo más solidario y real para todos. La ficción norteamericana, desde el problema de las hipotecas, a su cultura cinematográfica expandida por todo el mundo con el marketing de los efectos especiales, presentando la vida como un juego y no como una realidad nos ha llevado a este punto muerto en el que se encuentra nuestra sociedad global. De Africa para que hablar, después de la rapiña del colonialismo parece que queremos que allí mueran todos para luego entrar a saco y seguir robando a modo, como hicieron el rey Leopoldo de los belgas y luego los dictadores nativos que imitaron su comportamiento. Eso es toda una larga historia. Para abrir boca hay que leer Ebano del ya fallecido periodista Kapuscinski.

Diversos analistas tienen la opinión que compartimos que el origen de cualquier crisis como la que actualmente padecemos no proviene tanto de hechos concretos, como hemos señalado algunos, si no que más bien tiene su origen en la falta de diálogo que es lo más humano, en el desprecio al otro y en el asentamiento generalizado de la soberbia individualista y cómo no también de la colectivista. Entre unos y otros a esta situación hemos llegado como responsables de nuestra libertad de acción.

Salir de la anestesia de la virtualidad

Este vivir sin patria que es la globalidad y todas las circunstancias sociales e individuales drámaticas dice Don Giussani, motor de la inspiración de los ejercicios espirituales a los que asistimos, son un factor esencial y no secundario de nuestra vocación . Las circunstancias son parte de la llamada que Dios nos hace para desafiarnos y educarnos. Forman parte del diálogo con el Misterio. Ya lo dijo el escritor André Malraux, el siglo XXI será espiritual o no será. Recuperar las creencias, la Fe y la certeza de la Esperanza a pesar de las circunstancias se impone como una necesidad para los individuos que forman la sociedad. La vida es un diálogo y como hemos señalado cuando no damos su oportunidad nos dirigimos con precisión al fracaso de lo que podría ser de otra manera.

Afirmaba Julián Carrón: Esta Presencia este Tú es el que permite que cambie la circunstancia, porque sin este Tú todo sería nada, todo sería un paso hacia una tragedia cada vez más oscura. Recobrar la esperanza para la acción y vernos de verdad a nosotros mismos y a los demás porque como decía en un librito "Los Dioses de si mismos" (1982) un periodista fatuo, no creemos que sea el camino para recobrar la realidad y salir de la crisis generalizada de valores, económica y de falta de diálogo. Muchos esgrimen siempre críticas pero no aportan soluciones e incluso atentan contra la vida misma. Decía también Carrón : la circunstancia nos llama a Él, es Él el que nos llama a través de ella, es Él el que nos llama al destino a través de cada una de las cosas que suceden.

Es por tanto necesario para todos salir de la indiferencia, del todo vale y afrontar la realidad de verdad y pidiendo a Dios que nos permita ver que nos encontramos en cierta manera anestesiados por la crisis de hoy. Lo necesario es seguir viviendo porque estamos vivos y no podemos continuar hibernando en el sufrimiento y la insolidaridad con nosotros mismos y con los demás. Vuelva el diálogo a nuestros corazones para enfrentarnos de verdad con la realidad desde modos de acción más justos, precisos y eficaces.


Sobre esta noticia

Autor:
Popiproperfo (29 noticias)
Visitas:
9085
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.