Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Abesedo escriba una noticia?

Cine divertido de verdad

18/05/2010 17:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estas peliculas desarrollan un relato rebosante de humor, ironía y sarcasmo, basado en la desmesura, el absurdo surrealista y en un ritmo desenfrenado

Los dioses deben estar locos.

The Gods Must Be Crazy: Año 1980. País Botswana. Director Jaime Uis. Duración 109 minutos. Genero Comedia. Aventuras.

Argumento:

En un lugar de África, una botella de cristal (de Coca-Cola) llega a parar a una tribu y los miembros de la misma la reciben con alegría creyendo que es un regalo de los dioses. La primera historia es la de un bosquimano llamado Xi que vive con su gente en el desierto del Kalahari, lejos de toda civilización. Xi y su gente son aborígenes inofensivos que viven en una comunidad feliz, sin discordias y que piensan que los "dioses" proveen de animales, aves y ofidios para su propio sustento.

Primero todos están interesados y contentos ya que es un material desconocido y pronto se le encuentra variados usos, pero pronto la botella se convierte en objeto de discordia y reyertas nunca antes vividas por ellos, ya que todos la quieren y no hay ninguna más. Xi, uno de los miembros de la tribu, inicia un viaje a través de la sabana para arrojar la botella por las cataratas. Mientras tanto, Andrew Steyn, un biólogo de la zona intentará conquistar a Kate, una profesora que imparte clase en Bostwana. Ambos se verán inmersos en el conflicto bélico-político del momento y convivirán a duras penas, en el desierto del Kalahari.

Criticas:

Brillante y sorprendente. Con una historia totalmente simple y narrada por un documentalista (al menos en la versión en castellano), al comienzo no sabemos muy bien lo que estamos viendo, ya que parece un documental de Naturaleza.

El humorismo inteligente es lo que caracteriza a esta película de Botswana (África del sur), que para muchos es ya un clásico del cine.

Estrafalaria y a ratos desternillante película sobre África y que a veces parece un simple documental. Hay dos historias que se desarrollan paralelamente, una es la del africano y su viaje hasta el fin del mundo; y la otra, la de las personas civilizadas y sus conflictos en la sabana. Destaca la diferencia entre ambas culturas y los distintos problemas que surgen entre ellos.

Sin pretensiones de mayor profundidad sociológica y sin hacer los artificiales elogios del virtuosismo de las culturas “primitivas”, la simple muestra de los contrastes entre dos universos que se mantienen separados —pero que en ocasiones interactúan— aporta los ingredientes necesarios para que se den dos manifestaciones exclusivas de la especie humana: reír y pensar.

Los pobladores originarios del Kalahari —los bosquimanos— por un lado y los nuevos habitantes —“civilizados”— por el otro, a través de su forma de ver el mundo, explicárselo y ubicarse en él, nos van contando historias paralelas en las que, una y otra vez, el absurdo, la paradoja, las extravagancias involuntarias y las incongruencias resultan ser el patrimonio de “arcaicos” y “renovadores”.

En la cinta Los dioses deben estar locos quizá lo más interesante, por desconocido, es ese pueblo de los bosquimanos que a ratos parece pertenecer al mítico paraíso perdido.

En uno de los breves pero igualmente inevitables contactos, los Sans (nombre con que también se conoce a los bosquimanos) reciben del mundo moderno aquello que considerarán un “regalo de los dioses”. Objeto inerte que les revelará la maldad o, por lo menos, la recién conocida ambivalencia en las intenciones y designios de los dioses.

Una película sana, que se mantiene fiel a sus intenciones, aunque nos presenta de manera acertada desde un documental a una comedia disparatada, en la cual nos muestra como la vida apacible y pacifica de una gente que no necesita a la civilización, es destruida por la invasión del hombre blanco.

No sé cuántas veces he visto "Los dioses deben estar locos", pero es tal la diversión que me proporciona, que no me canso de verla.

Humor absurdo aceptable en casi toda la película; y como han dicho, el estilo de narración vuelve la grabación más graciosa, al darle ese toque serio de la voz en off.

Piratas.

Piretes: Año 1986. País Francia. Director Roman Polanski. Duración 116 minutos. Genero Comedia. Aventuras.

Argumento:

La acción tiene lugar en el Caribe en el s XVII. Narra un episodio de la historia del capitán Thomas B. Red, pirata inglés, maduro y grandullón, y de su acompañante inseparable, el joven pirata francés Jean Baptiste, "el sapo". El temido Capitán Red es un pirata que ha estado cuatro años en una isla desierta, y al que todos dan por muerto. Tiene la suerte de tirarse al mar con una destartalada balsa, en compañía de un jovenzuelo francés, y ser rescatados por un galeón español donde se esconde un valioso tesoro (un trono de oro perteneciente a la realeza). Red no tardará mucho en desmantelar todas sus artimañas para producir un motín y apoderase de tal tamaña riqueza

Una gente que no necesita de la civilización

La película constituye un homenaje a los films de piratas clásicos, cuyos estereotipos reproduce con manifiesta simpatía (abordajes, naufragios, motines y búsqueda de tesoros), recordando su escenografía, vestuario y cromatismo.

Criticas:

La peli empieza igual que acaba: soberbia. Me ha encantado, me he divertido mucho con la pareja pirata (el capitán y el renacuajo). Polanski nos regala un film repleto de aventuras, humor, amor, amistad...

Una película que falló en su estreno pero que vale la pena recordar. Recomendable, aunque no hay acción. Es más una historia de personajes.

La cinta desarrolla un relato rebosante de humor, ironía y sarcasmo, basado en la desmesura, el absurdo surrealista y en un ritmo desenfrenado.

El largometraje está muy bien llevado y la historia es bastante buena y recrea muy bien aquellos tiempos gloriosos para el imperio español. Matthau hace una actuación destacable y la música va acorde a las escenas.

La cinta desarrolla un relato rebosante de humor, ironía y sarcasmo, basado en la desmesura, el absurdo surrealista y en un ritmo desenfrenado.

Piratas de es en mi opinión una de sus películas menos conseguidas. Una pequeña decepción dentro de la filmografía de uno de los grandes del cine. Sin embargo a pesar de este aspecto negativo piratas siempre resultará una película graciosa y entretenida.

Es una película excelente que hay que ver con capacidad de sorpresa. Es otro título incomprendido del maestro Polanski, como ha sucedido con Oliver Twist. En ésta también ataca la desigualdad social, pero aprovecha la ocasión para ridiculizar a los aristócratas y hundir en la miseria, más aún, a los pobres... en un fresco divertido y doloroso, divertidamente juguetón, y a la larga profundamente triste.

La vida de Brian.

Life of Brian: Año 1979. País Reino Unido. Director Terry Jones. Duración 94 minutos. Genero Comedia.

Argumento:

En Judea, un niño ha nacido en un pesebre cerca del lugar, y casi en la misma fecha, que Jesucristo. Tres reyes magos, confundidos por esta vecindad, creen que éste niño es el Mesías prometido, pero muy pronto queda evidente que, en realidad, el recién nacido es sencillamente, un desamparado campesino llamado Brian. Sin embargo, la vida de Brian causa mucha conmoción para el Imperio Romano

Criticas:

Delirante y divertidísima comedia que relata, a golpe de carcajada, la vida de un desastre de hombre, contemporáneo de Jesucristo, que es confundido por el pueblo con un mesías. Que nadie se confunda: "Life of Brian" no es una amalgama de escenas absurdas que hacen reir, es una brillante sátira que desborda con un humor maravillosamente inteligente. Obra capital de los geniales Monty Python, su gozosa visión está llena de memorables gags que la encumbran como una de las mejores parodias de la historia del cine.

Comedia transgresora e irreverente, ocurrente y genial, clásico con un humor intemporal que provoca las mismas carcajadas que hace mas de 30 años. La cumbre artística del grupo, posee innumerables momentos a cual más jocoso y demuestra una frescura envidiable que la hacen una película tremendamente recomendable. Por supuesto, más que nunca, visionar en su versión original, ya que la interpretación de varios personajes por cada uno de los actores principales así lo merece.

Son excepcionales los casos en que se puede hablar así de una película, sobre todo tratándose de una comedia (a veces tratada como género menor), pero no sería justo quedarse corto con esta auténtica maravilla que no sólo desencaja la mandíbula, sino que ataca feroz y a la vez sutilmente un tema de esta trascendencia...

Un humor maravillosamente inteligente


Sobre esta noticia

Autor:
Abesedo (68 noticias)
Visitas:
543
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.