Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Felipe Larach escriba una noticia?

El cine se viste de Prada - La relación entre cine y moda continúa con fuerza

08/06/2011 08:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nerea Quevedo – Desde su creación a finales del s.XIX, el cine ha sido conocido como una "fábrica de sueños". Una pequeña ventana desde la que podemos ver todo tipo de situaciones, viajar a los lugares más insospechados, y conocer personajes que jamás podríamos haber imaginado.

Audrey Hepburn, gran icono de la moda cinematrográfica | allposters

Por esto, no es de extrañar que a lo largo de toda su historia el cine se haya servido de un engranaje que mueve al año más potencial económico que la industria del automóvil, y que es fuente de inspiración e ilusión: la industria de la moda.

Marlon Brando ha sido una figura clave en la moda masculina

La experiencia habla de una retroalimentación entre ambas. La moda alimenta al cine a nivel estético. Un icono en esta área es la siempre genial Audrey Hepburn. Tanto en Funny Face como en Breakfast at Tiffany´s, el maestro Givenchy la viste para presentar sus conjuntos, metiéndose directamente dentro del "Olimpo de los dioses" de los diseñadores con más prestigio. Por lo tanto, el cine es un escaparate de la moda.

El cine también alimenta a la moda. Un ejemplo muy claro es la película de Alfred Hitchcook Rebeca, donde Joan Fontaine portaba una chaqueta de punto que a posteriori se denominó popularmente como "Rebeca". O como las bailarinas, denominadas "sabrinas" después de la película homónima de Billy Wilder. Así que, incluso a la hora de crear conceptos, la moda se sirve del cine.

De este modo, se puede deducir la gran influencia que hay entre ambas. El cine es un creador de estilo. Ahí tenemos cómo las camisetas de algodón blancas se hicieron un hueco en todos los armarios masculinos después de la figura de Marlon Brando en Un tranvía llamado deseo. Los guantes que lucía Rita Hayworth pasaron a ser un icono erótico tras Gilda. Incluso muchas tendencias surgen después de algunas películas de éxito. Por ejemplo, la estética colonial a raíz de Memorias de África, la ochentera después de Reservoir Dogs, la vintage con Annie Hall o Love Story. Ejemplos de este tipo hay millones, así que lo que mejor se puede hacer es disfrutar de ambas, porque al final el arte y todo su mundo es lo que nos queda.


Sobre esta noticia

Autor:
Felipe Larach (123 noticias)
Fuente:
itthings.net
Visitas:
5436
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.